Causas y efectos

FORTÍN Y GUARDIA NACIONAL

0

*DESATENCIÓN A LOS ALCALDES
*SOMBRÍO PICO DE ORIZABA
*RIESGOS DEL SECTOR SALUD

 

Antonio Mansur Oviedo, quien es calificado por los habitantes de Fortín de las Flores como un excelente alcalde de ese municipio, ha referido a los medios de información que, pese a disponer de referencias no oficiales en las que se apunta que elementos de la Guardia Nacional, los cuales ya realizan actividades en las áreas de la región central veracruzana, no han corrido la atención para informar sobre su presencia en el municipio de donde es alcalde, es más, elementos de dicha institución no han tenido el más mínimo contacto con la Presidencia Municipal de la ciudad de las flores.

El hecho, por sí mismo, no deja de llamar la atención en tanto que, se trate de un municipio grande o pequeño, todo lo relacionado con actividades oficiales en los marcos de la jurisdicción territorial correspondiente, sobre todo en temas directamente vinculados con el interés de la colectividad, (como lo es el renglón de la seguridad para la población) debería de ser del conocimiento de las autoridades correspondientes, tal como lo es el Presidente Municipal, máxime si la fama pública de dicho funcionario apunta niveles de prestigio, tal como acontece en el caso específico del Ayuntamiento de Fortín.

Valdría también el apuntar en descargo a dichos escenarios, que por las características imperantes al interior de la “naciente” Guardia Nacional, sumado al complejo tema de inseguridad que impera en el país, los rangos de discreción en el nuevo organismo de corte “paramilitar”, se están aplicando con especial rigor y, por lo mismo se originan escenarios como la “desatención” hacia una autoridad municipal, actitudes y desencuentros no intencionales, que podrían quedar con el transcurrir de los días en el simple anecdotario… Ya veremos.

 

LO QUE SE LEE…

Que los mantos acuíferos del Pico de Orizaba de los cuales dependen extensas zonas agrícolas, así como la numerosa población de la región central veracruzana, esparcida en diversos distritos conformados por decenas de municipios de la región central veracruzana, se encuentran prácticamente en franca etapa de extinción, tanto así que expertos en el tema como lo es el ingeniero Manuel Estrada Trejo, ha declarado que se debe actuar con rapidez y claro sentido de responsabilidad y profesionalismo, para superar el drama que ya representa la escasez de agua, hecho que se advierte en amplios sectores tanto agrícolas como industriales, así como entre la población en lo general.

Y es verdad, incluso la imagen del Pico de Orizaba ahora se presente en etapas prolongadas notoriamente sombrío, fantasmal, sin verdor ni el esplendor de su blancura de antaño, tonalidades impresionantes que acreditaba la existencia de nevadas, así como la presencia de imponentes glaciales, de los cuales, aseguran los expertos, muy poco queda.

Y pese a ese preocupante escenario nada alentador para el futuro de Veracruz y para el país en lo general, las voces de quienes nos llaman a la reforestación y el correcto uso del agua, así como hacia la aplicación de medidas para imponer el rango de “cero deforestación”, pareciera que tales voces se pronuncian en el centro del desierto, porque ni el Gobierno del pasado ni las autoridades del presente, no refieren acciones efectivas para frenar la tala criminal y mucho menos para recuperar las áreas boscosas perdidas, precisamente por la complicidad de las autoridades en el tema… Ahí la dejamos.

 

LO QUE SE VE…

Que hoy, más que nunca en las últimas décadas, los organismos asistenciales municipales (obviamente en el marco de sus posibilidades y capacidades) deberán aplicarse para apoyar a los que menos tienen en sus respectivas jurisdicciones, con la finalidad de asistirles en rangos de asistencia médica y, obviamente, medicamentos.

Porque resulta obvio que en los marcos de la Cuarta Transformación, los servicios hospitalarios y de asesoría médica para quienes menos tienen, e incluso para los que están afiliados con derechos al servicio médico de manera integral, aparentemente van en el sendero de una crisis, cuyos efectos, lastiman y se agudizarán aún más impactando negativamente precisamente a los que menos tienen e incluso a derechohabientes que apartado toda una via.

No ha sido ni será una buena idea que instituciones (como el IMSS) creadas en un marco de leyes específicas y para fines claramente determinados, como es el de atender a quienes se encuentran afiliados y, aparejado a ello,  han cubierto (incluso por décadas) por conducto de su fuente laboral con sus respectivas cuotas identificadas como “obrero-patronales”, todos ellos actualmente tengan la sensación de que, en forma arbitraria, se les pudiera afectar por la supuesta invasión de esos mismos espacios por parte de quienes no han cumplido con los requerimientos marcados por la Ley… ¿Será que esa posible pesadilla se convierta en realidad?… ¿O nos brindarán la oportunidad de evitar que el IMSS y el ISSTE revienten?… Ya lo veremos.

Alfredo.rios1947@icloud.com

 

Desarrollo social y ahorro destacan en sesión de cabildo

Previous article

Alcalde dice que hay paz en Acultzingo

Next article

You may also like