IMSS PARA EMPLEADAS DEL HOGAR

LO BUENO DEBE EXCLUIR LO MALO
*EL TEMA OBLIGA A SERIA REFLEXIÓN
*PAGA ESTADO DEUDAS PENDIENTES

 

El tema de la afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social, en beneficio de las empleadas domésticas que desde siempre se han encontrado fuera de éste tipo de prestaciones, salvo muy raras excepciones cuando algún patrón decide apoyarlas con dicha prestación, dándola de alta no como una trabajadora del hogar,  sino como una empleada de alguna de sus empresas, constituye una nueva aportación al esquema laboral mexicano, que surge directamente por parte del Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Ciertamente, tal propuesta surgió más que en tonos impositivos por parte del Ejecutivo del país, con reflexiones serenas del polémico Presidente de los mexicanos, quien no ha ordenado con energía, sino invitado con amabilidad a los patrones y patronas de la casa, para que le otorgue dicha prestación de seguridad social, a quienes prestan en nuestro país sus servicios como trabajadoras del hogar,  las cuales, sin que exista por el momento un censo al respecto, bien se puede sostener que tales servicios al interior del hogar,  sin apropiado registro o censo alguno, lo realizan en la actualidad cientos de miles de mujeres en millones de viviendas establecidas a la largo y ancho del territorio nacional.

Y la verdad, pese a que escucho en ciertos niveles opiniones contrarias a tal propuesta, se debe reconsiderar tal resistencia, en tanto que incuestionablemente las prestadoras de servicios al interior de los hogares, tienen todo el derecho para contar con el amparo del Seguro Social y, no precisamente para cobrar salarios no devengados por casos de una enfermedad, sino para ser atendidas en casos de un accidente o enfermedad, derecho que es elemental y que debe ser contemplado con toda amplitud tanto por parte de las autoridades, como por los que contratan esa valioso mano de obra que presta sus servicios al interior de los hogares mexicanos.

Sobre el tema y sus alcances en un futuro ya cercano, se debe tener en cuenta por parte de las autoridades, todo lo bueno y todo lo malo para que las reglas que se diseñen y se pongan en práctica hacia los fines en referencia, se encuentren  alimentadas con la reflexión insoslayable, en el sentido que dichas “plazas laborales” no deben ser consideradas al igual que quienes trabajan en una fábrica o en un almacén, porque tanto las características de dichos escenarios como sus fines que le dieron origen, no fueron los de hacer negocio y obtener con ello dividendos financieros.

Muchos son los casos de “EMPLEADAS DOMESTICAS ” cuya conexión directamente personal se transforma en emotiva, tanto en los entornos como en los contornos de la familia donde prestan sus servicios, alcanzando niveles de confianza, familiaridad  e identidad más allá que los de un empleado común y corriente que presta sus servicios en una fábrica, hecho significativo que, por sí mismo, refiere que los escenarios en tales ámbitos son abismalmente distintos a los que se registran en una fábrica o establecimiento comercial.

Ahora bien, es incuestionable que en tales ámbitos “laborales” de corte familiar, con marcada frecuencia, se registran limitantes económicas, que ubican en el margen de su capacidad los gastos realizados para calzado, vestido, sustento, escuela de los hijos, luz, gas, asistencia médica, todo ello y muchas otras cosas más, colocan al presupuesto familiar a un paso de la insuficiencia, luego entonces, ante tales escenarios el tema iniciado y promovido por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, deja de ser la oferta de miel sobre hojuelas para convertirse, en muchos casos, en un dilema de significativas dimensiones.

Muchas son las amas de casa que trabajan y que requieren de una persona para que atienda en casa a los hijos o un familiar enfermo, pero el salario que se obtiene apenas alcanza para tales objetivos, ante los referidos escenarios semejantes o con variantes pero en el mismo sentido… ¿Qué sucederá cuando se requiera de la cuota para cubrir el Seguro Social de quien auxilia en dichos ámbitos?…

Claro que la propuesta presidencial tiene sentido y sostén constitucional, pero los escenarios económicos de muchos  (probablemente la mayoría) hogares mexicanos, no refieren suficiencia para cubrir mayores compromisos económicos que los ya adquiridos, luego entonces nos encontramos ante una ruta preocupante, máxime cuando el tema en referencia está apegado a lo que marcan las leyes laborales, pero por lo mismo, de siempre se ha registrado esa especie de relaciones laborales carentes de plena formalidad, que por décadas se han mantenido en el marco de las relaciones personales, de entendimiento y confianza mutua, escenarios en los cuales muchas empleadas incluso pasan a formar parte de la familia que las contrata, con lazos de niveles afectivos que, en ocasiones, perduran hasta el final de la existencia.

Por lo mismo, habrá que esperar, contemplar y valorar, para con el tiempo poder referir los rumbos y alcances generados en torno a referencias como la que nos ocupan, todo ello dentro del marco de la Cuarta Transformación.

LO QUE SE LEE

Que el Gobierno del Estado de Veracruz se anota un punto positivo al iniciar el pago a empresarios, los cuales, desde años atrás se venían reclamando como adeudos pendientes, sin que la anterior administración estatal respondiera oportunamente a tales reclamos.

LO QUE SE VE

Que priva nuevamente el optimismo entre el sector empresarial, en torno a la administración del Gobierno del Estado, institución que desde años atrás tiene pendientes de pago sin cubrir, compromisos a los cuales poca atención les prestó y que incluso, los efectos de esa morosidad irresponsable, colocaron en elevado riesgo la subsistencia de diversas empresas de Veracruz.

LO QUE SE OYE

Que si la actual administración estatal continúa efectuando los pagos congelados desde el sexenio estatal anterior, se recuperará la confianza del sector productivo veracruzano en sus autoridades estatales, lo que conduciría a espacios de mayor optimismo sobre el futuro inmediato de la Entidad.

Atenderé sus puntos de vista en

alfredo.rios1947@icloud.com

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx