Causas y efectos

Dengue no mata, nomás induce

*¿Los castigos de Dios?
*Familias en alto riesgo
*Atentado a jubilaciones

Y como bien sostiene el reflexivo titular de la Secretaría de Gobierno del Estado de Veracruz, Don Patrocinio Cisneros: “Déjenme decirles de manera muy precisa, sin ser médico yo, que el problema del dengue no es que las personas fallezcan de dengue, eso genera que desencadene en otros problemas que en otras personas ya podrían haber padecido, o sea, que se complican algunas cosas”.

La reflexión, el apunte o la tesis, como usted guste calificarla, refiere un intento claro y notoriamente manipulador, con el cual se le pretende (de alguna forma) restarle importancia al descuido, al desgano o al error registrado en la administración estatal, al retardar la compra de los productos requeridos para fumigar y combatir al mosquito transmisor, irresponsabilidad que ha originado reaparición de enorme número de afectaciones, algunas de las cuales han sido el origen del desarrollo de complicaciones y la muerte de veracruzanos.

Y en realidad todo el escenario en el contexto de referencia, tanto el desde hace unos meses atrás como el de hace unas horas, nos deja claro la idea de que entre los generadores y activos de la Cuarta Transformación, priva el criterio que los gobernados, no tienen clara la realidad de su entorno y por lo mismo, pueden ser objeto de manipulaciones verbales en tanto que se han generado en el seno del conglomerado social, “aparentes cimientos de credibilidad indestructibles en todo lo que se predica en los escenarios de mandos gubernamentales”.

Pero en realidad y en base a los hechos de nuestra propia historia, los reflejos de solidaridad y apego popular hacia determinados sistemas gubernamentales, deben ser considerados “tan sólidos en el contexto social” como lo son “las rosas en el mar”.

Cierto, el respaldo “a ojos cerrados” de significativas mayorías nacionales hacia quienes hoy detentan el poder, no absoluto pero sí determinante, no registra antecedentes en las últimos sexenios gubernamentales, ello lo reconocen y difunden los medios de comunicación, pero esos mismos aparatos informativos también esparcen en el marco de la opinión pública los descalabros que se están registrando en el seno de la sociedad, como lo  son la clara y notoria inseguridad, que fue heredada pero se ha incrementado, así como yerros que han costado vidas incluso de niños, como lo es el ignorar las campañas para prevenir efectos mortales originados por el mosco transmisor del dengue.

Las “clases” sobre pandemias y sus efectos dictadas el pasado miércoles por el hombre fuerte del Gabinete “Cuitlahuista”, no reflejan conocimientos sobre el tema, sino que más bien tienen como efectos directos y contundentes referencias de que, una argumentación de sobra conocida por la población desde décadas atrás, como lo son los efectos originados en el organismo causados por el dengue, se pretenda utilizar para librar de culpas a los responsables de la reactivación del mosco transmisor, por irresponsabilidades en el manejo de las campañas diseñadas para evitar tales desenlaces.

De mal y de males continuaremos danzando en tierras veracruzanas, se en los marcos de las actuales administraciones gubernamentales, se pretende dirigir los destinos del país por conducto de meras ocurrencias que, de manera anticipada, dejan entrever contradicciones frente a la realidad, que resultan ser más cercanas a caprichosas fantasías, que al verdadero escenario de nuestro propio entorno.

Desde tiempos inmemorables escuchaba decir a mis abuelos, que siempre se debía procurar el evitar que resultaran más caros los remedios que la enfermedad… Dejémonos de “remedios caseros” y optemos por aplicar lo que ya está dictaminado por la propia experiencia médica… Ahí la dejamos. 

LO QUE SE LEE

“Yo gané, me la quitaron, pero los castigó Dios”, tales fueron las expresiones del actual gobernador morenista de Puebla Don Miguel Barbosa, que ayer comentamos y que siguen originando apuntes de contundente descalificación, porque una falla en una nave aérea nunca será efecto de castigos divinos, mucho menos si pensamos en la dolorosa cifra de niños inocentes que han sido víctimas de tragedias aéreas…

No sólo “impropio y de mal gusto” suena lo externado por el señor Barbosa, sino también se advierten rangos de indolente fanatismo que, en la actualidad, desgastan la imagen de elevados funcionarios públicos.

LO QUE SE VE

Ha detectado el Ayuntamiento de Córdoba que en éste municipio existen 50 familias en diversos puntos de la ciudad, las cuales han asentado  sus viviendas en zonas calificadas como de “alto riesgo”, por lo que han sido notificadas sobre tales escenarios, al tiempo de solicitarles que de inmediato procedan a la reubicación, evitando la posibilidad de efectos dramáticos y lamentables.

Como es natural, las personas afectadas por tales circunstancias se preguntan: “¿Con qué recursos podrían emigrar para instalar su hogar en otro punto del municipio de mayor seguridad?… Así las cosas, no faltan quienes refieren el diseño y la aplicación de un programa de asistencia oficial, en beneficio de quienes corren tales riesgos, como ya se ha hecho incluso en la capital del país ante los efectos por sismos de trágicas consecuencias.

De siempre se ha sostenido que más vale prevenir que lamentar y los dictámenes en referencia nos obligan a la toma de medidas de inmediato.

LO QUE SE OYE

Que si se ejecutan alteraciones negativas en los programas vigentes actualmente para la jubilación, los cuales ya han sufrido afectaciones reprobables en el pasado, se podría originar una enorme chispa de rebelión que incuestionablemente sembraría agudos quebrantamientos entre el sector laboral y el Gobierno en lo general… La advertencia ya ha sido girada por especialistas en el tema… Feliz Fin de semana.

Organizan Zumbafest a beneficio de niñas con cáncer

Anterior

LOS PASADOS PRESIDENCIALES

Siguiente

Te puede interesar