Causas y efectos

Permanecemos estancados

*Dudas sobre México
*Multitudes en bancos
*Canadá: Seguro médico

Tiempos realmente complejos son por los que atraviesa el país, cuando inmersos en un proyecto de transformación que para algunos es correcta y para otros improcedente, todo ello entre ámbitos de inseguridad y de retos confusos, ahora nos topamos  con lo inesperado, como lo son los efectos de una pandemia que quebranta al sistema financiero y siembra dolor y angustias entre la colectividad.

Pareciera que el destino marca precipicios frente al país que fueron conformados por nuestros propios errores, yerros que no podrían ser acreditados sino a la colectividad en lo general, que no logró modificar conductas antisociales la cuales desgastaron los cimientos gubernamentales, dando curso a escenarios de inseguridad, de improductividad y de erróneo manejo presupuestal, que nos han conducido paulatinamente a niveles más cercanos hacia la inestabilidad, que en dirección a la tranquilidad que origina el desarrollo equilibrado y sostenido.

Hoy sumamos a los retos nuevos días atormentados por la pandemia, cuya fantasmal figura pareciera que nos acecha a la vuelta de la esquina, escenarios de espanto que nos refiere la expansión de los riesgos, que pese al listado de defunciones y contaminados, hoy son menores que mañana, preocupación que se incrementa ante los bajos niveles de seguridad que ya registrábamos con anticipación, pero que en el mundo no seden en su escala ascendente y que nos obliga a transitar  entre vientos apocalípticos.

Dicen que cada cual tiene el país que se merece, pero no es del todo correcto coincidir con tales apuntes, porque nuestra descendencia, las nuevas generaciones que apenas inician sus miradas hacia el mundo que los rodea, nunca se merecieron el país que les estamos entregando, abismalmente distinto al que nos heredaron nuestros ancestros, cuando jugar en la calle representaba uno de los mayores placeres de aquellos que dominaban las canicas, los trompos o el tacón sobre los cuadriláteros encalados.

Desde pequeño escuchaba decir que todo tiempo pasado resultaba mejor que el presente, nunca pude imaginar o concluir que tal expresión pudiera registrar visos de veracidad, pero pareciera que nuestros viejos resultaban sabios y, “sus decires” se encontraban soportados por la experiencia y hoy, se podría asegurar sin duda alguna, que no disfrutamos de los niveles de tranquilidad que nos heredaron nuestros padres, tesoro que demeritamos y cuyos efectos negativos ahora los registran nuestros descendientes…

Violencia y sensación de inseguridad, escasez de fuentes de trabajo, carestía y despojo de bienes de la nación, sumando ahora una nueva pandemia que incrementa nuestras angustias y temores, no constituyen el país que soñaron y anhelaron nuestro hijos, un país preñado de retos y complejidades, que los adultos de manera indolente fuimos registrando sin dimensionar la urgencia de ejecutar un golpe de timón, para reencontrarnos con lo perdido y redimensionar positivamente el presente y futuro del país.

Hoy, en los marcos de la Cuarta Transformación se nos intenta convencer que se está redirigiendo al país, para reencontrarnos con los proyectos y acciones que extraviamos en el camino, pero al igual que ayer, la violencia trota sin freno por el territorio nacional, la pobreza flagela a millones de mexicanos que crecieron sin una ruta que los indujera hacia el bienestar, la escasez de oportunidades de empleo incluso se agudiza ahora con la presencia del coronavirus, al tiempo que prosiguen las señales negativas que originan angustias cotidianas entre amplios sectores de la población.

Mucho tendremos que sumar para lograr superar las barreras que nos detienen hacia un país de prosperidad, pero hoy la prioridad es superar los efectos de la pandemia, ya posteriormente habremos de revaluar si los senderos por los  que transitamos son realmente esperanzadores o si, cual sentencia infranqueable, forman parte de los efectos penitenciarios de nuestros propios pecados… Ya veremos    

LO QUE SE LEE

Causa extrañeza tanto en círculos de especialistas norteamericanos, al igual que en España e incluso en diversos países latinoamericanos, lo que pudieran resultar como “excesivos niveles de confianza” por parte de las autoridades mexicanas, en lo referente a medidas preventivas para blindarse en mejor forma ante los avances de la pandemia que amenaza al mundo y que, en países como Estados Unidos, con todo y sus notorios sistemas de salud, algunos de ellos aparejados a notables avances tanto de investigación como de tecnología, se califican como de elevado rango de emergencia, mientras que en ámbitos del territorio mexicano se advierte una especie de “compás de espera”, en una etapa (como es la  inicial) que reclama estricta atención, así  como acciones preventivas que han sido claramente referidas por especialistas en círculos internacionales.

Bien vale apuntar que las autoridades médicas integrantes de la Cuarta Transformación, suman su total acuerdo en torno a las prácticas aplicadas en el territorio nacional ante los crecientes niveles de contagio, pero de la misma forma tanto especialistas como funcionarios púbicos de otros países, dejan entrever la posibilidad de que los operativos en nuestro territorio no resulten con la efectividad requerida y que, como resultado de ello, se multipliquen los niveles de contaminación, lo que incluso podría registrar impactos en la misma forma en países circunvecinos, todo ello originado por los aparentemente endebles filtros y medidas médicas de emergencia practicadas en el territorio nacional… Esperamos  que tales pronósticos no se conviertan en una realidad insalvable.

LO QUE SE VE

Guiados tanto por la urgencia de obtener dinero, así como por rangos de escaza cultura sobre operaciones financieras, cientos de habitantes de Córdoba y de municipios aledaños, de hecho se apoderan de instalaciones bancarias con filas interminables, ante los cajeros de los que disponen en las oficinas bancarias, escenarios que se registran tantas veces como se conozca de la realización de depósitos en beneficio de jubilados y adultos mayores.

El hecho, por sí  mismo refiere que son incontables las familias que en la región central veracruzana prácticamente “viven al día” y que, miles son los que se encuentran atentos a cualquier señal que pudiera indicar el registro  de un nuevo depósito en su beneficio, escenarios que reflejan con todo realismo, un panorama de permanente preocupación que priva entre miles de familias habituadas a vivir “al día”, referencia que no resulta ajena para los políticos siempre a la casa del voto ciudadano.

Es irrefutable que es precisamente en tales ámbitos, en el de la necesidad y la pobreza, que adquiere mayor presencia el clientelismo electoral, que sigue registrándose como una esencia insoslayable de la vida política en el territorio nacional.

En los mismos contextos varias instituciones bancarias como Citibanamex y BBVA han procedido a la reducción en el número de sucursales, lo que pareciera una acción estratégica para evitar que la creciente cadena de oficinas pudiera convertirse (ante los tiempos actuales) en ámbitos fuera de control   

LO QUE SE OYE

Que en el las tierras canadienses se han girado instrucción a mexicanos ubicados en esas tierras, que de no contar con seguro médico de inmediato tramiten su salida del país, en tanto que las autoridades locales no absorberán los gastos médicos que en esos marcos se registren por parte de extranjeros en tierras canadienses.

De acuerdo a informaciones sobre el tema, se asegura que son muchos los mexicanos que en tales condiciones prestan sus servicios tanto en ciudades como en las actividades agrícolas, siendo muchos los ingresos que en México se reciben por los envíos que tienen su origen en Canadá… Ahí la dejamos.

Y así quiere ser alcalde de Xalapa

ANTERIOR

LA GUERRA DEL GRUPO CARRANZA CON EL GRUPO SAYULA

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR