Causas y efectos

*LA DEFICIENCIA EN EQUIPOS DE BOMBEROS

0

*LAS LLAMAS CONSUMEN ZONAS BOSCOSAS
*QUE MAQUILLARON CIFRAS DE SECUESTROS
*DICTAN LIBERTAD AL CORDOBÉS TOÑO NEMI

 

De siempre se ha sostenido por especialistas, que cuando menos deberían de existir en el país tres equipos de bomberos altamente especializados y equipados con los instrumentos apropiados, para intervenir de inmediato ante cualquier incendio forestal o de grandes magnitudes que se presentara en cualquier punto del territorio nacional.

Pero al mismo tiempo no faltan quienes refieren que si no hemos logrado tener equipos de bomberos casi en la mayor parte del país, con los elementos necesarios para combatir un incendio en una vivienda o comercio, mucho menos podríamos imaginarnos a un cuerpo de apagafuegos especializado en bosques, que evite las catástrofes ecológicas como las que en éstos momentos se está presentando en la zona montañosa de la región de “Las Vigas”, punto muy cercano a la capital del Estado de Veracruz.

Ya son varios días que elementos de distintas corporaciones de seguridad, incluyendo a integrantes del Ejército Mexicano, buscan e intentan por todos los medios sofocar el incendio forestal que destruye parte de nuestra riqueza natural de ese punto de la entidad de los veracruzanos, pero en realidad debemos de calificar al referido equipo de realmente valerosos, al enfrentar las llamas sin disponer de los equipos que para tales circunstancias se requieren, hecho que no sólo limita niveles de efectividad, sino paralelamente a ello, aumenta los riesgos de quienes afrontan las llamas en la montaña.

En el área montañosa de los entornos con el municipio de Las Vigas, sitio donde las llamas invaden áreas boscosas, de acuerdo a las cifras oficiales el fuego ha consumido 500 hectáreas de bosques de coníferas, tragedia ecológica que pese a la aportación de cientos de brigadistas que intentan apagar el fuego, sigue  avanzando agigantando el desastre ecológico.

Es tiempo que de que se vuelva a reflexionar en la urgencia para que los cuerpos de bomberos de las ciudades veracruzanas y de muchos otros puntos del país, no vivan de las dádivas de la población o de empresas, sino que sean organismos altamente capacitados y con salarios apropiados no sólo en función de su profesionalismo y especialidad, sino de la misma forma apegado a los riesgos que esa actividad representa.

Deben ser los cuerpos de bomberos organismos dependientes del sector oficial, con equipos modernos para combatir las llamas y cuyos servicios sean perfeccionados y actualizados con cursos de especialización, que incluso podrían recibir en el extranjero y en centros de adiestramiento creados para tal fin en el territorio nacional.

Que nunca más los bomberos y otros organismos de auxilio a la colectividad como la Cruz Roja, se vean obligados a realizar colectas subsistiendo a base de dádivas, cuando sus servicios son de vital importancia para todo el conglomerado social…

En las zonas urbanas, sólo se escuchan voces de reclamo y de protestas por la ausencia de cuerpos profesionales de bomberos, cuando la tragedia afecta los entornos de nuestra ciudad, pero luego se retorna al olvido, así, por décadas, los cuerpos de bomberos continúan en la mayoría de los casos operando con voluntarios y viviendo de dádivas.

Está claro que los incendios forestales se han convertido en una constante en tierras veracruzanas, por lo mismo, tales escenarios así como los que con recurrencia se suscitan en zonas rurales y urbanas de la Entidad, reclaman de cuerpos de bomberos realmente capacitados y equipados, que operen en el marco del profesionalismo y no dependan de las dádivas y de equipos e implementos rudimentarios, en lugar de disponer de lo mejor en tecnología.

Ya veremos si “La Cuarta Transformación”, la cual se autocalifica como una corriente en el marco de la administración pública que intenta mejorar los niveles de vida de los mexicanos, tiene algo en la cartera de pendientes vinculado con los organismos de auxilio, los cuales, operan prácticamente mendingando en la mayoría de los casos dentro del territorio nacional, tal como son los Cuerpos de Bomberos y la Cruz Roja Mexicana… Ahí la dejamos.

LA DESINFORMACIÓN EN

TORNO A LOS SECUESTROS

Si en verdad se confirma lo que en las últimas horas circula en el centro del país, en el sentido de que las cifras de secuestros en tierras veracruzanas han pasado por verdaderos artistas del maquillaje, para reflejar números muy distantes de la realidad y brindar un panorama ajeno al verdadero drama que en ese renglón sacude a los veracruzanos, las autoridades estatales y federales deberán intervenir con energía y proceder con el rigor que tales vergonzantes escenarios exigen, o de lo contrario todos los veracruzanos podrían pensar que en todas las estructuras vinculadas con la seguridad y el bienestar de la colectividad, se alteran los hechos delincuenciales para reflejar un escenario de tranquilidad ajeno a la realidad.

Y es que en las redes de Internet, se está difundiendo que organizaciones ciudadanas vinculadas con campañas para frenar los secuestros y las desapariciones de personas en todo el país, refieren que en Veracruz las autoridades vinculadas con la investigación de los delitos han alterado a la baja el número de incidentes registrados, para aparentar que los ámbitos de peligrosidad son menores a los que en el centro del país dichas organizaciones tienen registrados. En esos contextos, se dice que los secuestros realmente detectados en Veracruz por organismos civiles fueron 50 hechos documentados, pero que las autoridades sólo reportaron 21, lo que constituye menos del 50 por ciento de los delitos en ese ramo cometidos en tierras veracruzanas.

En ese marco de variaciones de cifras, en los ámbitos estatales se apunta a la Fiscalía como responsable de supuesta alteración de la información, pero la imagen creciente ante la colectividad, es que en el sector oficial de tierras veracruzanas no sólo priva desvinculación en tareas del ramo de seguridad y procuración de justicia, sino una clara, notoria y creciente rivalidad y distanciamientos, cuyos efectos negativos impactan ya en los ámbitos no sólo informativos del país, sino paralelamente en lo vinculado con las tareas formales de la actividad gubernamental, lo que al final del día desgasta significativamente la potencialidad de sectores vitales para el bienestar de toda la sociedad.

Impostergable resulta el restaurar el orden y la coordinación que obligadamente debe privar entre todas las instancias de la administración pública, pero en especial, las vinculadas con la seguridad y la administración de justicia, en tanto que proceder en sentido inverso, indudablemente constituye una aberración burocrática, que más temprano que tarde genera desprestigio.… Ni de más, ni de menos.

LO QUE SE LEE

Que el cordobés (radicado en la ciudad de Xalapa) Juan Antonio Nemi Dib, fue declarado totalmente inocente de toda culpa por lo que le fue dictaminada, por juez competente, total y absoluta libertad, lo que siembra tranquilidad en una familia especialmente distinguida en la zona centro de la entidad veracruzana.

LO QUE SE VE

Que varios son los casos de ex funcionarios públicos veracruzanos cuyos procesos judiciales en su contra, no han sido claramente sustentados ante los tribunales, lo que obliga a meditar en una serie de telarañas tejidas artificiosamente para implicar en delitos a los indiciados, escenarios que se convierten en insostenibles con apego al Derecho que por sí mismos anulan los cargos presentados por la Fiscalía.

LO QUE SE OYE

Que otros ex funcionarios de la administración estatal, también involucrados en supuestos fraudes o irregularidades administrativas, podrían de igual forma obtener su libertad en fecha próxima, precisamente por la inconsistencia que refieren ante el Tribunal los cargos presentados por la Fiscalía.

Atenderé sus puntos de vista en

alfredo.rios1947@icloud.com

-Estado de indefensión

Previous article

Controlado al 85% incendio forestal en Las Vigas

Next article

You may also like