IDENTIFICAN Y PROCESAN A ESTAFADORES

ELBA ESTHER REGRESA IGUAL QUE SIEMPRE

¿ATENTADO DE CFE EN CONTRA DE LA NIÑEZ?

CLAMAN POR APOYO EN ESCUELA PRIMARIA

 

En la historia de la función pública sobre tierras veracruzanas, muchas han sido las etapas en las que ciudadanos incautos son sorprendidos por supuestos personajes influyentes, que ofertan su intervención cobrando por “tales servicios” para realizar trámites ante autoridades estatales o federales e, incluso, para lograr plazas laborales en el marco de la función pública, tramites “totalmente falsos” que al final resultan estafas en beneficio sólo de los tramposos estafadores y obviamente en perjuicio de quienes confían en “los buenos oficios ofertados”.

Esas historias de estafas se han practicado de tiempo atrás, hechos que por sus dimensiones y su frecuencia, forman parte de una larga cadena de marrullerías en donde los afectos resultan ser incautos, que con las aspiraciones para obtener una “buena plaza” laboral en el aparato gubernamental, llegan incluso a malbaratar bienes para, posteriormente, enfrentarse a un panorama peor al que transitaban antes de convertirse en víctima de pillos.

Refiero el tema motivado por el hecho de que, en las últimas horas, funcionarios de la administración pública estatal han referido que tienen ubicados tres senderos de estafas de las características apuntadas, las cuales inicialmente se detectaron en la zona norte de la entidad y posteriormente en la región central de tierras veracruzanas, vías de hampones de cuello blanco que aparentando ser funcionarios federales y estatales, ofertan trámites con resultados positivos de antemano “garantizados”, que promueven a cambio del pago adelantado “de jugosas comisiones”, acciones operativas que abarcan supuestos beneficios para autoridades municipales y oficinas públicas en lo general, todo ello con la aparente garantía que se cumplirá al pié de la letra con lo pactado, siempre y cuando el pago se efectúe por adelantado.

Los escenarios e historias son recientes, pero resultan semejantes a otras historias fraudulentas del pasado, hechos que por sí mismos confirman nuevamente que de todo hay en la viña del señor, incluyendo a quienes pese a la edad y la capacidad personal para ganar una elección a la alcaldía, resultan ante “maestros de la estafa” funcionarios “verdaderamente incautos” atrapados en las redes del engaño y las ambiciones sin medida.

Ya veremos si las acciones judiciales sobre el tema son difundidas apropiadamente y dentro del marco de la legalidad, determinación y vía para aplicar las sanciones correspondientes, que podrían resultar provechosas, para evitar en el futuro que los cuerpos edilicios sean víctimas de engaños y estafas, como ya ha sucedido en el pasado de manera reiterativa… Porque de que los hay, los hay, ni dudas quedan.

LO QUE SE LEE

Que la escuela primaria “Miguel Hidalgo y Costilla” de la colonia “Las Bajadas” de la ciudad de Veracruz, ya lleva más de un mes sin energía eléctrica, lo que afecta directamente a 500 alumnos inscritos en tres turnos, hechos que han generado en repetidas ocasiones síntomas de deshidratación entre los menores, por lo que los maestros se han visto obligados a recortar las horas de clases.

Temas como el apuntado dejan entrever ya no sólo la irresponsabilidad de las autoridades educativas, para que en las escuelas priven las condiciones apropiadas en beneficio del alumnado, sino incluso, tales escenarios originan problemas serios como el referido, marcos en los cuales se prolonga la irresponsabilidad, dando curso a daños que se generan atentando contra menores, fallas que deben ser objeto de procesos judiciales para que se actué conforme lo marcan las leyes en contra de quien o quienes, como directivos del sector educativo, se muestran ajenos a problemas económicos que propician el corte de servicios esenciales para el bienestar de los alumnos, como lo es el alumbrado, la ventilación y el servicio de agua potable que no opera si por falta de energía eléctrica las bombas de agua no funcionan.

La sola difusión de tales hechos en medios de comunicación, e incluso antes de ello, los avisos de los maestros a las mandos del sector educativo sobre el problema que se atraviesa, deberían ser suficientes para la respuesta pronta y expedita de las autoridades educativas, con la finalidad de atender y resolver el problema de inmediato, interviniendo con emergencia en favor de los alumnos, más allá y por sobre las responsabilidades que pudieran existir para que tales escenarios se presentaran.

Ahora bien, la Comisión Federal de Electricidad, debería te tener total y absolutamente prohibido el dejar sin energía eléctrica a un centro escolar, en tanto que los efectos directos de tal acción resultan atentatorios contra el bienestar de menores de edad y ello, incuestionablemente representa un riesgo de elevado impacto que amenaza a lo más preciado de la sociedad.

Es tiempo que las instituciones y empresas públicas actúen realmente “como si de verdad” estuvieran al servicio de la sociedad, evitando aparecer como instituciones deshumanizadas capaces de neutralizar su servicio a costa de lo sea, incluyendo el bienestar de los niños de nuestro país, que constituyen el tesoro mayor de toda sociedad.

LO QUE SE OYE

Refieren públicamente algunos dirigentes actuales de organizaciones magisteriales, que “nada bueno traería” el retorno de la maestra Elba Esther Gordillo al sindicato como dirigente nacional, de uno de los sectores del magisterio más significativos del país.

Y ante tal referencia algunos simpatizantes de la polémica líder magisterial que recientemente recobró su libertad, refieren con claridad sus simpatías en torno a su postura y argumentos, figura sobre la quien  se dice, que incluso desde la cárcel, lograba manejar los hilos en algunos ámbitos del poderoso sector magisterial.

Lo cierto, lo real, lo que no podría ubicarse entre las dudas, es que la siempre tormentosa maestra, de alguna forma ha mantenido en sus manos el control de algunos núcleos magisteriales, por lo que se podría señalar sobre el tema, que luego de su liberación, la maestra Elba Esther, no intenta precisamente rescatar su poder de antaño, porque su fuerza frente a las huestes magisteriales queda de manifiesto “a simple vista del buen cubero”.

Afirman los que bien la conocen, que la maestra actúa como si nunca hubiese estado recluida bajo un proceso judicial, que de la misma forma sus ímpetus no registran variación y que paralelamente a ello, recobra simpatías con significativa rapidez en los ámbitos magisteriales.

Así la historia, todo obliga a presumir como bien señala la sabiduría popular, que la polémica dirigente intenta volver por sus fueros y que, esa postura aguerrida que refiere en la actualidad, es no el aviso, no la sugerencia, sino la real confirmación de su firme andar hacia la cúpula del poder magisterial.

Es incuestionable que, tanto para bien como para mal, entre truenos y centellas, habrá mucho de qué hablar sobre doña Elba Esther Gordillo… Que no queden dudas.

Atiendo sus puntos de vista en

Alfredo.rios1947@icloud.com