Causas y efectos

Cuitláhuac, ¿gobernador o maestro de matemáticas?

Cuando leí este miércoles que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez impartiría clases de matemáticas a través de RTV, sentí que irremediablemente Veracruz se estaba viniendo abajo.

Son tantos los temas que debe atender un mandatario estatal que el hecho de que hubiera preferido dar cátedra, habiendo tantos expertos en el tema, me hizo creer que en realidad no estaba contento con su actual empleo, que añoraba sus tiempos de catedrático en la Artículo Tercero y en la UV.

            Y eso es preocupante. ¿Cuáles serían los pocos asuntos que está atendiendo el gobernador como para que le esté sobrando tiempo y lo quiera utilizar en una tarea para la que no hay muchas vacantes y sí muchos postulantes? ¿En quiénes está depositando su entera confianza como para que, sin que él sea perturbado, pueda atender asuntos alejados de la tarea de gobernar?

Si fuera cierto, eso explicaría por qué hay tantos problemas sin resolver. Lleva a pensar que a quienes delega los asuntos de Estado son incompetentes y, por desgracia, su oficina se olvida de dar seguimiento. Por eso muchas veces asume las consecuencias de las torpezas de sus colaboradores, unos buenos para nada, a no ser para cobrar bien y grillar mal.

Porque la impresión generalizada es que el gobernador anda solo, con uno o dos de sus asesores; que salvo las mesas de paz y ahora las reuniones para atender el problema del coronavirus, en general anda más bien atento a lo que piensan en el altiplano y, en particular, en Palacio Nacional; que está permanentemente absorto en lo que le puedan instruir desde la oficina del tabasqueño.


Profe por un día

Por fortuna supe más del tema de las clases y me regresó el color y la temperatura al cuerpo. No serán clases para niños o jóvenes a los que durante un largo curso querrá convertir en unas chuchas cuereras en operaciones matemáticas. Las clases se orientarán a maestros, como parte de las estrategias de profesionalización  que aplicará la SEV a través de Radio Televisión de Veracruz (RTV), por aquello del aislamiento y suspensión de clases para evitar la propagación del coronavirus.

Y tampoco serán por un periodo largo sino sólo la clase inaugural del programa “Matemáticas para todos”. Llama la atención que lo quieran hacer a través de la televisión teniendo a la mano el Instituto Consorcio Clavijero (ICC), con una dilatada experiencia en cursos de profesionalización docente a distancia, mediante internet, que muy bien hubiera tenido una exitosa participación, sin necesidad de cerrar programas televisivos que forman parte de la barra programática de RTV.

El profe Cuitláhuac hizo una precisión: dará la clase inaugural del curso para maestros de nivel secundaria porque quiere enviar un mensaje a las y los docentes, a fin de mejorar la estrategia de enseñanza de las matemáticas.

Como quiera que sea, cualquier gobernador del partido que guste siempre es el que da las instrucciones pero no necesariamente el que las ejecuta; es el jefe del ejecutivo pero tiene un ejército que hace posible la acción de gobernar.

No podemos negar que gobernadores y alcaldes asisten al inicio de una obra pública a colocar “la primera piedra”, pero ese es un mero acto simbólico: tan pronto se va la comitiva, los albañiles quitan la famosa piedra y se ponen a trabajar en el terreno, mientras las notas periodísticas, las fotos y las imágenes de televisión vuelan a los medios de comunicación.

Si es el mismo sentido que hoy mueve a Cuitláhuac a dar una clase, ya veremos si su propósito mediático tiene un fin pedagógico o uno meramente político.

Y en medio de epidemias, Zenyazen como un Dios

Lo cierto es que quien ha aprovechado más la crisis del coronavirus o Covid-19 para exponerse mediáticamente no ha sido el robusto Roberto Ramos Alor, Secretario de Salud, sino el aficionado a los trajes de tres piezas Zenyazen Escobar García, titular de la Secretaría de Educación de Veracruz, quien ha acaparado más la atención mediática que los dos jóvenes veracruzanos a quienes se les ha detectado el Covid-19.

Primero fue el anuncio de que iba anunciar medidas por el Coronavirus. Lo hizo cuando ya Esteban Moctezuma, titular de la SEP, había anunciado que se ampliaría el periodo vacacional de Semana Santa, aunque ya no serían vacaciones sino días de guardar, del 20 de marzo al 20 de abril.

Luego, llegado el lunes, Zenyazen y sus apóstoles marcaron la agenda contra el Covid-19 que, por cierto, no dejó contentos ni a maestros ni a empleados de la secretaría, pues solo se pensó en otorgar suspensión de clases pero no de actividades administrativas y extracurriculares.

Se respetaría la propuesta federal para todo el estado, menos a los municipios de Veracruz, Boca del Río, Medellín de Bravo y Alvarado. Luego sabríamos la razón: aunque el mofletudo secretario de Salud no quería decirlo, finalmente se informó oficialmente este martes de que en esa zona conurbada habían sido detectados los dos primeros casos confirmados de Covid-19, algo que ya había circulado en redes sociales y medios de comunicación.

Al siguiente día, Zenyazen se agarró contra los alcaldes de Orizaba y Lerdo de Tejada, solo porque ellos tenían contemplado unilateralmente suspender clases desde el martes 17 de marzo.

Y hoy, el gobernador le ha dado mucho realce a una actividad que debería ser simple y llana: idear estrategias, como ya lo habían hecho varias universidades públicas y privadas del país, para atender a maestros y estudiantes mediante educación a distancia para evitar tantos retrasos mientras se cumplía la cuarentena.

¿Qué anunció el licenciado Zenya? Los programas “Actívate en tu casa”, “Lee un libro e inspírate en tu casa” y “Creación de un libro artesanal”, además de cursos de profesionalización del personal docente, “para que maestros y maestras puedan estudiar y fortalecer sus conocimientos en este periodo”, todo ello a partir del 24 de marzo, a través de plataformas digitales como el sitio web oficial de la SEV y aplicaciones como WhatsApp.

Y el anuncio fue justamente en la Sala de Banderas de Palacio de Gobierno, en presencia del gobernador García Jiménez, de quien el secretario de Educación dijo que estará encargado de la primera emisión porque “le gustan mucho las matemáticas”.

Algo fuerte se cocina en el futuro para el licenciado Zenyazen. Por lo pronto, afila navajas para imponer a su esposa Liliana López Coronado como comisionada del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI), lo que haría feliz a una familia morenista más.

Frases sin disfraces

“Hay quien dice que por lo de coronavirus no hay que abrazarse. Pero hay que abrazarse, no pasa nada; así. Nada de confrontación, ni de pleitos”.  Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com

La sentencia histórica

ANTERIOR

Secuestran al empresario Albino Lara Ramos en San Juan Evangelista

SIGUIENTE

Te puede interesar