Causas y efectos

INFORTUNADOS DESACIERTOS

*¿FRACASOS O ESCÁNDALOS?
*DECRECIMIENTO TURÍSTICO
*EMPRESARIOS Y EL ISTMO

Preocupante debe resulta para todos los veracruzanos los hechos de violencia que, por sus escenarios dantescos y su inaudita frecuencia estremecen a la colectividad por entero, como el dantescamente registrado hace unas horas en la ciudad de Coatzacoalcos, que en lugar de originar acciones claras, contundentes y enérgicas por parte de las autoridades, para restaurar la tranquilidad, la paz y la sensación de seguridad en un pueblo que hoy vive aterrorizado, las argumentaciones oficiales se suscriban a los señalamientos enmarcados en confrontaciones políticas-partidistas, sin que se apliquen de inmediato acciones eficaces para restaurar la tranquilidad social, tanto con programas eficientes en bien del desarrollo colectivo en lo general, como el proceder con prontitud otorgándole real validez a la administración pronta y expedita de justicia, garantizando con ello tranquilidad y confianza entre los diversos niveles de la población.

Porque se debe reflexionar con claridad, que el pueblo veracruzano atraviesa una de las etapas más espantosas en la historia de su territorio, tierras del danzón, la bamba, la algarabía, la picardía, la cordialidad y ejemplo de esfuerzo cotidiano en búsqueda del progreso familiar, todo ello hoy  fracturado  al extinguirse (por la irresponsabilidad en el sector oficial) los niveles de crecimiento equilibrado, desarrollo integral, seguridad y justicia clara y expedita.

Hoy los dolorosos y por lo mismo dramáticos niveles de inseguridad, que en tiempos pasados resultarían insospechados y que refieren con toda claridad hechos que, por sus dimensiones y frecuencia, no son comparables a las referencias de virulencia que pudieran haberse registrado en todo el transcurrir de los últimos cien años, o sea, que desde la etapa post revolucionaria hasta nuestros días, las tierras jarochas no referían escenarios de violencia con las características que actualmente se suscitan.

Muchos son los veracruzanos que el día de ayer no coincidieron con los apuntes en torno al tema de Coatzacoalcos, que se realizaron desde las oficinas del Gobierno de Veracruz hacia aquellas donde despecha el Fiscal del Estado, Jorge Winckler Alcocer, argumentaciones “oficiosas” que incluso, en el mismo contexto, contaminaron negativamente el mensaje presidencial en referencia a los acontecimientos de Coatzacoalcos, ante la imprecisión de los datos y lo ilógico que resulta hacer responsable de los hechos a quien despacha en la Fiscalía veracruzana y, menos cuando se le acredita haber dejado en libertad a uno de los sospechosos de tales escenarios, cuando tal determinación se asumió en el marco de oficinas federales, no estatales.

Al final del día, la detección en las evaluaciones e incluso en las conclusiones oficiales sobre los hechos de violencia en referencia, escenarios en los cuales surgieron señalamientos no cimentados en la realidad,  que incluso confundieron los apuntes externados en ámbitos de la Federación, nos reflejan que algo no marcha apropiadamente en la estructura de la administración estatal, lo que requiere una emergente corrección para evitar mayores desaciertos que, incuestionablemente, en nada benefician a los veracruzanos.

 

LO QUE SE LEE

Que de acuerdo a estudios efectuados por especialistas en temas de tal naturaleza, incluyendo a la organización identificada como “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad”, al realizar un estudio sobre el nuevo programa federal “Jóvenes Construyendo el Futuro” los reportes de inmediato reflejan motivos de preocupación, en tanto que muchas de las empresas registradas en el marco de dicho programa, no brindaron información confiable y precisa, ni siquiera sobre su ubicación, e incluso “muchas de ellas no se encuentran ubicadas en la dirección que aparece en los respectivos listados”.

En el mismo contexto se hace referencia a numerosas imprecisiones tanto de la identidad de los becados como de las propias empresas afiliadas al programa, al tiempo que, según las evaluaciones aplicadas en el marco de tal investigación, el programa que habrá de tener un costo de cien mil millones de pesos, podría referirse que por el momento y en el mejor de los casos, habrá de registrar una efectividad que rondaría en el 4 y 5 por ciento, por lo que ya algunos analistas refieren a dicho programa federal “no como un fracaso, sino como un escándalo”… ¿Así de preocupantes estarán las cosas?

 

LO QUE SE VE

Los hoteleros veracruzanos informan con cifras en la mano, que los ingresos en éste rubro tienden constantemente a la baja y que ello, tiene como origen tanto afectaciones en el ingreso que perciben los mexicanos, como los rangos de inseguridad que siembran temor entre la colectividad, incluso para viajar en las carreteras que cruzan de norte a sur las tierras veracruzanas.

Tales escenarios deben preocupar a toda la colectividad, en tanto que la actividad turística es una de las fuentes de ingresos más importantes para un amplio sector de la población, tanto del sector empresarial como de los ámbitos laborales, lo que origina que el decrecimiento en tal renglón golpee con severidad la economía y la estabilidad en lo general de la colectividad.

El llamado de los ámbitos turísticos veracruzanos, es para que las autoridades estatales y municipales, apliquen las acciones pertinentes que favorezcan el resurgimiento de la tranquilidad y la seguridad en tierras que, incuestionablemente han perdido su atractivo como resultado de la inseguridad.

 

LO QUE SE OYE

Que empresarios cordobeses intentan afrontar los retos del estancamiento industrial y del desarrollo empresarial en lo general, para lo cual se refieren acciones que conecten a inversionistas de la zona con los programas del Gobierno Federal para impulsar empresarial y laboralmente al Istmo de Tehuantepec.

Con tales objetivos los empresarios efectúan primeramente reuniones en las que participan 20 alcaldes de municipios de la región, con quienes se intercambia información y se afinan proyectos que serán presentados en las instancias correspondiente tanto del Gobierno del Estado como de la administración federal, en la búsqueda de reactivar la actividad empresarial en la zona centro de Veracruz, la cual, en los últimos años se ha contraído hacia niveles preocupantes, hecho que está afectando tanto al sector laboral como a los empresarios en lo general.

Ahí la dejamos.    

 

Mujeres exigen salida de Alfredo Grajales por violencia de género

Anterior

Condena diputado Pozos Castro ataques ocurridos en Coatzacoalcos

Siguiente

Te puede interesar