Causas y efectos

*PUEBLOS SERRANOS Y EL OLVIDO

*LA DIPUTADA MARÍA CANDELAS
*CÓRDOBA: PASOS HACIA ATRÁS
*FUTURO ECONÓMICO INCIERTO

 

Descendiente de una de las familias orizabeñas de origen europeo más esforzadas, discreta y a la vez notable por la dedicación al trabajo y por su identidad con la colectividad, la hoy diputada local por el distrito electoral 21 con cabecera en Ciudad Mendoza, María Candelas Francisco, refirió que se aprovechará la historia, el folklor, las tradiciones y las bondades de los pueblos de las grandes montañas de la región central veracruzana, para otorgarle un vigoroso impulso a la actividad turística, así como a los diversos ramos de la economía de ésta amplia zona veracruzana, que ha sido rica en historia, en recursos naturales, paisajes y tradiciones, pero que, para superar problemas sociales y económicos, requiere del respaldo con programas eficientes de la administración estatal y de la Federación.

Siempre se ha sostenido que los legisladores, locales o federales, en su ruta como tales, deben sumar a su actividad diversas prioridades paralelamente a lo relativo al trabajo legislativo, en ese sendero se encuentra el ampliar sus respectivos compromisos frente a la sociedad, hacia la búsqueda de más y mejores niveles de desarrollo en todos los renglones, pero primariamente en lo referente a la creación de fuentes de trabajo, de servicios médicos apropiados, de mejores sistemas educativos, de mayores rangos de seguridad que, por su eficacia, frenen los dramáticos escenarios de una colectividad que se duele cotidianamente de los trágicos desmanes ejecutados por grupos criminales.

Todos los especialistas en materia del desarrollo de la colectividad, coinciden en que el hambre y la inseguridad constituyen las pandemias de mayor dramatismo en el seno de una sociedad, en ese sentido, en las sierras veracruzanas como en las de Zongolica, nos estamos acercando a tan dramáticos escenarios, panoramas que también circundan las faldas del majestuoso volcán comúnmente identificado como “El Pico de Orizaba”.

Fue en Orizaba y sus entornos donde creció y se formó la hoy diputada María Candelas Francisco, para ella no es extraña la dolorosa realidad que se vive en los contornos de la montaña más elevada de tierras mexicanas, el imponente y forestalmente devastado Pico de Orizaba, al igual que el panorama de pobreza y angustia que desde antes del polémico régimen de Porfirio Díaz, hasta el ahora intensamente expectante gobierno del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, ha sido el que se refleja en la sierra zongoliqueña, con la cotidiana reproducción de escenas de familias desvalidas, que refieren en su mirada la tristeza, la angustia, la furia y el reclamo de auxilio y de justicia.

Bien por la diputada María Candelas Francisco, quien subraya en su discurso, la apertura de nuevos tiempos con mejores perspectivas, para los municipios enclavados en las grandes montañas, pueblos a los que ella representa como legisladora en el Congreso Local del Estado de Veracruz.

PROSIGUE CÓRDOBA CON

TENDENCIAS A LA BAJA

Y ya que en líneas arriba referimos apuntes sobre la diputada de origen orizabeño preocupada por sacudirle el letargo y el atraso a los municipios cercanos a la ciudad “de las aguas alegres”, pese a las referencias de que toda comparación es “de mal gusto”, valdría preguntar qué hacen funcionarios cordobeses para devolver la tranquilidad y buen ritmo de desarrollo a la ciudad de Córdoba…

Porque ciertamente la inseguridad sacude con rudeza tanto a la ciudad y región de Orizaba como a la de los cordobeses, pero con todo y esa nota roja preocupante para las dos regiones, los orizabeños y municipios de su entorno siguen creciendo económica y urbanísticamente a buen ritmo, mientras que los cordobeses siguen durmiendo “en sus laureles”, laureles que se alcanzaron hace décadas pero que en los últimos 20 años se han desojado como las margaritas… Acordémonos que Córdoba fue una de las ciudades donde mayor número de vehículos se vendían al año y, hoy, ese rubro se encuentra deprimido, lo mismo la compra-venta de casas y ya no citemos agroindustrias como la del café y la caña de azúcar.

Así las cosas, a más de desdorar sus laureles, los cordobeses siguen perdiendo espacios en materia de productividad, originándose los síntomas normales e ineludibles en estos casos, tal como lo es la escases de oportunidades para obtener un empleo y el estancamiento e, incluso, retroceso en materia agroindustrial y comercial.

No se escuchan en Córdoba, ni por parte de las autoridades municipales ni por conducto de sus legisladores, voces de aliento que refieran que volvemos a la búsqueda de recobrar las fuerzas perdidas, por el contrario, pareciera que el desarrollo de orizabeños en lugar de entusiasmarnos y sumarnos para consolidar acciones paralelas, en bien del desarrollo urbano y empresarial, en beneficio de la imagen urbanística cordobesa que invite a nuevos desarrollos, en sustitución de tales retos, nos hemos estancado y cada día se cierran más cortinas mientras que en Orizaba se abren.

Indudablemente, en el marco del sector oficial, del ámbito empresarial y del rubro ciudadano en lo general, nuestra pasividad “muy a la cordobesa” nos está obligando a ejecutar pasos hacia atrás y… ¿Seguiremos en tales términos?

LO QUE SE LEE

Que el estado de Veracruz se encuentra entre las primeras cinco entidades con pobreza laboral, en tanto que más del 50 por ciento de la población, percibe salarios diarios con los que no les es posible adquirir la “canasta básica”, mucho menos pensar en servicios médicos particulares y medicinas.

LO QUE SE VE

Que aparejada a la pobreza laboral en la ciudad de Córdoba, han surgido severos problemas en la zona agrícola regional, como es la preocupante crisis que vine afectando a cafeticultores y a la industria azucarera, así como a los productores de limón y de cítricos en lo general.

LO QUE SE OYE

Que éste habrá de representar uno de los cierres de año más difíciles de la presente década, no sólo por los bajos ingreso en la zona urbana, sino por los problemas registrados en zonas rurales del entorno, hechos negativos que se sumarán a las incertidumbres que se registran en los círculos de la administración pública en diversos municipios, así como de la administración estatal y, obviamente, los números de la federación… Ya veremos.

alfredorioscolumnas@gmail.com

A ver si se abre el proceso de selección en la presidencia de INMUJERES

Anterior

Riesgo de colapso en agroindustria azucarera por desplome en precios

Siguiente

Te puede interesar