Causas y efectos

El terror invade México

*Asesinan a pequeñitos
*Que en un año habrá paz
*Trump reactiva “el muro”

El espantoso acto criminal que originó la muerte de varios integrantes de la familia Le Baron, primordialmente niños e indefensas mujeres, hechos que son acreditados tanto a las operaciones de grupos criminales sobre el territorio nacional, así como a la ausencia de eficacia por parte de las autoridades municipales, estatales y federales, para brindar seguridad a la sociedad en lo general, constituyen testimonios que en principio y de manera dramática quedan grabados no sólo en la memoria colectiva del pueblo mexicano, sino que de la misma forma perdurarán plasmados con tinta indeleble en el lado obscuro de la historia del país.

Y es que la información sobre el escalofriante atentado, el cual por sí mismo constituye un hecho que ante sus dramáticas características estremeció al país, de inmediato atrajo la atención de los ámbitos internacionales, tanto así que el propio Presidente Estadunidense, Donald Trump, ofreció todo el apoyo policiaco que necesitara México no sólo para resguardar de nuevas agresiones a la familia victimada, sino para investigar los hechos y detectar a los responsables del estremecedor derramamiento de sangre.

Lo más lamentable y a la vez preocupante de los hechos es que, las amenazas que privaban desde tiempo atrás contra la comunidad mormona en referencia, no fue atendida con propiedad ni por las autoridades regionales, ni por los niveles de la Federación, situación que de acuerdo a los comentarios generalizados, abrió las posibilidades para que se cometiera un hecho criminal cuyas dimensiones estremecen a todo el país y, paralelamente a ello, siembra una imagen de terror sobre nuestro país que se difunde en todos los ámbitos internacionales del mundo entero.

Así las cosas, en el tema de inseguridad que constituye un factor que influye significativamente en la inestabilidad social, México sigue reflejando un panorama que de preocupante se ha convertido en espantoso, calificativos que incuestionablemente dañan las posibilidades de que más y mejores inversiones con capital exterior se capten en nuestro país, al tiempo que los efectos dañinos podrían impactar negativamente en el renglón turístico, rango de actividad económica vital para amplios sectores del territorio nacional, no sólo por el ingreso de divisas, sino porque tal renglón representa una de las fuentes de trabajo de mayor impacto en beneficio de la colectividad en lo general.

Lamentablemente los hechos aterradores en referencia, angustian al pueblo de México sacudido por niveles de violencia que se convierten en inenarrables, panorama que resulta imposible ocultar o maquillar, por lo que hoy se podría generalizar la opinión en los ámbitos internacionales, en el sentido de que México refiere escenarios no apropiados para la actividad turística y de igual forma para los ámbitos empresariales.

Y tales tendencias no resultan extrañas, porque en todo país y en toda empresa, cuando se piensa en proyectos de ampliación en marcos internacionales, lo primera que se valora son los niveles de seguridad y, aparejado a ello, los ámbitos de estabilidad social.

Prueba inmediata de tales tendencias negativas es que ayer mismo en Estados Unidos, el presidente Donald Trump declaró que es tiempo de revalorar la urgencia del muro fronterizo, que ya se levanta en algunos puntos del territorio americano, pero que ante hechos como el registrado en contra de la familia Le Baron, en el vecino país del norte ya se reflexionar en acelerar y ampliar el proyecto.

Y no es extraño que el caso delincuencial en referencia, afecte la imagen y los intereses de México en los ámbitos internacionales, sobre todo cuando lo ola delictiva de norte a sur del país en lugar de decrecer se está incrementando, escenario que ya no es posible ni disimular, ni ocultar, porque los sistemas de comunicación vía redes de Internet se han convertido en veloces y contundentes para informar sobre los hechos, en especial aquellos vinculados con los renglones de inseguridad con rangos de elevado terrorismo… ¿Seguiremos de mal en peor?

LO QUE SE LEE

Que los rangos del desarrollo delictivo se han disparado en tal forma, que ayer mismo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, refirió que requería de un año más para restablecer niveles de mayor seguridad y mitigar los efectos por las actividades delictivas…

La realidad clara e irrefutable, es que al encontrarnos a un paso de cumplirse el primer año de la “Cuarta Transformación”, los niveles delictivos en lugar de registrar una tendencia hacia la baja, los datos nos reflejan severos problemas de inseguridad con tendencias de incremento, panorama que siembra elevada preocupación, escenarios que originan la urgencia de más y mejores programas para disminuir los índices de inseguridad y, con ello, atemperar la angustia que priva entre la colectividad.

LO QUE SE VE

Con aceptación generalizada en los distintos sectores de la población, se está recibiendo la aprobación en el seno de la Suprema Corte de Justicia, marco en el cual dictaminaron como legal y por lo mismo no delictivo, el que en defensa de su casa, de sus propiedades y de la seguridad personal y de su familia, con los recursos a su alcance el, o los habitantes de una vivienda al proceder a su defensa y, en ese marco, perdiera la vida quien o quienes la invadían, cuando colocaban en alto riesgo a sus poseedores.

La nueva modificación a las leyes constituye una reforma de sobresaliente trascendencia que, más allá de las polémicas sobre el tema, para los especialistas se encuentra sólidamente fundamentada en los derechos que deben asistir a todo mexicano, primordialmente en los ámbitos de su vivienda… El tema es de trascendencia y especialistas coinciden sin objeciones con las nuevas aportaciones en los contextos de la legalidad.

Ahí la dejamos.

Abre DIF convocatoria a la Campaña Gratuitas de Cataratas

Anterior

Grúas contra maestros

Siguiente

Te puede interesar