Causas y efectos

Los trenes en tierras jarochas

*”El Tuca” desvió la atención
*Reorientar estilo educativo
*Urgente rescatar seguridad

Es incuestionable que el proyecto propuesto directamente por el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, para dotar a la capital del Estado de un tren de pasajeros que intercomunique a Xalapa con los muncipios de Coatepec, Banderilla y Emiliano Zapata, constituye una propuesta de sobresaliente impacto en tanto que, de manera incuestionable beneficiara a los habitantes de una de las regiones más pobladas en tierras veracruzanas, al tiempo que dicho servicio podría, si se actúa con imaginación y la apropiada creatividad, cimentar con marcada solidez el renglón turístico de La región.

Y es que paralelamente a lo referente con el renglón de ingeniera para dotar a esos espacios de un apropiado y seguro servicio de transporte colectivo, lo que se podría sugerir de inmediato a la administración estatal y a los municipios directamente vinculados con tal propuesta, es el sumarse y sumar a tal proyecto, diversos programas de atracción turística que aparejados al novedoso sistema de transporte, favorezcan un ensanchamiento de la actividad turística y comercial, que sea generadora de una mayor actividad financiera y con ella más y mejores fuentes de empleo.

El referido proyecto del tren con alcances regionales, no sólo debe contemplarse por parte de su impulsor (que es el actual Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez) como un sistema de transporte colectivo para los habitantes de la región en referencia, sino que aparejado a ello debe buscarse la forma de convertirlo en un instrumento para impulsar la actividad comercial, industrial y turística, o sea, la sugerencia aquí planteada, es que ese nuevo instrumento de transporte colectivo, sea aprovechado de manera integral, no sólo para facilitar el traslado de los habitantes de la amplia extensión en referencia, sino que de la misma forma y al mismo tiempo se sume al proyecto un plan, un real programa y atractivo objetivo de rangos turísticos, que permitan de manera eficaz impulsar ésta industria para reactivar la economía regional.

En muchos países y regiones del mundo, la “joya de la actividad económica” lo es la atracción turística, considerada como una vigorosa industria “pero sin chimeneas”, tal característica con frecuencia la olvidan o ignoran los funcionarios de municipios, estados y países como el nuestro, pero en los sitios dónde tal ignorancia no se ha presentado, se advierte con notoriedad que de la actividad turística viven infinidad de familias y los ejemplos son claramente comprobables.

Por ello debe entusiasmar a los municipios en referencia, que el Gobierno de Veracruz, en una acción claramente positiva, anuncie que se buscará crear un tren de pasajeros que interconecte a los municipios de Xalapa, Coatepec, Banderilla y Emiliano Zapata, acción que de igual forma bien podría aplicarse entre los municipios de Nogales, Río Blanco, Orizaba, Ixtaczoquitlán, Fortín, Córdoba y Amatlán de los Reyes, al igual que restablecer el servicio de tranvías en el puerto de Veracruz, pero ahora ampliándolo hasta Boca del Río y la región costera de Alvarado, propuesta que indudablemente generaría beneficios significativos tanto para la actividad turística como para el transporte de pasajeras en la Riviera veracruzana.

De realizarse el proyecto xalapeño en lo referente al tren regional, incuestionablemente los resultados serán exitosos y lo mismo se registraría si a ello se agregan acciones en el mismo sentido en las regiones de Córdoba y Orizaba, así como en las de Veracruz- Boca del Río y Alvarado… Ya veremos.

LO QUE SE LEE

Persisten los comentarios entre la afición y comentaristas del ramo futbolero, sobre la desafortunada determinación del equipo de futbol Tigres, que decidió anotarle goles a un indefenso Tiburones Rojos del Veracruz, cuando los jugadores del equipo porteño (último en la tabla de posiciones del futbol mexicano) decidieron mantenerse en estado de indefensión por varios minutos, en protesta por las irregularidades que se están cometiéndose en contra de los jugadores… El hecho tomó mayores dimensiones con rango de desprestigio para los “Tigres”, cuando en otras canchas diversos equipos como el “Cruz Azul” y “Monarcas”, decidieron quedarse inmóviles en el transcurrir de un minuto, en solidaridad con los jugadores del equipo jarocho, determinación que la mayor parte de la afición y jugadores de casi todo el país aplauden y respaldan.

