Causas y efectos

La transformación salarial

*Quebrantos campiranos
*¿Qué pagamos el muro?
*Economía e Inseguridad

Ciertamente uno de los temas de mayores referencias en torno a losestilos y prácticas de la autocalificada como la Cuarta Transformación, lo hasido la disminución de salarios de funcionarios federales, comenzando por losingresos que en los últimos años se registraban tanto en el ámbitopresidencial, como en lo referente a funcionares federales de alto nivel, gobernadores,Senadores, Diputados e incluso alcaldes y ediles en lo general.

Muchos son los casos que la colectividad identifica, en los que unalcalde y ya no se diga gobernador, senador y funcionarios de todos losámbitos, han resuelto su situación financiera tanto para el presente como parael futuro, cadena de enriquecimiento del que no se han sustraído inclusoPresidentes de la República, algunos de los cuales, en el transcurrir de susrespectivas gestiones originaron escándalos que inundaron los medios decomunicación, con referencias de excesos en el uso de recursos públicos para subeneficio personal.

Aseguran quienes de éstos temas saben, que una de las primordiales causasque dieron origen a “un golpe de timón” en las pasadas elecciones celebradas enMéxico, lo fue precisamente el inapropiado uso indebido de los recursospúblicos y, no sólo en los ámbitos de la administración federal, sino que talesescenarios se han registrado de igual manera en los municipal y estatal, referenciasque por sí mismas sentencian sobre el elevado nivel de abusos cometidos en elmanejo de los recursos públicos.

Y es preciso referir que tales prácticas deleznables al interior de lavida política del México actual (me resisto al criterio generalizado del Méxicode siempre) constituyen incuestionablemente las causas fundamentales queotorgaron curso a un México que manifestó su desacuerdo y protesta en las urnas,hecho que favoreció el surgimiento de una auto proclamada “CuartaTransformación”, la cual se empeña en insistir en la voz presidencial y loscoros en su entorno, que llegaron los tiempos “de la transformación”.

Y ciertamente existen, se observan, se sienten e incluso se palpan,cambios de estilos, de formas y de prácticas, ni dudas quedan sobre ello… Perolo que aún se encuentra pendiente es, si tales panoramas efectivamente nosconducirán hacia un México de mayor prosperidad, de notoria tranquilidad, demejores ámbitos para el beneficio y saludable desarrollo de nuestradescendencia.

Porque apuntémos con claridad que, en los tiempos actuales, al margen deque ya no existe avión presidencial, se ha ordenado que quienes sirven al país(salvo contadas excepciones) viajen con boleto pagado y no en unidades aéreascon costo al erario, agregando a ello que “Los Pinos” dejó de existir como CasaPresidencial; que nadie en el sector público gane más que el Presidente; que yano opera “la poderosa Policía Federal” siendo sustituida por la GuardiaNacional, integrada por elementos emergidos del Ejército Nacional; que sebrindan respaldos federales contantes y sonantes para que empresarios contrateny capaciten a los aprendices; que se sufragan con recursos públicos programasde reforestación y cultivos en lo general; que se aplican con eficacia losapoyos económicos para los adultos mayores, sean jubilados o no… En fin, “Latransformación” anunciada por el actual Presidente de México se encuentra enmarcha, ciertamente en sus inicios, pero con acciones y hechos que lacolectividad respalda por vía de las encuestas, que sin distinción y conpuntuaciones cercanas una de la otra, todas las casas encuestadoras favorecenla buena imagen del actual régimen federal.

Claro que también se registran disparos en las cifras delincuenciales,panorama dantesco que se ha incrementado, con terroríficas cifras en lorelativo a secuestros, asaltos, extorciones, desapariciones y asesinatos,hechos que sacuden a la colectividad y enmarcan escenarios en desacuerdo, quecon todo y su real dramatismo, no han logrado disminuir significativamente lasopiniones ciudades en beneficio de la imagen presidencial.

