*DUELE EL SALARIO PRESIDENCIAL

*LA BARBARIE DE LOS DESPIDOS
*ABRIR CAMINO, NO CERRARLOS

*FALLAS EN CENTROS DE SALUD

Me apuntaba un buen amigo del ámbito político, que podríamos estar de acuerdo o disentir del estilo de gobernar del actual Presidente de México, pero que en distintos aspectos bien podríamos coincidir y, uno de ellos, estriba en que Don Manuel López Obrador, “nunca nos engañó” y exactamente lo que manifestó y refirió como candidato, ahora lo está cumpliendo, al pie de la letra, como mandatario de la nación.

Y es verdad, Don Manuel, es hoy exactamente el mismo que ofreció ser como aspirante a la Primera Magistratura del país, estilos y formas que no varían, salvo que en los momentos actuales sus directrices y puntos de vista, se convierten en órdenes presidenciales y, de ello, tampoco que quedan dudas.

En ese marco, la austeridad con la que se comporta el Primer Mandatario del país, por sus características y dimensiones, así como por los tiempos actuales que atravesamos, pareciera ser tan austera o, incluso, más que la del ilustre y honorable veracruzano Don Adolfo Ruíz Cortines, tendencia positiva que se plasma con claridad, precisamente en el recorte presupuestal bastante significativo para la partida de pago de salarios de los más relevantes funcionarios del gabinete, incluyendo al propio Presidente de la República.

Las dimensiones positivas en tal renglón resultan de amplio impacto, porque el salario actual del Presidente incluso es menor que el que ganaban o ganan muchos funcionarios ya no sólo federales, sino de los gobiernos estatales e incluso del rango municipal.

He conocido a funcionarios municipales, así como estatales, que han ganado más de lo que actualmente recibe como ingresos López Obrador y, la verdad, una cifra que ronde entre los 70 y los 110 mil pesos no es nada desdeñable, pero incuestionablemente, aún más que eso han ganado funcionarios federales y ya referíamos que incluso municipales, tendencias que obligadamente, por la inercia del impacto que genera al aplicarse actualmente en las altas jerarquías, está definiendo (para bien o para mal) parte sustancial del nuevo estilo “lopezobradorista”.

Pero a más de ello, al viejo estilo de que, en la ranchería, ni el capataz ni el jornalero ganan más que Don Patrón, hoy se apunta que nadie debe ganar más que el Presidente y ello, claro que pega donde más duele, cumpliéndose la expresión aquella de que se registran con mayor impacto y sensibilidad los golpes sobre las partes blandas, que se encuentran en torno a los bolsillos, que los dirigidos hacia el mentón.

Y claro que la polémica sobre el tema persistirá, alentada sobre todo por quienes (dentro del sistema en sus diversos áreas) más ingresos perciben, cumpliéndose el viejo refrán muy a la mexicana de que precisamente “donde chillan, es porque se encuentra el muerto”… Ahí la dejo.

¿QUÉ PROPONDRÁN CORDOBESES

AL PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR?

Y ya que abordamos temas vinculados con el nuevo Presidente de los mexicanos, es preciso referir que, para el tres del venidero mes de febrero, arribará a la ciudad cordobesa don Andrés Manuel López Obrador, gira que con oportunidad anticipamos en éste mismo espacio y, cuya confirmación, ya fue ratificada posteriormente en diversos medios de comunicación.

Ante tal deferencia hacia los cordobeses, bueno sería que los sectores productivos de la región, no desaprovecharan la oportunidad para invitar al Presidente a un foro, donde se evaluara la situación económica que priva en la región central veracruzana, con temas diversos… caña, café, cítricos, toda la extensa variedad de actividades propias de la región, así como la urgencia de proyectar y construir un parque industrial de primer nivel, de los de verdad, con dotación suficiente de servicios y conexión con carreteras y vía del ferrocarril, que origine el arribo de nuevas empresas y sacuda la parálisis e incluso el retroceso económico que estrangula la economía de toda la región..