Muchos son los que se preguntan en distintas regiones del territorio nacional: ¿Qué necesidad tenían los “Tigres” para anotar goles ante un equipo que se encontraba en claro estado de indefensión?… Y que, a más de ello, no ha ganado ni un solo partido en lo que va de la temporada, circunstancia compleja que obligó a los jugadores  a manifestarse manteniéndose inmóvil por tres minutos, como un reclamo público ante la afición “por los adeudos” que aseguran tiene pendiente la directiva con los integrantes del equipo.

Las críticas por tales escenarios se han extendido y, en esos marcos, muchos son los que dirigen la mirada hacia el aguerrido entrenador felino identificado como el “El Tuca”, quien indudablemente desdoró su imagen ante la afición, no sólo de la región veracruzana, sino de todo el país…

Por otro lado, no faltan quienes comenten que lo del “El Tuca” le fue útil a los simpatizantes de la “Cuarta Transformación” porque, con su desatinada instrucción, de alguna forma se distrajo la atención sobre algunos problemas que se advierten en el país, sobre todo los derivados como resultado de la más famosa liberación no ordenada por un Juez, que ha sido ejecutada en las últimas décadas por las fuerzas armadas del territorio nacional… Ni dudarlo, tiempos polémicos atravesamos en tierras mexicanas.

LO QUE SE VE

Por más que en niveles del sector oficial o educativo se eleven argumentos refiriendo que, en el marco “neoliberal” no se originaron los yerros y las desviaciones que desgastaron los niveles del sistema educativo en el país, los hechos, la cruda realidad siempre reconfirmará que, tales apuntes, se encuentran ineludiblemente fincados en la realidad, en tanto que en las últimas décadas, el desplome en la disciplina magisterial y en la vocación requerida para ejercer el apostolado como educador, como formador insustituible de las nuevas generaciones, se ha quebrantado en significativo porcentaje en los centros escolares de nuestro territorio nacional.

Porque nadie puede contradecir que un notable porcentaje (en tanto que no son todos) de los actuales maestros del sector público, arribaron al magisterio más para heredar plazas sindicales o para garantizar un trabajo “con mayor seguridad”, que por anidar en ellos una vocación hacia lo que antes se conocía como “apostolado educativo”.

Ciertamente hoy en día, son menos los actuales “apóstoles de la educación” que quienes, desde sus inicios, contemplaron tal actividad como parte de una “herencia familiar” o simplemente como una vía para lograr una plaza laboral de rango  sindical, que les permitiera asegurar un apropiado rango de vida y derechos sindicales que muchos otros sectores nunca lograran obtener.

Ha sido (llamémosle así) la improvisación de maestros “forjados” pese a no caracterizarse por un perfil apropiado, lo que ha originado de manera vertiginosa en los últimos años, un declive claramente significativo en la capacidad del sector magisterial, para mantener y consolidar niveles de mayor eficacia y mejores resultados en los ámbitos educativos del territorio nacional, escenarios que reclaman la obligada reorientación en tales renglones, rutas que deben ser calificadas como esénciales para, efectivamente reestructurar la educación en todo el territorio nacional.

LO QUE SE OYE

Que los niveles de inseguridad en muchas regiones de la Entidad Veracruzana, para no referir que en todo el territorio del Estado, sigue registrando índices alarmantes, situación que no es efectivamente privativa de nuestras tierras, pero que indudablemente refiere en algunos índices como en el tema de feminicidios, secuestros y levantones, cifras que siembran profunda preocupación y agudo temor entre familias de las diversas áreas que conforman la Entidad.

Los apuntes en éste sentido deben ser atendidos con mayor eficacia por parte de las autoridades, antes de que los procesos hacia la descomposición social que se reflejan con marcada intensidad, resulten imposibles de frenar y generen (como ya se advierte en algunos puntos de nuestras tierras) agudo e incluso alarmante nivel de desempleo, así como de total desconfianza del sector financiero para reponer las plazas laborales que se están perdiendo.

Es importante y urgente, que se restablezca la sensación de seguridad para Veracruz, antes de que sobrevenga el caos del que ya estamos significativamente cercanos… Ahí la dejamos.                         

¿Estuche o al horno?

ANTERIOR

Desestiman logros de científicos mexicanos y del GTM

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR