Causas y efectos

La Inseguridad y Corrupción

*“Los poderes” sobre el Ring
*Excelente noticia en el IMSS
*La pesadilla de los tiburones

Circula en redes de Internet una encuesta acredita a Investigaciones Digitales (MEXICO ELIGE) en la cual se refiere que 31.7% de los encuestados, consideran que la Seguridad es el principal problema de México, mientras que el  22.5% destacan a la corrupción como el segundo reto a vencer en el territorio nacional, al tiempo que el 14.4 sostiene que constituye la economía, en lo general, el principal reto que se afronta en tierras mexicanas.

La realidad es que en México sí se han perdido (de manera alarmante) en los últimos años niveles de seguridad y que, desde los inicios de tales escenarios se apuntó, que la “contaminación delictiva” tenía su origen tanto en problemas de carácter económico en amplios sectores de la población, como en los altos niveles de  ineficacia registrados en la investigación y efectividad policiaca, para hacer respetar la tranquilidad de la colectividad.

Claro que no existen dudas al interior del conglomerado social, de que la violencia e inseguridad es por la falta de respuestas apropiadas tanto en materia de desarrollo integral, como en los renglones que corresponden a la vigencia y aplicación de correctos niveles en la investigación y cumplimiento de la Ley, deficiencia por las cuales hoy se pagan las consecuencias en el marco de un país desacreditado, tanto al interior del territorio nacional, como en los espacios internacionales, factores negativos que han demeritado el bienestar y la economía de la mayoría de familias mexicanas.

En el mismo contexto, debe referirse que para frenar la ola delictiva no sólo requieren sistema de seguridad apropiados, así como administración de justicia de manera pronta y expedita, sino que paralelamente a todo ello deben crearse oportunidades para el desarrollo integral de la colectividad… De no ser así, irremediablemente seguiremos con más de lo mismo.

En la misma encuesta que nos ocupa, se apunta sobre un decrecimiento en los niveles de simpatías del actual Gobierno Federal, en el que se establece que del aproximadamente 70 por ciento de aceptación que inicialmente portaba en su favor el Presidente Andrés Manuel López Obrador, actualmente el registro en tal contexto apenas rebasa el 42por ciento, datos que algunos desmienten situándolo en 50 por ciento, ello con base a cifras registradas en el mes de Julio.

Y no es de extrañarse sobre tales resultados, porque casi en todo inicio de una administración pública, no sólo en México sino en todo el mundo, quien asume el mando gubernamental lo hace en el marco de ciertos ámbitos de esperanza y optimismo del colectivo social, referencias que varían conforme el transcurrir del tiempo y, cuando la evaluación inicial siempre dotada con rangos de esperanza y optimismo transita hacia los ajetreos de los problemas cotidianos, invariablemente tal variación origina depreciaciones en el punto de vista del colectivo social hacia la actuación de sus autoridades… Y más veremos.

LO QUE SE LEE

Que las ya severas confrontaciones entre funcionarios del más alto nivel del Gobierno del Estado de Veracruz y el Fiscal veracruzano  Jorge Winckler Alcocer, están alcanzando niveles realmente insospechados, escenarios que contradicen toda conducta de mesura y de respeto que deberían referir instituciones que, por sus propias características, forman parte de la cúpula del poder público en el Estado de Veracruz.

Debe referirse que las notorias manifestaciones de rispidez que hoy se registran entre quienes forman parte del Gobierno del Estado y, quien se desempeña como el instrumento más importante para investigar y denunciar los actos delictivos registrados en tierras veracruzanas, tal como lo es el Fiscal del Estado de Veracruz, resultarían realmente escenarios inimaginables en el pasado para el pueblo de Veracruz, hechos que por lo mismo seguramente atraen la atención en todo el territorio nacional.

Es obligado precisar que en nada nada extrañaría que las fricciones en referencia, originen de un momento a otro la intervención de autoridades de rango nacional, en tanto que los raspones de elevada severidad entre los niveles estatales apuntados, dañan la confiabilidad de la sociedad en la efectividad de la administración de justicia, concepto, búsqueda y reclamo fundamental de todo conglomerado social… Y no hay dudas sobre la incertidumbre que priva ante el complejo sendero que en esos ámbitos se transitan.

LO QUE SE VE

Que resulta apropiada la determinación asumida por directivos médicos y administrativos del Instituto Mexicano del Seguro Social, la cual está encaminada a integrar un expediente de datos personales de cada paciente, sobre todo de padecimientos calificados de rangos prolongados como es el caso de la Diabetes, acciones que persiguen la finalidad para que, de manera directa, el personal del Seguro Social del sector de atención médica, pueda realizar contacto con los pacientes con la idea de checar si están cumpliendo con las indicaciones giradas para atender su padecimiento, al tiempo de solicitarles información de datos sobre su estado salud, e incluso formalizar día y hora para acudir a consulta.

Si tales objetivos se cumplen tal y como están diseñados, incuestionablemente ello representará un avance claramente significativo en lo referente a la calidad de atención médica brindada por el IMSS, en tanto que se establece una interrelación más estrecha entre paciente y el sector de atención médica, sin necesidad de que el derechohabiente tenga que trasladarse para informar sobre el proceso de su enfermedad.

Debe referirse que una de las descalificaciones que con mayor frecuencia se escuchan sobre los servicios médicos y asistenciales en lo general de instituciones como el IMSS y el ISSTE, es la que podríamos calificar como “desconexión y distanciamiento” entre los pacientes y quienes los asisten médicamente, por lo que la modificación que se encuentra en marcha, podría representar una respuesta positiva con notorios beneficios para el derechohabiente en lo general.

LO QUE SE OYE

Que el empresario y político orizabeño Fidel Kuri Grajales, está a punto de pasar con “mucha presencia” a la historia deportiva no sólo de Veracruz, sino en los escenarios nacionales, pero lo que no se ha definido es si pasará con puntos positivos o si agregará (obviamente en el ámbito deportivo y personal) referencias negativas.

Porque pese a que prácticamente ya pasa a la historia como uno de los directivos más virulentos en los escenarios del futbol nacional, se encuentra en éstos días “a punto” de romper el record como propietario del equipo de futbol de Primera División, con el mayor número de “juegos sin ganar” en toda la historia del futbol mexicano.

Así las cosas, los Tiburones Rojos de Veracruz, siguen dando de qué hablar, lástima que en éste caso (como en otros anteriores) sea precisamente “para mal”… Ojalá y la suerte, ante ausencia de destreza, acompañen al equipo de los escualos que genera pesadillas a toda la afición.    

Ahí la dejamos.

Dejan cuerpo degollado en Río Blanco

Anterior

Arde casa en Cuitláhuac; Bomberos sofocan llamas y salvan a 2 personas

Siguiente

Te puede interesar