Causas y efectos

La pandemia económica

*El humo y el virus
*Castigo a saqueos
*¿Paro de urbanos?

Efecto directo del temor que genera el que pudiéramos resultar contagiados de la pandemia que alarma a la  población mundial, es el que los niveles de la elevada circulación vehicular que cotidianamente invaden calles y avenidas de los municipios veracruzanos, en los últimos días ha decrecido de manera significativa, pese a que el precio de la gasolina ha disminuido en algunos expendios hasta tres y dos pesos por litro, lo que en realidad tenía mucho tiempo que no se registraba en tierras mexicanas.

Otro notorio renglón a la baja lo es la disminución de consumidores tanto en los centros comerciales como en los mercados tradicionales, escenarios cuyos efectos golpean de manera severa la actividad comercial, lastimando negativamente los ingresos tanto de las locatarios y ambulantes de mercados populares, como de las tiendas y los centros comerciales.

Y como consecuencias de lo mismo, ya existe preocupación entre los empresarios del ramo restaurantero y hotelero, dado que de igual forma, han sido impactados con el decrecimiento en la demanda de sus servicios, situación que podría calificarse como repetitiva en la mayor parte del territorio veracruzano y obviamente del país.

Los datos en referencia, hacen pensar que el coronavirus también marchita los ámbitos financieros del país y obviamente del mundo en su totalidad, en tanto que su presencia tiene como efectos colaterales de significativo daño y de manera contundente, en los múltiples renglones de la actividad económica en lo general, escenarios que permiten predecir que sobrevendrá un desplome en los niveles de empleo, transformándose el coronavirus también en una pandemia económica que, por lógica, alcanzará niveles de afectación en todos los ámbitos, pero con mayores dimensiones en los sectores más desprotegidos del renglón comercial.

Si usted en la región central veracruzana tiene obligadamente que hacer acto de presencia en zonas comerciales, podrá observar que los niveles de actividad han decrecido significativamente e incluso, ya se escuchan comentarios en el sentido que podría registrarse como medida preventiva por parte del sector patronal, acciones encaminadas a la eliminación momentánea (hasta que las cosas se normalicen) del número de empleados, escenarios que no se habían registrado en los  últimos años y qu, irremediablemente colocará en situación de angustia a numerosas familias mexicanas.

Es una realidad de que “la otra pandemia” a la que nos referimos, podría resultar de características elevadamente preocupantes para millones de familias en el país, panorama que es preciso sea registrado con todo realismo por parte de las autoridades municipales, estatales y federales, con la idea de anticiparse en el diseño de programas especiales, que representen una oportunidad de subsistencia para quienes pudieran resultar afectados por los recortes de personal.

Desde mi niñez y posterior adolescencia, escuchaba en las excelentes escuelas confesionales en las que registré la oportunidad de estudiar, una expresión latina de orígenes ancestrales, que traducida al español refiere: “Después de la fiesta… Viene la peste” y,… Ello pareciera un escenario que refleja actualmente a nuestro país, en donde después de un golpe de timón ejercido por el electorado para arribar a la fiesta de una Cuarta Transformación, que aún se prosigue celebrando, inesperadamente se presentó la peste del coronavirus proveniente de la lejana China.

Y las pestes siempre traen consigo sus propios flagelos, la imposibilidad de atender con efectividad a quienes resultan afectados por el número creciente de pacientes, las complejidad que constituye frenar el desarrollo de las pandemias por ser sus características desconocidas, el reto de afrontar el complejo panorama de salud sin originar afectaciones a la actividad empresarial, incluyendo el ámbito comercial que suele ser uno de los primeramente alcanzados por los daños colaterales, como está aconteciendo actualmente, cuando el consumidor tanto por su aislamiento como por su desequilibrio financiero, disminuye su habitual ritmo de consumo en mercados, tiendas y centros comerciales, lo que a su vez contrae la actividad económica y debilita las fuentes de empleo, surgiendo los lamentables eslabones de la contracción laboral que origina cancelación de plazas y desempleo.

Siempre se ha sostenido que las plagas y las pandemias también contaminan la economía de los pueblos, por lo mismo no causa extrañeza que en México ya se hable no sólo de la reducción en plazas laborales, sino de la misma forma de la contracción de la economía en lo general y, así las cosas, los sectores más desprotegidos son los que mayormente impactan negativamente las secuelas de “las pestes”, tanto por el número de “contaminados” por el virus, como por el número de “afectados” por el quebranto económico.

Tiempos crudamente complejos y extremadamente delicados se registran en México (y en muchos otros países) por los escenarios causados ante el arribo del agresivo coronavirus y, lo peor es que de acuerdo a los especialistas, apenas nos encontramos en el inicio del complejo reto, negativo panorama que resulta apropiado para adoptar la cinematográfica expresión que refiere: “Que la fuerza te acompañe”.

LO QUE SE LEE

Que el humo del cigarro es uno de los mejores portadores para trasladar el coronavirus hacia un nuevo infectado, que obviamente correrá el peligro de muerte, así lo están sentenciado especialistas de todo el mundo, advirtiendo que el humo del tabaco (no se han referido a la mariguana) es un facilitador para acercar el virus hacia otras personas, por lo que se recomienda a la población que de inmediato se aparten de ambientes donde se encuentren adictos al tabaco.

Los médicos señalan que mientras más se respeten por parte de la población las indicaciones sobre el tema del coronavirus, mayores serán los resultados para disminuir y contener la pandemia que amenaza a la colectividad por entero, pero en especial a los niños y ancianos… “Di no al cigarro”.

LO QUE SE VE

Que ante referencias por vía de las redes de internet estimulando al saqueo de comercios, ello originado por aparente miedo a una supuesta escasez, pese a que no existen condiciones para tales escenarios, las autoridades de Veracruz advierten que toda aquella persona (sin distinción de sexo e incluso de edad) que participe en el saqueo de algún comercio, sin importar las características del mismo, será detenido y presentado ante las autoridades competentes para que responda por los delitos que se le imputen y, en el caso de los menores, podrían ser ingresados a centros de reorientación y readaptación social.

Las referencias sobre el tema se fundamentan en las leyes vigentes y ya existen instrucciones a los cuerpos de seguridad, tanto estatales, como municipales y federales, para que en caso de presentarse un escenario de tal naturaleza, procedan de inmediato conforme las instrucciones que sobre el tema ya se encuentran en poder de los mandos de seguridad… “Cuidado”

LO QUE SE OYE

Sería realmente un golpe severo a la actividad económica y social, el que el transporte del servicio urbano se paralice en el Estado de Veracruz, ante el temor de los operadores que temen por su vida y la de sus familiares, por la factibilidad de contagiarse del coronavirus derivado del trabajo que realizan en permanente contacto con los pasajeros.

El planteamiento de los conductores es que se deje de prestar el servicio, sosteniendo la tesis de que no existe forma de evitar, en el ámbito de su trabajo, las altas posibilidades de ser contaminados por el virus que pudiera portar alguno de los múltiples usuarios, que cotidianamente abortan las unidades del servicio urbano.

Es incuestionable que el argumento de los trabajadores del volante, se encuentra cimentado por la realidad, pero al mismo tiempo la suspensión del servicio de transporte urbano representaría un problema de elevado impacto para la actividad tanto económica como de la sociedad en lo general… Ya se verá cuál será la determinación.

Tenga usted un excelente fin de semana.

Zepeta y Cazarín no la tienen segura en Morena

ANTERIOR

OPORTUNIDAD PARA RENOVAR AL CUESTIONADO IVAI

SIGUIENTE

Te puede interesar