Debe sacudirse de Córdoba el letargo, nada nos van a otorgar si no planteamos proyectos ambiciosos pero factibles de realizar, en la región existen muchos empresarios preocupados por el estancamiento que se atraviesa, qué mejor oportunidad que al inicio del sexenio presidencial y del nuevo gobernador de Veracruz, se planteen proyectos que refieran el interés de los veracruzanos de ésta zona, para empujar en beneficio del desarrollo integral… Los viejos lo saben: Quienes no hablan, no serán escuchados.

SE DEBEN CORREGIR LOS CAMINOS,

NO INVADIRLOS CON DAMNIFICADOS

Y parece ser que no todo lo que relumbra es oro, aquí en la zona central veracruzana, como en muchísimos otros puntos del país, el sentir de numerosos veracruzanos es que el gobierno de la federación, está cometiendo un error al despedir cientos o miles de empleados de organismos gubernamentales.

Pareciera en tales ámbitos que la guadaña del desempleo alcanzó, de manera irracional, al sector menos responsable de los desórdenes que pudieran privar en la administración pública.

Está claro que la ineficacia puede ser arriba y abajo, pero en ninguna organización o empresa los desórdenes administrativos y productivos tienen su origen en el sector laboral, sino que precisamente y, con mayor frecuencia, aparecen como secuelas de administraciones y directrices incorrectas emanadas de las cúpulas de mando.

Si en los mandos hay tolerancia, desinterés e incluso complicidad con la ineficacia en las bases operativas, ello sucede por incompetencia o irresponsabilidad de quienes dirigen y ordenan.

E incluso se debe acercar el dedo hacia la llaga respecto a la incompetencia de que adolecen muchas oficinas del sector público, se trata del “imperio de la prepotencia” en los niveles de los “influyentes mandos”, que mientras más altos están ubicados, más poderío reflejan, niveles donde se origina con regularidad la irresponsabilidad que contagia a las esferas inferiores originando monstruos de ineficacia.

La corrección del rumbo no es el despido masivo, no es la purga, la solución es colocar en los mandos al personal apropiado, que precisamente por su competencia y honorabilidad, deberá ser una voz autorizada superior a intereses sindicales e incluso a las intrigas en su contra.

Los mandos de cada área del sector público deben ser profesionales serios y competentes, que estén arropados de la asesoría apropiada para que afronten con eficacia las correcciones del rumbo, capaces de generar con acierto golpes de timón, que permitan evadir vicios y perfilar la nave hacia políticas apropiadas y estrategias efectivas, pero no con la purga de despidos grupales, los cuales hieren, lastiman, frustran y generan ira entre la colectividad, transformándose en focos activos de rebelión e inestabilidad… Por el momento ahí la dejamos.

LO QUE SE LEE

Que don Roberto Ramos Alor, Secretario de Salud en el Estado de Veracruz, acaba de informar, que la anterior administración estatal, dejó los estantes de las farmacias en el sistema de servicios de salud dependientes del Gobierno del Estado, totalmente vacías, como resultado de un incorrecto manejo en dicho rubro, colocando con ello en riesgo el bienestar de millones de veracruzanos.

LO QUE SE VE

Que las deficiencias en materia de atención médica hacia los sectores más necesitados de la entidad veracruzana, ha representado de manera repetitiva un factor de protestas e inconformidad por parte de la colectividad.

LO QUE SE OYE

Que la sociedad veracruzana y, en especial, los sectores que con mayor urgencia requieren de los servicios médicos en los centros asistenciales, dependientes de las administración estatal, deben encontrar mayor atención y mejor trato para recuperar su salud en un ambiente de eficacia y dignidad, valores que aún están pendientes de ser refrendados por quienes prestan sus servicios en esas instituciones, así como por parte de las autoridades responsables de cubrir los requerimientos médicos, técnicos y farmacéuticos de los centros de salud… Ahí La dejo.

Atiendo sus puntos de vista en

alfredorioscolumnas@gmail.com

error: www.sucesosdeveracruz.com.mx