Causas y efectos

DRAMÁTICO DESABASTO DE MEDICAMENTOS

DERECHO CIUDADANO EXIGIENDO SERVICIOS

RÍO BLANCO: FARSA, BURLA O DESVERGÜENZA

SIN CUARTELES PARA LA GUARDIA NACIONAL

Debemos de tener claro y reconocer de manera plena, que los desabastos de medicamentos que impactan agudamente a los centros de atención médica, tanto dependientes del Gobierno Federal como del Gobierno del Estado (como el que actualmente se registra en el Hospital Regional de Coatzacoalcos) no constituyen un hecho novedoso, porque no forma parte de un escenario surgido a la luz pública en el transcurrir de la actual administración estatal o federal, sino que en realidad, ha sido una falla que de muchos años atrás se registra periódicamente, no sólo en el hospital de referencia, sino que son escenarios repetitivos en centros de asistencia médica de muchas partes del país.

Es más, se debe referir que incluso centros hospitalarios como el Instituto Mexicano del Seguridad Social (IMSS) y del Instituto al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSTE), han registrado etapas en la que escasean algunos medicamentos que forman parte de su ya de por sí limitado stop en sus respectivas farmacias.

Sobre el tema existen testimonios no sólo por parte de los derechohabientes sino incluso se encuentran registrados en los respectivos archivos de los medios de comunicación, en los cuales se puede verificar que tales deficiencias incluso no resultan extrañas, dado que con frecuencia se han repetido esos lamentables e irresponsables escenarios aquí y en todo México.

Pero lo que sí se debe dejar en claro e insistir en ello, es el que no por la frecuencia de tales irregularidades, la colectividad se debe de habituar y tomar como normales que tales deficiencias, forman parte “normal” en los ámbitos de asistencia médica en centros que fueron creados para beneficio de los mexicanos, incluyendo sobre todo casos de emergencia.

Por el contario, estamos obligados como ciudadanos responsables ha manifestar nuestro desacuerdo y, en esos marcos, elevar la voz para que de manera respetuosa se difundan los hechos, tanto en medios de comunicación como en reuniones de vecinos ante autoridades municipales, estatales o federales, las cuales constituyen vías correctas y apropiadas que el ciudadano debe utilizar para con todo sus derechos, exponer irregularidades, que al final del día constituyen formas que tiene a su alcance la población en defensa de las razones que le asisten.

Lo mismo se debe hacer cuando existen problemas en los renglones de limpia pública, de agua y alumbrado, de banquetas y calles en mal estado, de parques y plazas públicas sin apropiado mantenimiento, así como en lo relativo a mayores niveles de seguridad y mejoramiento de instalaciones educativas y deportivas.

La voz respetuosa y apegada a realidad debe ser atendida por los tres niveles de Gobierno, autoridades que tienen la obligación inalienable de atender las demanda de los servicios que constituyen derechos de la sociedad en su conjunto, interrelación entre ciudadano y gobernante que es indisoluble marcado por el principio que, el funcionario público, es una figura al servicio de la colectividad… Ni de más, ni de menos.

LO QUE SE LEE

Que ayer lunes se inició en la región central veracruzana, con un evento efectuado en el municipio de Río Blanco, en el cual, autoridades estatales y numerosos alcaldes de dicha zona procedieron a la creación de un organismo, mismo que, con el respaldo del gobernador veracruzano Cuitláhuac García Jiménez, tendrá como finalidad diseñar y aplicar un programa viable y efectivo, que tiene como finalidad fundamental, librar al Río Blanco de los elevados niveles de contaminación de que son objetos sus aguas.

Cabe referir que, no desde años, sino desde décadas atrás, el tema del “crimen ecológico” que se ha cometido y se sigue repitiendo en contra del Río Blanco y de muchas otras corrientes de agua y lagunas veracruzanas, ha representado centenares de textos, de estudios y discursos, así como de supuestas acciones, que como en los apuntes de cuentos del

“nunca jamás”, no han sido reales y por lo mismo han resultado ineficientes y que, en realidad lo más apropiado sería llamarlas como una farsa, o una burla, o una tomadura de pelo, o lo que es peor, como una desvergüenza.

Porque esos cuentos “cuentos son”, los cuales han representado un circo que lamentablemente está terminando en tragedia, porque los niveles de contaminación del Río Blanco son precisamente eso, una tragedia ecológica antecedida por la irresponsabilidad, lamentablemente no sólo de organismos públicos y funcionarios al servicio de la colectividad, sino de empresarios, de habitantes, de campesinos, de ganaderos, de industriales, de absolutamente todos, porque es precisamente la especie humana la única con la capacidad autodestructiva de atentar en contra de nuestra propia riqueza natural, de la que depende no sólo nuestro desarrollo sino nuestra propia subsistencia.

Ayer se inició un nuevo programa, proyecto o plan, habrá que ver mes con mes, año con año, hasta arribar al final de las actuales administraciones municipales, estatal y federal, para registrar en lo que se avanzó, confiando, rezando e implorando para que se cumpla con honor el compromiso contraído, porque volveremos a creer en lo que en el pasado ha sido imposible y fraudulento, porque bien dicen que “el hombre, es el único animal que tropieza dos veces e incluso más con la misma piedra”… ¿Tropezaremos nuevamente?

LO QUE SE VE

De siempre se ha sostenido que “las cosas en palacio, van despacio” concepto del dominio popular que se aplica ante esos efectos de lentitud que los bautizamos en la administración pública como “burocratismo”, escenarios que abarcan hechos como el que ahora afrontamos como preparativos para el arribo de la llamada “Guardia Nacional”, cuya proceso de institucionalidad y legalidad fue realmente “súper-veloz”, así, entre comillas, pero que pareciera que nos hemos topado ahora no con “la maldita primavera”, sino con “la eterna burocracia”, porque ya que el Congreso de la Unión dijo sí, que se integre la Guardia Nacional, los gobiernos estatales y municipales ahora dicen “¿Y dónde la instalamos? si no disponemos de los cuarteles apropiados”…

Eso sí que en verdad está “en chino”, o sea, que en lo poco que entendemos y dimensionamos en nuestra clara inexperiencia en materia de “guardianes de la nación”, lo que menos imaginábamos es que requeríamos de cuarteles apropiados para esa fuerza armada, pensábamos que con los edificios que el gobierno estatal veracruzano construyó para los centros de seguridad regional en varios puntos de la Entidad serían, de momento, suficientes para iniciar las operaciones del nuevo cuerpo armado para seguridad, pero el panorama cambia y, de acuerdo a lo que nos dicen, no disponemos por el momento ni de los terrenos para construir los cuarteles, lo que obviamente nos preocupa a todos porque ello representará que el asunto va para largo, igualito que como decían nuestros padres al referir que “las cosas en palacio van despacio”.

LO QUE SE OYE

Que el” Festival de Salsa” que se ha convertido en un evento anual ya tradicional en la ciudad de Boca del Río, lo que representa atracción turística y derrama económica para esa región costera, así como diversión para la población, si contará con el respaldo financiero del Gobierno del Estado, lo que siembra optimismo cuyos ecos ya se escuchan por toda esa alegre región costera… Ahí la dejamos.

Atento a sus puntos de vista en:

Alfredo.rios1947@icloud.com

Recibe Congreso de Veracruz informe de actividades de la CEDH, periodo 2018

ANTERIOR

Los asesores de las Morenas o el infortunio de llamarse Esther

SIGUIENTE

Te puede interesar