COMPRAS ESTATALES: CANDIL DE LA CALLE

*LO DE VERACRUZ… PARA VERACRUZANOS
*APOYAR ECONOMÍA LOCAL, NO FORÁNEA
*REBELIÓN MAGISTERIAL EN LA SERRANÍA

 

De ninguna manera genera “buena imagen” que el Gobierno del Estado de Veracruz, adquiera vehículos (ahora para el servicio público de ambulancias del Sector Salud) no sólo sin la “apropiada licitación”, como ya  sucedió anteriormente con las camionetas que operarán como patrullas de Seguridad Pública, sino que de manera directa los ya cerca de doscientos vehículos, se compraron en el comercio automotriz que opera fuera de tierras veracruzanas.

El apunte de quienes refieren lo impropio de dichas adquisiciones, hacen sentir que aparte de que se ejecutan dichas operaciones sin la “convocatoria apropiada” que refieren las leyes, en dichas determinaciones se ha ignorado al sector empresarial del ramo automotriz de tierras veracruzanas, lo que deja sin oportunidad al comercio de autos que opera en nuestro entorno, para fortalecer ese ramo empresarial donde laboran miles de nuestros paisanos, los cuales requieren de mejores ingresos.

La reflexión resulta apropiada en tanto que, si las autoridades municipales y estatales deciden ejecutar sus compras en comercios veracruzanos, no sólo de vehículos, sino de papelería, muebles, insumos y artículos para la limpieza, uniformes, símbolos patrios como banderas, alimentos para el sector oficial, vestimenta para el personal de oficinas,  de centros médicos y de pacientes en instalaciones de asistencia para la salud, así como contratar de preferencia a empresas veracruzanas para servicios de mantenimiento de edificios y realización de obras públicas en lo general, en nuestras tierras jarochas se  ejecutaría incuestionablemente un paso importantísimo hacia su desarrollo integral.

Dicen los que vivimos en el sur que, quienes habitan “más al  centro y norte del país” resultan ser más “localistas y egoístas”, yo creo que los pueblos de regiones (para citar algunas que son ejemplares) como los habitantes de Nuevo León, Tamaulipas, Sonora, León, Coahuila, Jalisco e incluso Puebla, ya muy cercana a Veracruz, (paralelamente a otras regiones más) sí se distinguen “como localistas”, pero porque consumen primero lo que se produce en sus tierras y, paralelamente a ello, compran lo que se vende en sus establecimientos comerciales.

Ello refiere un localismo no malsano por egoísta, sino un localismo que estimula primeramente a la economía de sus entornos, que son donde habitan y ello generará bienestar, dado que el “consumo localista” favorece fuentes de empleo y derrama de recursos económicos en nuestro propio habitad.

Los resultados de ese “arraigado localismo” están a la vista, tanto así que son muchos los veracruzanos que han emigrado hacia las tierras del centro y norte del país, precisamente para vivir mejor y, numerosos son los que han logrado el objetivo que se han propuesto, lo que apunta que no es egoísmo lo que fomenta regiones localistas, y que el localismo no será nunca empobrecedor, sino que constituye la clara conciencia de que debemos consumir primeramente lo que se produce y lo que se vende en la región que habitamos, porque ello nos abrirá mayores puertas para nuestro propio bienestar.

Se han invertido por parte de la actual administración estatal veracruzana decenas de millones de pesos, según se ha difundido por las propias autoridades, en la compra de productos cuyas operaciones se realizaron con empresas que no son veracruzanas, como lo son los temas últimamente de ambulancias y anteriormente patrullas, cuando las agencias de vehículos de veracruzanos andan tocando puertas ofertando sus unidades, empresas que generan impuestos en Veracruz y que son fuente de empleo también para veracruzanos y, por lo mismo, originan derrama económica hacia los veracruzanos.

Incluso se debe de evaluar y reflexionar si las unidades adquiridas fuera de Veracruz registraron mejor precio que las que se ofertan por distribuidores veracruzanos, porque ante el preocupante escenario de fuentes de empleo locales en alto riesgo, incluyendo en ello todos los ámbitos del comercio, el no apoyar con compras oficiales al mercado local, podría resultar, con el tiempo, “más caro el caldo que las albóndigas” o “más dañino el remedio que la enfermedad”, porque los recursos públicos deben aplicarse en beneficio de la sociedad a la que, en principio y fin le pertenecen, por lo mismo, vale el sugerir que dejemos de actuar como “candiles de la calle y obscuridades de la casa”.

Estamos obligados a meditar con serenidad sobre el tema: ¿No sería mejor en el ramo de adquisiciones ejecutar licitaciones públicas, en las cuales, sólo se acepten propuestas de empresas claramente establecidas y que operen en tierras veracruzanas?… ¿Por qué hacer lo contrario si lo de Veracruz, en primer término, debe de ser para los veracruzanos?… Ahí la dejamos.

LO QUE SE LEE

Miles de integrantes de las secciones 56 y 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que prestan sus servicios en la región de Orizaba y sus entornos, ejecutaron un paro de brazos caídos angustiados por los elevados niveles de inseguridad, los cuales, invaden y obstaculizan las tareas educativas en la toda el área que conforman las grandes montañas.

LO QUE SE VE

Que no existen efectivos programas de estímulo al trabajo, ni acciones apropiadas de reorientación y prevención del delito, acciones que permitirían disminuir con claridad el ocio, el desempleo y la frustración, factores que son (en gran medida) origen y causa de los lamentables efectos delincuenciales que impactan negativamente a nuestro país.

LO QUE SE OYE

Que el sector magisterial podría encontrar eco a sus preocupaciones y demandas en diversos círculos de la colectividad, lo que originaría escenarios multitudinarios y elevadamente notorios de protestas y señalamientos de ineficacia, tanto de autoridades municipales, como de rangos estatales y federales…

AHÍ LA DEJAMOS

 

Pollos Rostizados
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx