LA MODA DE EVALUAR FUNCIONARIOS

*ESCALADA VIOLENTA SACUDE AL ESTADO
*INEFICACIA HOSPITALARIA EN VERACRUZ
*NUEVO AMAGO RECAUDATORIO A TAXIS

Ya hemos referido lo que dicen los empresarios en el sentido de que llegó la hora para que el gobernador veracruzano evalúe quién o quiénes no funcionan en su gabinete… E insistimos en el tema porque la referencia no deja de ser notoria, en primer término porque no registro antecedente sobre apuntes semejantes en torno a pasadas administraciones estatales, la segunda, porque cuando se expone un planteamiento en tal sentido, es porque existe la percepción en el sector donde surgen, de que “algunos funcionarios” no se desempeñan con resultados satisfactorios.

Y es que nuestro idioma es muy rico para manifestarnos con sutileza, por lo tanto, “suponiendo sin conceder” para mantenernos en el mismo contexto de supuestos, que en algunas áreas existan vacíos sobre resultados desde la perspectiva ciudadana, se supondría que una buena administración procedería de inmediato por lo menos a “un jalón de orejas” como advertencia en el sentido de que, si sigues por las mismas “comes y te vas”, como dicen que le dijo un presidente mexicano a Don Fidel Castro cuando asistió a una reunión en la próspera ciudad norteña de Monterrey.

Está claro que el tema de mayor interés por parte de la colectividad en demanda ante la autoridad, lo es el de la espantosa inseguridad que de manera creciente invade a las tierras veracruzanas, renglón en el que las propias estadísticas oficiales hacen sentir como dramáticamente real, tema que fue expuesto por el pueblo en las pasadas campañas electorales, que incluso es en gran medida el causante de que los electores sufragaran en contra del PRI y del PAN, motivo por el cual los resultados tanto a nivel nacional como en tierras como las veracruzanas, beneficiaran al Movimiento de Regeneración Nacional.

Precisamente por tales escenarios, las actuales autoridades federales y estatales están ineludiblemente comprometidas para erradicar la violencia de nuestras tierras, pero angustiosamente, los escenarios en los primeros tres meses del nuevo régimen, los hechos de violencia se han incrementado en lugar de decrecer, marco en el cual aparece ahora el apunte del sector empresarial veracruzano, en el que se refiere que debe evaluarse con todo realismo lo que se ha logrado en materia de seguridad y combate a la delincuencia, en el transcurrir de los primeros 90 días de la actual administración federal y estatal.

Pero el apunte del sector privado lleva el agregado que, si los resultados no son satisfactorios, se debería de proceder a ejecutar los cambios de mandos y de estrategias en los niveles en donde así se requiera.

No sería aconsejable que quien Gobierna Veracruz evadiera las evaluaciones que reclama el sector privado, en tanto que ante circunstancias como las actuales, lo primero es atender las sugerencias ciudadanas para reflejar una imagen de identidad autentica con el sentir de la población, sumando a ello que resultaría imposible reducir los índices de inseguridad sin disponer con estructuras más competentes para tal finalidad, causa por la cual se encuentra en proceso de integración la Guardia Nacional, aparato federal con facultades constitucionales para restaurar los niveles de seguridad en beneficio de la colectividad.

Por lo mismo, es apropiado y momento ideal para que el gobierno estatal tome el problema por los cuernos y lo afronte en el marco democrático que el sector empresarial demanda, atendiendo en ello el agravio que para la sociedad ha representado una escalada delictiva sin semejanza en la historia, no sólo en tierras veracruzanas, sino en gran parte del territorio nacional.

Hoy atravesamos tiempos diferentes, la propia “Cuarta Transformación” así lo plantea, por lo que se podría decir que la evaluación sobre el desempeño de funcionarios públicos, podría agregarse a los catálogos de esa nueva transformación, nadie tiene por qué molestarse, una cosa, insisto, nos lleva a la otra, ante ello aceptemos la propuesta de un sector y ejecutamos con libros abiertos y libertad la evaluación que se reclama… Ahí la dejo.

