Causas y efectos

Éxito policial Veracruzano

0

*Cuando priva el heroísmo
*Ceguera y deforestación

*Existe Prensa incómoda

María Fernanda es una jovencita cordobesa de ejemplar comportamiento, integrante de una familia que es presidida por un profesionista ejemplar, acreditado como uno de los médicos con mayor prestigio en la región central veracruzana y en determinados ámbitos profesionales de todo el país… Ella, su hija que apenas arriba a su etapa juvenil con todas las ilusiones, esperanzas y proyectos que se anidan pensando en el presente y el futuro de su porvenir, fue objeto de un secuestro el pasado 23 de octubre, hecho criminal que incuestionablemente originó indignación, preocupación e incluso frustración de amplios sectores de la población, que de inmediato se solidarizaron con la familia de la jovencita plagiada, al tiempo de hacer sentir tanto en lo personal como por vía de las redes de Internet, no sólo la irritación por los hechos, sino la total y clara solidaridad con la familia de María Fernanda, así como el llamado a la sociedad para colaborar en torno al tema, ensanchando el reclamo a las autoridades para atender con prontitud y eficacia el caso.

En muy pocas ocasiones o probablemente nunca antes, un hecho de tal naturaleza había originado tanto en los círculos sociales de la región central veracruzana, así como en los ámbitos de los actuales sistemas cibernéticos de la comunicación, reacciones tan numerosas sobre el caso en referencia, las cuales dieron curso a un escenario que por sus propias características y dimensiones cimbraron a la población veracruzana y que, por razones obvias, seguramente influyó en un resultado altamente valorado por la sociedad, cuando un comando policiaco especializado en tareas de investigación, detectó en la ciudad de Córdoba el sitio donde se encontraban tanto los secuestradores como la apreciada jovencita plagiada, procediendo con tácticas apropiadas tanto a la liberación de la joven cordobesa que se encontraba privada de su libertad, como a la detención de tres de los supuestamente involucrados en tales hechos delictivos, que ya fueron presentados ante las autoridades competentes.

Claro que el hecho aparejado a la indignación popular, originó ante el desenlace positivo el brote de alegría y efusivas lágrimas entre numerosos cordobeses, orizabeños, fortinenses y veracruzanos en lo general, que por su cantidad resultaría imposible cuantificar, pero que invadieron de inmediato los medios electrónicos de comunicación, primordialmente para manifestar su alegría por la recuperación “sana y salva” de la muy querida jovencita que había sido privada de su libertad, en segundo lugar para reclamar la aplicación de la ley y, en tercer lugar (ello resulta singularmente notorio) aplaudir al cuerpo de investigación y operativo del Sector de Seguridad Pública del Estado, que esclareció los hechos y logró tanto la liberación (sana y salva) de la María Fernanda, como la detención de los aparentes ejecutores responsables de  los aparentemente delitos que les resulten en torno a dichos escenarios.

Y así como de siempre se ha referido por parte de la población las fallas en efectividad y resultados que se registran en los ámbitos policiacos, así, e incluso con mayor intensidad, hoy la población cordobesa y de toda la región central veracruzana, dirigió la mirada de reconocimiento al tiempo de elevar el aplauso al muy frecuentemente criticado sector de investigaciones y Seguridad Pública de tierras jarochas, porque en el preocupante tema en referencia ha reflejado notoria capacidad de respuesta, lo que habla de un rotundo acierto por parte del Gobierno Estado de Veracruz, ámbitos en los que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, seguramente habrá de estar reflexionando en que sí se puede conformar un cuerpo estatal de investigación policiaca de alta eficiencia, porque así se ha demostrado en la región de Córdoba en torno al referido tema y, ello,  consolidó un sólido paso en ese renglón y hacia rutas de mayor identidad y confianza entre el pueblo veracruzano y sus autoridades de ámbitos estatales… Ahí la dejamos.

LO QUE SE LEE

Muy lamentable y a más de ello, otro ejemplo de que sí existen valerosos elementos en las fuerzas de seguridad del país, es la muerte de un Policía Federal al tratar de evitar un asalto contra un automovilista, que se estaba verificando a la altura del kilómetro 210 del tramo de la autopista entre Puebla y Orizaba.

En los apuntes informativos sobre el tema se refiere que los elementos de la Policía Federal, fueron recibidos con disparos cuando intentaron frustrar un asalto, delito que lograron evitar pero que costó la vida del heroico uniformado, a quien se le deben rendir todos los honores y atender a su familia de acuerdo a lo que marcan las leyes.

Insistimos, sí existen elementos valiosos en los ámbitos relacionados con la Seguridad Pública del país.

LO QUE SE VE

Que persisten las denuncias de ecologistas y habitantes de la región central veracruzana, en el sentido de que la depredación de áreas verdes en el Pico de Orizaba continúa sin freno alguno, lo que obliga a pensar no sólo en ineficaces cuerpos de guardias forestales, sino en un acuerdo mutuo entre autoridades forestales y depredadores de una de las riquezas naturales más importantes sobre el territorio nacional.

Décadas tienen habitantes y ecologistas denunciando los quebrantos a las leyes y ordenamientos forestales vigentes en las faldas del volcán más elevado del país, mismo tiempo que la deforestación se ha acrecentado sin que nadie se dé por enterado en ámbitos de protección ambiental.

¿Hasta cuándo se cumplirán con las leyes en nuestro país?

LO QUE SE OYE

En los “ámbitos pueblerinos” a los que “estamos acostumbrados” los reporteros de provincia, de siempre se ha registrado (salvo en honrosas excepciones) el desplazamiento (incluyendo en giras presidenciales) que los políticos federales realizan ignorando a los reporteros locales, porque incluso en esos eventos efectuados en las zonas de la prensa provinciana, las figuras de la prensa nacional tienen privilegios en los renglones de preguntas y respuestas a los elevados funcionarios federales.

Hoy en la ciudad de México, que para muchos constituye “la capital del centralismo informativo” los “gurús” del periodismo nacional se duelen de que el actual Presidente López Obrador, “tache” a reporteros de la capital del país que resultan “incómodos”, cuando a la prensa de provincia siempre la han hecho hacia un rincón y no pasaba nada… Ni de más, ni de manos.                                        

Inicia DIF proceso de reintegración de menor

Previous article

Ni 2017 ni 2018, siguen sin castigo quebrantos a las finanzas públicas

Next article

You may also like