*EXTINGUIR INSEGURIDAD, EL RETO SEXENAL

*CREACIÓN DE EMPLEOS, OTRA EXIGENCIA
*¡QUE NO ES GRAVE LA AGRESIÓN SEXUAL!
*QUE CONVOQUEN CONSULTA CIUDADANA

El que las tierras veracruzanas se encuentren calificadas como el segundo territorio del país más peligroso para las mujeres, está escalofriantemente aparejado con uno de los más bajos porcentajes en lo referente al esclarecimiento de asesinatos de féminas, en tanto que sólo en el mes de enero se registraron 19 mujeres asesinadas en tierras jarochas, casos dramáticos que superan en más del doble del mismo mes de año pasado.

Si los números son correctos, se podría referir que las preocupantes cifras apuntan sobre un incremento de asesinatos, que no sólo preocupan a la ciudadanía, sino que deben preocupar y muy en serio a las instancias estatales y municipales responsables de brindarnos seguridad.

Aquí, sobre lo municipal, valdría cuestionar, qué tan válido es que los alcaldes y los cuerpos edilicios en lo general, simple y sencillamente se hagan hacía un lado en materia de seguridad, cuando de acuerdo a las estructuras del poder público, constituyen la primera línea de gobierno para brindar bienestar a lo sociedad.

Los sucesos criminales en tierras veracruzanas también se encuentran vinculados a la despreocupación sobre ese tema por parte de los cuerpos edilicios, grupos que en lugar deberían de haberse desarrollado tanto en número, como en instrumentos, al igual que en capacitación y el equipamiento requerido para operar con eficacia como cuerpos armados o sólo preventivos, sino con la competencia y el sustento legal para actuar imponiendo siempre en protección de la sociedad.

Lo más complejo y grave de afrontar, es el que no sólo se han incrementado las agresiones mortales a mujeres, sino que en parámetros similares lo mismo sucede en el ámbito masculino, situación que de manera angustiante nos impacta y sacude, sin que (por el momento) se registren avances positivos en los rangos de seguridad… Ya veremos lo que se obtenga bajo los nuevos estilos de la “cuarta transformación”.

CIRCUNSTANCIAS SIN ANTECEDENTES

EN TEMA DEL FISCAL VERACRUZANO

Nosotros los adultos mayores, e incluso la primera generación de nuestra descendencia, crecimos entrelazados con aquellos tiempos y estilos, en los que el Ejecutivo del país y en línea directa los distintos gobernadores, arribaban al sillón de mando cargando sobre sí los ramos de la seguridad y la administración de justicia.

Pese a las reformas aplicadas en dichos ámbitos, para el pueblo en lo general, los poseedores de las “sillas ejecutivas” de mando, son los responsables no sólo de brindarnos seguridad, sino que paralelamente se cumpla bien con la administración de justicia.

Muy frecuente se escucha decir ante una sentencia dictada por el ámbito Judicial: “Pero la culpa la tiene el sistema de nuestro Gobierno, porque designan fiscales y jueces incompetentes”.

En ese marco de conceptos arraigados entre la población, se observa la ahora nueva era de fiscales y jueces “independientes”, ajenos a los criterios o intereses de las cúpulas del poder ejecutivo.

Las referencias resultan apropiadas para el caso que se registra en Veracruz de nuestros actuales días, con un panorama que abre polémicas entre el Fiscal que no renuncia y el Gobierno que no lo quiere, un escenario complejo y qué, para muchos, deberá  terminar en el momento, como dicen los jaraneros “que se rompa la cuerda más floja”.

Al final del día… “Las cosas en palacio van despacio” y la renuncia, remoción, destitución o despido, como usted la quiera ver, de una u otra forma, si se queda o sí se va, pasará a formar parte de narraciones de juristas en las aulas de las facultades de leyes, es más, se puede predecir desde el punto de vista, de viejos abogados, esa historia no pasará a la historia, sino que ya pasó.

Y les anticipo con todo aprecio, si alguien me plantea una apuesta sobre quién ganará, o quién perderá, entre legisladores y fiscal, desde éste momento les afirmo que yo “me rajo”, porque quien debe ganar, es el que sea poseedor de la verdad jurídica y en esos renglones no soy el indicado para anticipar el final… “Y usted apreciado lector: ¿Cuál sería su conclusión?

QUE LA VIOLENCIA SEXUAL Y EL

ROBO ¿NO SON DELITOS GRAVES?

Difícilmente se podría interpretar con claridad, incluso en el marco del más abierto libre criterio y derecho a la expresión, que en los ámbitos de un cuerpo colegiado de congresistas, como lo es el nuestro, se deseche la posibilidad de tipificar como delitos  graves, el abuso sexual o violencia sexual contra menores, robo de casas habitación, así como de camiones de carga.

Y ante tal determinación, yo le preguntaría a cualquier legislador del país si la violencia sexual contra un hijo o el saqueo de su hogar mientras se encontraba calificando leyes en el Congreso… ¿No le representaría algo de enorme gravedad e indeleble en la memoria por el hijo agredido?

¿Y para el modesto trabajador que por años se esfuerza para comprar su televisión y su medidor de presión, artículos que le arrancan de su patrimonio, paralelamente a la humillación que registra por la infame violación al hogar… No es un delito grave?

¡Y no es un delito grave que le roben sus ahorros que realizaba para comprar una medicina del que depende la vida de su hijo o la él mismo?

Muchos son, probablemente las mayorías de mexicanos, los que indudablemente no podrían coincidir en nada con criterios de tales referencias.

México fue educado para creer en sus instituciones y, en ese marco, es preciso que las instituciones respondan aparejadas al pensamiento de la sociedad… Y en ese caso preguntaría:

¿Por qué, en éste tema de especial sensibilidad entre la sociedad, no se convoca a una consulta ciudadana para que sea el pueblo, las mayorías, quienes determinen si los delitos en referencia, violencia sexual contra menores y robo a los hogares, no debe ser considerado como un delito grave?… ¿La opinión ciudadana seguirá sin tener valor?

LO QUE SE LEE

Que en las primeras investigaciones hechas por especialistas internacionalmente altamente calificados, no se han detectado con certeza, las causas que originaron el desplome del helicóptero que originó la muerte de la Gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso  y de su esposo, el senador Rafael Moreno Valle, así como de los dos pilotos y un colaborador de la mandataria poblana.

LO QUE SE VE

Que el helicóptero se impactó en sentido invertido, o sea, que se desplomó con las hélices hacia abajo, hecho que no tiene antecedentes en éste tipo de unidades, circunstancia que se sigue investigando con todo detalle por parte de los especialistas.

LO QUE SE OYE

Que el hecho, la información otorgada, refiere que aún no existe una conclusión certera que induzca a determinar las causas por las que se suscitó la tragedia.

Atiendo sus puntos de vista en

alfredo.rios1947@icloud.com

 

 

 

 

 

 

 

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx