Causas y efectos

Evitar ámbitos represivos

*Seguridad y Desarrollo
*Insuficiencia en salud

*Debate Bajacaliforniano

Por Alfredo Ríos Hernández

Con significativo número de reproducciones, en las últimas horas se difunde un mensaje en las redes sociales de Internet, en el que se hace referencia a un mensaje del Presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestado el pasado 22 de abril, en el que se puntualiza: “El compromiso es que en seis meses disminuya la violencia y la inseguridad en Veracruz y en todo México. Lo fundamental es atender las causas así como garantizar empleo y bienestar.

a).- Fortalecer programas sociales.

b).- Guardia Nacional.

C).- Acabar con la corrupción.

Como es de esperarse, las referencias sobre el mensaje presidencial difundido prácticamente al iniciarse los “seis meses prometidos”, no refieren éxito en el las propuestas, en tanto que nos encontramos prácticamente a una semana de la fecha señalada como plazo por la Presidencia para alcanzar dicho objetivo, y de hecho, la preocupación por la violencia se está convirtiendo en un reclamo masivo en las redes de Internet, en tanto que lamentablemente la inseguridad en regiones como el Estado de Veracruz, en lugar de registrar un decrecimiento se ha  incrementado, escenario que indudablemente coloca en rangos de incumplimiento a los programas federales, estatales y municipales, vinculados con la restauración de la seguridad en territorios como Veracruz.

Y en realidad si nos atenemos a lo escrito en dicho mensaje presidencial, en donde se apuntaba (hace seis meses) como parte de los objetivos para restaurar la tranquilidad social, el “fortalecer programas sociales, instaurar la Guardia Nacional y acabar con la corrupción”, bien se podría sostener con toda claridad, que indudablemente sí se están aplicando mayores acciones para consolidar programas sociales, ejemplo de ello son los recursos que mensualmente se destinan a todos los ancianos sin distinción de rangos sociales, así como la instauración e inicio de operaciones de la Guardia Nacional, a lo que se agregan  referencias cotidianas tanto en las Ruedas de Prensa identificadas como “Las Mañaneras”, como en las giras presidenciales, todo ello para combatir la corrupción y establecer un país, “no de ámbitos represivos” sino de respeto a las libertades y participativo en programas conjuntos entre sociedad y autoridades, en el afán de consolidar mayores niveles de bienestar en lo general.

Pero con todo y las nuevas modalidades impulsadas por la Cuarta Transformación, ciertamente los ámbitos de inseguridad y consecuentemente los hechos delictivos de elevado impacto, siguen representando una constante e incluso con rangos superiores a tiempos anteriores, ejemplo de ello son las tierras veracruzanas, en donde los reclamos de la sociedad para frenar la ola delictiva se escuchan cotidianamente, ello originado precisamente porque en algunos renglones de mayor impacto negativo, los hechos delincuenciales en lugar de disminuir se han incrementado.

Claro que problemas como el de referencia no pueden ser superados de la noche a la mañana, pero las autoridades actuales fueron quienes exhibieron por sí mismas un plazo para alcanzar resultados, por lo mismo, las exigencias de los cibernautas en reclamo para que se reconozca por parte de la autoridad, que se debe  corregir obligadamente la estrategia en materia de seguridad, lo que podría ejecutarse paralelamente a las correcciones requeridas en materia de programas para el desarrollo integral del país, que permitan incrementar mayores niveles de bienestar y desarrollo generalizado, por conducto de más y mejores oportunidades laborales tanto urbanas como rurales.

Mejorar e incluso perfeccionar estrategias para restaurar ámbitos de menor violencia en el territorio nacional, no es un tema sólo de la Guardia Nacional y de la correcta aplicación del castigo al crimen, sino que es correcto sumar a ello programas de bienestar social tal y como lo ha venido proponiendo la administración federal, pero en ambos espacios, debe privar efectividad, debe imperar la eficacia, mismas que nos deben inducir hacia la generación de más y mejores empleos, hacia la apertura de mayores oportunidades impulsando la economía en lo general y reactivando programas con las correcciones en el rumbo, pero no con criterios partidistas, no sectarias, sino apegadas a la realidad y sujetas a proyectos claramente productivos en beneficio de la nación.

Si el liberalismo daño al país precisamente por su ineficacia para alcanzar metas en favor de todos, el populismo representaría practicar más de lo mismo, pero con estilos diferentes, o sea, continuaríamos castigando la eficacia y productividad, que han representado los obstáculos de siempre tanto para el avance en el desarrollo económico integral, como en los niveles de mayor bienestar y mejor futuro para todos los mexicanos… Ya se verá.

LO QUE SE LEE

Por alguna causas que nadie explica con rangos de exactitud y credibilidad, varios son los hospitales del sector público veracruzano e incluso, según se ha difundido, del sistema federal de salud como lo son centros médicos del IMSS, que siguen operando con marcadas deficiencias en lo relativo ya no sólo a medicamentos y vacunas, sino incluso que ahora se apuntan reportes sobre sábanas, fundas y toallas que no son apropiadamente procesadas para mantener rangos apropiados de higiene, hecho que por sus propias características siembran elevada preocupación e incluso indignación entre los derechohabientes y personas en lo general que deben ser atendidas en centros de asistencia pública… ¿Seguiremos atentando contra la salud y el bienestar de los mexicanos?

LO QUE SE VE

Para muchos constituye una aberración el que un Gobernador ya Electo para administrar el Estado de Baja California en los próximos dos años, ahora se pretenda por conducto de una consulta ciudadana definir si gobernará el periodo para el que fue electo o “se respeta” la extraña reforma propuesta apenas hace unas semanas, para que su administración se prolongue tres años más… Los escenarios en referencia refieren por si mismos que en México las normas electorales siguen siendo, de alguna forma, endebles y manipulables, todo de acuerdo a los intereses de grupos de poder… Al cerrar la consulta ciudadana el día de ayer, trascendió que el 70 por ciento de los participantes votó en favor de que se amplíe el periodo de la administración estatal, para convertirla en cinco años… Así las cosas.

Sector Salud estatal rebasado por el dengue: Téllez

Anterior

Implementa Ayuntamiento de Córdoba clases de Baseball 5

Siguiente

Te puede interesar