Causas y efectos

¿HABRÁ ARMAS AL INTERIOR DEL HOGAR?

0

+ DRAMÁTICA INSEGURIDAD DAÑA AL PAÍS
+ VERACRUZ Y EL ABRAZO DE ACATEMPAN

+ ¿ESCASO DINERO PARA LOS 500 AÑOS?

Todo indica que en el marco del Decreto para la conformación y legalidad de la Guardia Nacional, se abre la posibilidad para que los mexicanos tengan el derecho de disponer de armas en sus respectivos domicilios, como un instrumento útil para su legítima defensa.

Tal información, se desprende del contenido del Decreto que formaliza la creación de la Guardia Nacional, documento en el cual se establecen los ámbitos, considerando condiciones, casos, requisitos, así como específicamente los lugares en los cuales se autorizará la portación de armas.

Incuestionablemente serán las leyes federales sobre el tema, las que den paso a la posibilidad de disponer de armas en domicilios particulares, para lo cual el ciudadano deberá cumplir con los requisitos, las condiciones y las limitantes que pudieran marcar las nuevas leyes sobre el tema, si es que la determinación en ese sentido se confirma.

La referencia pareciera que tiene su origen en la constante referencia por parte de la sociedad mexicana, de que en el interior de los hogares se quedan en estado de indefensión, pese al incremento de la ola delictiva, porque no es legal disponer de armas para la autodefensa o la protección de los integrantes de la familia.

Y claro que de una u otra forma la polémica persistirá, dado que muchas décadas han transcurrido sin la posibilidad en el marco de la Ley, de que en el núcleo familiar se disponga de armas y de la legalidad de utilizarlas para la defensa ya no sólo del patrimonio familiar y la privacidad a la que se tiene derecho, sino como una forma de salvar la vidas.

En el mismo contexto, también resulta obligado referir, que no deja de resultar lamentable la presencia repetitiva de escenarios preñados de extrema inseguridad, de miedo y terror, que reflejan a una sociedad que en lugar de avanzar en rangos de cultura y obviamente de civilidad, se encuentra atrapada en las telarañas de la inseguridad con claros rangos de anarquía, pese a que una de las primeras obligaciones de las autoridades federales, estatales y municipales, es dotar de ámbitos de seguridad y bienestar al pueblo que gobiernan, premisa que incumplen la gran mayoría de nuestros gobernantes.

La aprobación de la Ley en referencia, sobre la cual aún queda pendiente de puntualizar con claridad las normas apropiadas para su aplicación, en tanto que incuestionablemente se trata de un tema singularmente delicado, apunta por sí misma que la delincuencia alcanza dimensiones que resultaban impredecibles hace corto tiempo, y las dramáticas cifras sobre el tema, otorgan incuestionables fundamentos para apuntar que, tales escenarios, se están convirtiendo en catastróficos… Ni de más, ni de menos.

PRESIDENTE DEL PAÍS Y ALCALDE PORTEÑO

ANTE LOS 500 AÑOS DE LA LUNA DE PLATA

Dejó escrito don Agustín Lara, aquel pensamiento romántico y bello de nacer con la luna plata en un rincón del cielo que arrulla el mar, así, en ese marco entre melancolía por el pasado y alegría por pese a un incierto porvenir, hoy en esas costas del siempre afamado y atractivo Puerto de Veracruz (nuevamente el más importante del país ante las imponentes y multimillonarias obras portuarias ejecutadas en el transcurrir de los últimos años) se comenta que “como era de esperarse”, el Presidente de México aún no ha confirmado su presencia en las fiestas proyectadas para celebrar los 500 años de su fundación.

Y no sólo (hasta el momento) no se ha confirmado la asistencia del Presidente, sino que los cientos de millones de pesos que esperaba la administración municipal veracruzana recibir por parte de la Federación, precisamente para financiar y promocionar en mejor forma los festejos, que permitieran incluso a nivel internacional despertar mayor atención en los ámbitos turísticos en beneficio de las costas porteñas y obviamente del Estado de Veracruz, pareciera que de igual forma tomaron el vuelo de las golondrinas.

Y es que precisamente en éste compas de preparativos y espera de recursos federales, se suscita el reclamo presidencial solicitándole al gobierno español, que ruegue por el perdón y olvido de “las afrentas y escarnios” que los conquistadores españoles, originaron en agravio “aún no perdonado” de los pueblos indígenas mexicanos de aquel entonces.

En esos escenarios la interpretación lógica es que la Presidencia de la República no valora con buenos ojos festejar la fundación, hace 500 años de la ciudad de Veracruz, dado que en lugar de abrazarnos mexicanos y españoles por el surgimiento de un puerto señero en la historia, cultura y economía de nuestro país, varias veces heroico, así como significativo para el comercio de México con el mundo, debemos esperar primero las disculpas del Gobierno de España, lo que en principio origina desconcierto y probable distanciamiento entre los dos países.

Pero en esos mismos contextos no se debe caer en la ingenuidad, porque si tenemos en cuenta el pasado reciente (no el de hace cinco siglos) los estallidos de confrontación entre el entonces Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y, para esos días el candidato presidencial, líder en las encuestas y ahora Presidente, Andrés Manuel López Obrador, podríamos coincidir que tales fricciones abiertas y claramente públicas que abarcaron amplios espacios en medios de comunicación, incluyendo programas televisivos en cadena nacional, si tenemos claro tales tiempos y las agudas secuencias de los hechos, entonces podríamos entender con mayor claridad y, en ese marco, llegar a la conclusión que con Hernán Cortés o sin él, en el actual escenario, probablemente los respaldos federales para los festejos de los 500 años del puerto veracruzano, de todas forman difícilmente llegarían a manos de un alcalde descendiente no de Hernán Cortés, sino de Miguel Ángel Yunes Linares.

Dicen los que saben de éstas cosas, que si algo tarde o temprano tiene siempre secuelas, precisamente lo son las confrontaciones abiertas y viscerales entre grupos políticos distintos en el marco de campañas electorales, para quien ganar se transforman en pendientes por cobrar y, para el que pierde, se constituyen en pecados por pagar… Escenarios como el apuntado confirman la sabiduría de tales conceptos.

Pero ya se verá el desenlace final, porque hombres sabios han asegurado que en política “todo es posible” y, bajo tales esquemas ya hemos visto múltiples “abrazos de Acatempan” desde aquel 10 de febrero de 1821, incluso más efusivos que el escenificado en ése entonces entre el comandante en jefe del Ejército del Virreinato de la Nueva España, Don Agustín de Iturbide y el notable insurgente Vicente Guerrero, comandante en jefe de las fuerzas que luchaban por la independencia mexicana… Ahí la dejamos.

Atiendo sus puntos de vista en

Alfredo.rios1947@icloud.com

 

En política, ¿viajes de trabajo o viajes de placer?

Previous article

LO DE ESPAÑA, EVIDENTE CORTINA DE HUMO PARA TEMAS ECONÓMICOS

Next article

You may also like