Las simpatías en el seno de la sociedad hacia la Cuarta Transformación,continúan siendo numéricamente superiores a las de recientes Presidentes deMéxico, lo que deja entrever que pese al crecimiento delincuencial y tendenciashacia la baja en materia de productividad, empleo y poder adquisitivo, en elmarco del conglomerado social las mayorías respaldan los actuales programaspresidenciales y su visión sobre el presente y el futuro del país.

Claro que para significativo número de mexicanos del sector empresarial,del ámbito político partidista, así como del renglón eclesial, laboral y enespecial núcleos de analistas de connotado reconocimiento, los ámbitos por losque transita actualmente el país en los marcos de la “Cuarta Transformación”,refieren “factibles tropezones” frente a sí, que podrían originar angustiasmayores y descalabros superiores en las plataformas de productividad,estabilidad financiera y tranquilidad social.

No faltan quienes insisten en que estamos transitando entre el “yasentenciado liberalismo” que hoy recibe las espaldas del “sistema de laTransformación”, para tomar las rutas “del populismo”, cuyos efectos endiversos países resultan momentáneamente gratos, pero que con el transcurrirdel tiempo agudizan los problemas macroeconómicos, para transformarse en unapesadilla socioeconómica como las que actualmente atraviesan países comoVenezuela, Honduras e incluso Cuba.

Ante la  opinión de unos yversiones de los otros, el panorama en México prosigue entre interrogantes que(ojalá y sea para bien) sólo se dilucidará con el transcurrir del tiempo y,obviamente, del sexenio… Ya veremos.

LO QUE SE LEE

Dos regiones mágicamente productivas en tierras veracruzanas lo han sidoAlto Lucero y Actopan, municipios tradicionalmente abundantes en laproductividad agrícola que, por los cambios climáticos originados ante daños causadosa la ecología, dicha región que fuera un vergel con enorme productividad decaña, maíz, frijol y otros productos, agregando a ello ganado lechero, hoymalbarata las cabezas de ganado al mejor postor, antes que mueran por loscampos sin pastizales y los caudales en prácticamente permanente sequía.

Rabia, indignación y pena deberíamos de sentir ante nuestrairresponsabilidad, al no tener los tamaños para defender el medio ambienteevitando la contaminación y la depredación, hecho que está convirtiendo a dicharegión (como a muchas más) en elevado estado de emergencia, agobiada por lassequías que el propio hombre ha fomentado ante la irreverencia hacia laprotección de nuestro propio habitad.

LO QUE SE VE

Se han difundido informaciones en redes de Internet, en las cuales seasegura que “México está pagando por elMuro que construye el Gobierno de Norteamérica”… Preciso es que por laimportancia de tal apunte, de inmediato voces autorizadas o incluso el propioPresidente de la República, aclare tales referencias que en nada benefician laimagen del país en los ámbitos internacionales, escenario que podría originaracciones o apuntes que obviamente sembrarían desconcierto internacional,manchándose de manera irremediable el prestigio de nuestro país.

LO QUE SE OYE

Que uno de los reclamos que suma mayor número de coincidentes en tierrasmexicanas, es que no han sido suficientes las medidas de seguridad aplicadas enel actual sexenio, para frenar la cadena delictiva que siembra dolor, angustiay temor, al tiempo de genera una ola de reacciones adversas en contra deldesarrollo integral del país, incluyendo efectos negativos en el extranjero queafectan actividades vitales para  ampliosector de mexicanos , como lo es el turismo y las posibilidades de inversionesen el territorio nacional.

Ya es tiempo de que se logren avances significativos en el renglón deseguridad, antes que nos califiquen en el exterior como territorio norecomendable para invertir o vacacionar, al tiempo de que las empresas internacionalesy nacionales tiendan a la reducción como resultado de lo mismo… Ahí la dejamos.          

Segob y padres de niños con cáncer pactan mesas de trabajo

ANTERIOR

Policía del IPAX herido al chocar contra auto en distribuidor vial de La Luz

SIGUIENTE

Te puede interesar