POR PRECARIA SITUACIÓN

ATRAVIESAN HOSPITALES

Uno de los rangos con más elevados presupuestos en el sector público, lo es el de sistemas de salud, porque son más los mexicanos que carecen de Seguro Social que los que se encuentran considerados en ese rubro, por ello, los hospitales de asistencia pública deben operar con su máxima capacidad y eficiencia, sin embargo, pareciera que sucede lo contrario tanto por la carencia de médicos y salas de atención, como la endémica limitante de medicamentos apropiados para el amplio espectro de padecimientos que regularmente agrede a los mexicanos.

Ni espacios, ni personal, ni medicinas, refieren que se opera con los niveles requeridos para brindar la apropiada asistencia a la población, vicios de siempre también de siempre denunciados por conducto de los medios de comunicación, pero cuyos efectos perduran en perjuicio de la población en lo general, sobre todo de niños y mayores, mayormente vulnerables a las agresiones contra su salud.

En realidad, nadie se explica el por qué dales vicios no son de una vez por todas superados, corregidas las fallas y deficiencias, cuando se trata de un renglón con elevada exigencia de humanismo, rango que debería ser motivador suficiente para que la miseria hospitalaria de nuestras tierras se superara y se convirtiera el servicio en pro de la salud en ejemplo de humanismo y de solidaridad con los que más lo necesitan.

Saludable sería para la administración estatal, afrontar con realismo y sensibilidad las precarias condiciones que con recurrencia se atraviesan en los hospitales de asistencia social, niveles que por razón natural deberían de reflejar los resultados de una atención prioritaria por parte de la administración pública, para garantizar la adecuada atención  de asistencia médica a quien lo requiere… Ya veremos qué acontece con los nuevos vientos que soplan en los mandos estatales.

¿NUEVA AMENAZA RECAUDATORIA

PARA EL TRANSPORTE ESTATAL?

Parece hasta una vacilada, pero cada que llega una nueva autoridad estatal, ya es de rigor en tierras veracruzanas que aparezca un lista de taxis y urbanos calificados como “piratas”, ya no se sabe si porque efectivamente así sea, o porque simple y sencillamente quienes arriban al mando estatal del transporte tienen que encontrar la forma para justificar otra revisión y, obviamente otro cobro a taxistas y camioneros para realizar la misma.

La realidad es que sexenio tras sexenio la historia es la misma y, como la administración estatal anterior solo duró dos años, pues entonces durante esos 730 días, las autoridades de Tránsito se la pasaron revisando papeles y aplicando cobros en el marco del programa de revisión.

Pero ahora, apenas con unos días de terminada la revisión “yunista” ya se habla en la administración de la Transformación, de que existen documentos clonados lo que hace pensar que “ahí vienen nuevamente” las tormentosas revisiones para el transporte, así como el cobro de los servicios para “legitimar” la unidad.

Claro que tales argumentaciones ya nadie en los ámbitos del transporte se las cree, porque tienen bien identificado de qué se trata, saben que deberán pagar de nuevo y casi jurar lealtad a las nuevos mandos del trasporte estatal.

Y muchos se preguntan si no habrá algún mando superior en tierras veracruzanas que evite el nuevo operativo de revisión y que, simplemente le digan a los transportistas y taxistas que vayan a la caja y paguen lo que se estipule y ahí que “muera la bronca”.

Porque la verdad, muchos sí confían en que sobrevenga una transformación, pero lo que en el ámbito del transporte urbano y de taxis ya se aprecia que viene, no es precisamente una transformación, sino simple y llanamente “más de lo mismo”… Al tiempo y ya veremos.

Atenderé sus puntos de vista en:

Alfredo.rios1947@icloud.com

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx