Causas y efectos

Respeto a Paso Coyol

*Los licores adulterados
*Prudencia y tolerancia
*Gobierno de polémicas

 

Ante los medios de comunicación la alcaldesa de Córdoba, Lety López Landero, dio a conocer su decisión para convocar al cabildo cordobés, con la idea de presentar su propuesta para dar marcha atrás, al proyecto encaminado a crear un moderno auditorio en los espacios del Parque Ecológico El Coyol, sitio ubicado en el corazón de la ciudad, considerado por ciudadanía como un parque ecológico, en el cual, cotidianamente se practican diversidad de actividades físicas en beneficio de la salud de miles de personas, desde niños hasta ancianos.

El proyecto en referencia desde su difusión recibió apuntes negativos por parte de la colectividad, todos ellos en el marco de una oposición tajante, en la que incluso se refería la determinación de ciudadanos para bloquear las obras si éstas se iniciaban, escenarios que originaron por parte de las autoridades municipales una revaloración sobre el tema, en la que se concluye que la alcaldesa solicitará formalmente al Cabildo el votar en favor de la cancelación de las obras en referencia, todo ello en atención a los señalamientos en contra que públicamente han manifestado diversos sectores de la población.

Y claro que el giro sobre el tema complace a la colectividad, se podría decir sin dudar que a la mayoría de los habitantes que en los últimos años “han hecho suyo” el Parque Ecológico El Coyol, sitio que aparte de lo que representa en torno a la actividad física cotidiana de incontable número de cordobeses, constituye el más importante “pulmón natural” con el que cuenta la cabecera municipal, en el marco de una ciudad que ha perdido enormes ámbitos de áreas verdes, que fueron implacablemente devoradas por la mancha de concreto.

Han sido las autoridades municipales en el transcurrir de décadas, por su desapego a los rangos ecológicos y notorias referencias de ignorancia sobre protección ambiental, las primeras responsables del daño ecológico que afecta actualmente al territorio nacional, hechos en los cuales incuestionablemente aparecen involucrados casi la totalidad de gobernadores e incluso presidentes de la República, todo ellos generadores, por ignorancia, por descuido o incluso por colusión con intereses de taladores, de que México haya perdido incontables espacios forestales y, en el caso de tierras veracruzanas, los casos del Cofre de Perote, del Pico de Orizaba, de la región de las altas montañas y de “las pineras” en las costas jarochas, refieren por sí mismas las dimensiones del daño causado en los marcos de la total y absoluta impunidad.

Las manchas urbanas donde se sustituye vertiginosamente el verdor por asfalto y concreto, han representado una historia dramática aún inconclusa en nuestro territorio nacional, porque lo mismo se ha registrado en Chiapas, En Guerrero, en Michoacán, Puebla o el Estado de México.

Por ello existen causas fundamentadas en los marcos de “la Cuarta Transformación” para que el Gobierno de la República “patrocine e impulse” programas de reforestación, programa claramente sustentado en “la realidad y en la necesidad”, para favorecer con recursos económicos a los campiranos que reforesten espacios al interior de sus propiedades, pero nuevamente surge la detección de irregularidades, cuando se difunde que algunos campiranos han procedido a la tala de árboles para reiniciar la siembra y, con ello, artificiosamente formar parte del núcleo de familias del campo favorecidas con dichos programas “de reforestación”.

En fin, todo México incuestionablemente afronta los efectos de la deforestación desmedida en nuestras tierras, por ello el tema del Parque Ecológico de El Coyol de la ciudad de Córdoba, debe ser considerado como un espacio intocable y responsablemente atendido para -incluso- fortalecer su riqueza ecológica, al tiempo de dirigir la mirada hacia otros proyectos de la misma naturaleza, que pudieran ser desarrollados no sólo en las ciudades sino también en las zonas rurales… Ahí la dejamos.

LO QUE OYE

Que en algunos municipios incluyendo la ciudad de Xalapa, capital del Estado de Veracruz, se han abierto las posibilidades de que establecimientos como bares y centros nocturnos, practiquen rutinariamente la venta de licores “adulterados”, hecho que obviamente contraviene no sólo las normatividades y leyes sobre el tema, sino que constituye un notable riesgo para los consumidores, que incluso podría originar la muerte del incauto consumidor.

Ciertamente el tema no es nuevo, en tanto que tales prácticas han privado en ciertos niveles desde tiempo atrás, pero pareciera que tales aberraciones se han incrementado en casi todo el territorio veracruzano y, ello, debe ser atendido con inmediatez y eficacia, para beneficio de toda la colectividad.

LO QUE SE LEE

Escribe Iván Gidi en las redes de internet: “Señor Presidente, la prudencia es la virtud de la que dependen todas las demás”. “Puede adjetivar y descalificar. Puede, pero no debe. No es digno de su envestidura. No es un ciudadano cualquiera.”

“Que liderazgo tendría si además de honesto y reformador fuera prudente y tolerante”.

LO QUE SE VE

Que efectiva, en apego y desde el punto de vista de algunos especialistas, como se refiere en “MVS noticias”, en el presente año nos encontramos afrontando el arranque más polémico y supuestamente desfavorable, tanto en los ámbitos de la política, como en las esferas de la economía en nuestro país, esos constituyen los panoramas que destacan quienes saben sobre éstos temas… Ahí la dejamos.

Alfredo.ríos1947@icloud

Jornada de salud dental gratuita inicia el DIF de Fortín

ANTERIOR

30 de julio: aniversario de la muerte de Miguel Hidalgo y Costilla

SIGUIENTE

Te puede interesar