Causas y efectos

POLÉMICA PATRULLAS PARA SEGURIDAD

ACLARAR APUNTES EVITA LA CONFUSIÓN
*LAS FUERZAS DIVERSAS DEL PODERÍO
*ESOS LABERINTOS DE LA DIVERSIDAD

Bueno sería que sobre el tema de las 160 nuevas camionetas adquiridas por la actual administración estatal, que serán destinadas al servicio de los sistemas de Seguridad de tierras veracruzanas, el Gobierno del Estado proceda lo antes posible a la tarea para despejar dudas sobre el costo de las mismas, en tanto de que acuerdo a una evaluación ejecutada por un medio de comunicación estatal, esas nuevas unidades según  las cifras referidas por el Gobierno de Veracruz, registraron un precio unitario de un millón 300 mil pesos cada una, cuando en la agencia vendedora (dice la publicación en referencia) cada unidad refiere un valor de entre “511 mil 300 la más austera y 666 mil 600 la más equipada”.

El comentario según el medio de comunicación en referencia, se sustenta en datos investigados en agencias de la marca Ford, por lo que el tema se convierte en polémico y obviamente afectando la imagen de seriedad de la administración estatal.

Sobre el caso es probable que pudieran existir diversas versiones informativas, como es el hecho de que las nuevas patrullas podrían tener modificaciones substanciales en su estructura, como podrían ser refuerzos en sistemas de suspensión y en la potencialidad del mismo motor, equipamiento de blindaje, llantas especiales para tareas de carácter policiaco, equipamientos sofisticados de comunicación y captación electrónica de filmación, en fin, agregados técnicos que son utilizados por organismos de seguridad en muchas partes del mundo.

Las referencias sobre el tema, han reavivado polémicas confusas en las redes de Internet, en las cuales incluso se tocan escenarios de tiempos pasados, como lo es el caso de las videocámaras “que nunca funcionaron” y que representaron para la administración estatal anterior, costos millonarios sin aparentemente beneficios reales para la colectividad.

Todos los sistemas con tecnología de punta  en materia de “equipamiento especial” tienen elevado precio en el mercado tanto nacional como del exterior, que bien podrían justificar los números en torno a los costos que han originado agudos comentarios en las últimas horas, sobre el tema de las primeras 160 unidades móviles que para reforzar los sistemas estatales de seguridad, adquirió la actual administración estatal… Ya veremos en qué termina la historia.

 

LOS HILOS DE LAS MADEJAS

QUE CONFORMAN EL PODER

Desde un punto de vista claramente realista, por más que quien gobierna a los veracruzanos desde el Palacio del Gobierno del Estado, sostenga y predique con fervor que la remoción de quien despacha como Fiscal del Estado, es un requerimiento pragmático, fundamentado en la búsqueda de una real efectividad en ésa área, que es vital para consolidar el objetivo de que todo acto criminal debe de ser castigado conforme lo marcan las leyes, la actual administración estatal no podrá desprenderse de las vinculaciones en los afanes para remover al actual Fiscal veracruzano y que, por Ley, el Congreso refrende a uno nuevo… Y todo ello conforma  una acción que se encuentra entrelazada entre las diferencias de puntos de vistos de vista, de criterios, de estilos y colores, que palpitan entre quien actualmente gobierna al Estado de Veracruz y quien en el pasado reciente lo gobernó.

Dicen en los ranchos: “Mira compadre, no le busques tres pies al gato porque, eso, yo ya lo veía venir”…

Y efectivamente, el pueblo veracruzano en un porcentaje significativo: “Ya veía venir lo que ahora se registra entre quien despacha en el Palacio del Estado y quien ocupa las oficinas de la Fiscalía de Veracruz”.

Pero tampoco deben tales escenografías magnificarse reflejándolas como impactantes “Epopeyas  modernas”, porque lo de un Fiscal como autoridad “claramente autónomo” es una realidad jurídica en nuestra actualidad, pero todavía le resta el que tales rangos de autonomía estén realmente cimentados en los ámbitos de la administración pública, en los cuales, como en muchos otros países del mundo, los laberintos del poder de alguna forma se interconectan en los mundos soterrados, ocultos a la mirada pública, pero reales y vigentes así como contundentes en sus efectos.

Nunca se dude que los niveles del poder, incluso constitucionalmente cimentados, tienen tareas distintas como la de gobernar, legislar y administrar la justicia, pero que por su propia historia y origen, se encuentran entrelazados hacia intereses comunes, como lo es mejorar nuestras leyes para el desarrollo integral, elevar la fuerza administrativa y ejecutiva del gobernante para originar bienestar y, ejecutar los mandatos justicieros para garantizar los derechos de todo el colectivo social, así, ante tales  temas y objetivos, no es extraña “la conveniencia” de que la fiesta se lleve en paz y con recurrentes acuerdos mutuos… Pero si uno de los engranajes se encuentra desasociado, los engranes podrían no funcionar al ritmo requerido y: Ese es uno de los dilemas por los que atravesamos actualmente en las estructuras del poder estatal… Ni de más, ni de menos… YA VEREMOS.

Roban equipo de iluminación a Café Tacuba en la cumbre

Anterior

Teodoro Cano en Xalapa

Siguiente

Te puede interesar