Causas y efectos

Ejemplar actitud de futbolista

*Etapa de manifestaciones
*Cañeros: Reto económico
*Orizaba: Impulso Turístico

Calificado como una de las estrellas del futbol en el mundo, que forma parte del poderoso equipo inglés Liverpool; originario de una de las zonas con pobreza extrema de Senegal, Sadio Mané, refirió con notoria convicción ante los medios de comunicación, que más importante que vivir en la fastuosidad con costosos automóviles y lujos por doquiera, lo es el construir escuelas y centros asistenciales para las regiones de pobreza de su país, escenarios por los que él transitó de niño, “situación –dijo-  que debería ser erradicada tanto en Senegal como en todos los países del mundo”.

“¿Para qué quiero diez Ferrari, 20 relojes con diamantes y dos aviones?” -dijo el estrella senegalés- “¿Qué haría eso por el mundo?”… “Yo pasé hambre, trabajé en el campo, sobreviví a tiempos difíciles, jugué descalzo y no fui al colegio… Hoy con lo que gano puedo ayudar a la gente”.

El jugador refiere en una información difundida en redes de Internet por “Perú 21”:

“Prefiero construir escuelas, un estadio, proporcionar ropa, zapatos y alimentos para personas en extrema pobreza”… “Además, doy 70 euros al mes a todas las personas en una región muy pobre de Senegal, para contribuir a su economía familiar”.

El hecho refiere por sí mismo un ejemplo de vida, fundamentalmente de solidaridad de quienes han logrado escalar hacia la cumbre de la fama y la abundancia, para extender la mano hacia quienes de todo carecen, como resultado de un sistema financiero y una forma de vida, en la cual las características apabullante materialismo se apartan y desprende de ámbitos humanistas, originando insensibilidad hacia quienes, en nuestro mismo entorno, transitan por los ámbitos de la angustiante pobreza y la desesperanza… Bien por Sadio Mané, estrella internacional del futbol y aliento de esperanza para su pueblo.

LO QUE SE LEE

Sin error se le puede calificar al año que está por extinguirse como una etapa de manifestaciones y rebeldías en distintas partes del globo terráqueo, lo que nos reafirma el concepto de que, efectivamente transitamos los pueblos de todo el orbe por un mundo claramente globalizado.

En tales contextos se apuntan reflexiones sobre el surgimiento en la actual de “una epidemia de protestas”, que indudablemente constituyen las claras referencia de amplios sectores de la sociedad en diversos países en el mundo, sobre notorios desacuerdos con disposiciones y acciones gubernamentales, hechos que por sí mismos constituyen cuando no descalificación, sí reclamos de núcleos sociales sobre lo que califican como el inapropiado proceder de sus respectivas autoridades.

Muchos teóricos expertos en la materia, han  dejado sentencias en sus escritos de que el ser humano en todo el orbe, adopta con frecuencia reflexiones e incluso actitudes, que coinciden con los que se registran en otros puntos del planeta, e indudablemente no es descabellada tal reflexión, mucho menos cuando se tiene claro que con frecuencia los problemas en un país resultan de alguna forma semejantes a los de otras naciones, por lo que debe referirse como natural que, si se coincide en problemas su pudiera de la misma forma coincidir en las formas para tratar de resolverlos.

Así las cosas,  nos acercamos incuestionablemente al cierre de una década preñada en desacuerdos, lo que obliga a al apunte de que en diversos países (Bolivia, Venezuela, Ecuador, Argentina, Chile, para citar Latinoamérica) se recibirán “los años veinte” con claros soplos de tormentas sociopolíticas, económicas y de reclamos primordialmente por carestía, desigualdad, imposición, inseguridad y estancamiento en el desarrollo integral.

Los escenarios en el territorio mexicano el pasado primero de diciembre sobre los pro y las contras hacia un nuevo Gobierno, constituyen una realidad que no se debe ignorar o desvalorar, porque se plasmaron con notoriedad el pasado primero de diciembre en el territorio nacional, cuando al tiempo que una multitud se congregaba en La Plaza de la República, para mostrar su solidaridad con la administración federal encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en incontables municipios de todo el territorio nacional, incluyendo la capital del país, se realizaron marchas ciudadanas reclamando reinstalar la paz, reactivar la economía  y abonar en el bienestar de todos los mexicanos; todos ellos sumados podrían representar una cifra semejante a la que se congregó en la Plaza de la República, con la diferencia de que para las manifestaciones en las ciudades y pueblos del país, imperó lo espontáneo, sin traslados gratuitos ni apoyos logísticos.    

Ni duda existe en que la tarea pendiente en tierras mexicanas es la de restaurar la tranquilidad frenando la ola delictiva, al tiempo de hacer efectiva la reactivación económica del país, que de hecho se encuentra en la antesala recesión, lo que incide en la desesperanza originada por la escasez de empleo e ingresos insuficientes para amplios sectores de la población.

Ciertamente la anterior administración federal (adecuando a la actualidad aquella vieja expresión referida años atrás)  dejó “prendida de un hilo a la economía nacional” y, lo endeble, invariablemente tiende al derrumbe, pero para referenciar con claridad lo del tema del hilo, también bien valdría recordar aquella respuesta en aquellos ámbitos: ¿Y quién le quitó el hilo?

Ya habrá tiempo con el transcurrir  de las acciones ejecutadas en los marcos de la Cuarta Transformación, para evaluar si “los hilos” utilizados en tales contextos gubernamentales, refieren texturas de mayor resistencia y mejores resultados, o terminamos con más de lo mismo.

LO QUE SE VE

Todo hace presumir que los ingresos para los cañeros veracruzanos no alcanzarán cifras que origen satisfacción, porque ya se calcula que la producción de azúcar podría reducirse de manera significativa debido a que, entre otros factores, el clima no brindó la suficiente agua que se requiere para que los cultivos alcancen la calidad necesaria, hecho que afectará no sólo a los cañeros, sino a otros sectores de la agricultura veracruzana.

Lo cierto es que tales escenarios de sequía, están dejando de ser atípicos para transformarse en un cambio climático ya anunciado desde años atrás por los especialistas en la materia, situación que ha dejado de representar un mero pronóstico para transformarse en lamentable parte de nuestra realidad… “Los efectos” están a la vista y, “las causas” se encuentran identificadas pero la contaminación prosigue su avance apocalíptico.

LO QUE SE OYE

Siempre ha sido externado por los especialistas, que uno de los sectores de mayores beneficios para una región o un país, lo constituye la actividad turística, porque los ingresos registrados en los marcos de tal renglón (hoteles, restaurantes, bares, expendios de productos regionales, centros de diversión y el comercio en general) representan recursos económicos que provienen de fuera para quedarse en los marcos de la economía regional, paralelamente a al estímulo que tal actividad constituye para un amplio sector de trabajadores.

Es por ello que el impulsar mejorando eventos de atracción turística debe de convertirse en una acción constante y efectiva, por parte de autoridades estatales y municipales, renglón de egresos que por las perspectivas en la generación de ingresos que se derraman en torno a la actividad turística, origina bienestar para múltiples familias como pocos otros renglones de la economía podrían alcanzar… En concreto: Se debe invertir para beneficio del desarrollo turístico en tierras del Estado de Veracruz, ejemplo de ello lo es Orizaba, ahora Pueblo Mágico, el único municipio que en los últimos años ha registrado crecimiento en materia de actividad turística… Y les va bien.

Panistas muestran unidad en torno a nuevo líder estatal

ANTERIOR

Basurero de Cuitláhuac contará con plan de remediación

SIGUIENTE

Te puede interesar