Causas y efectos

Colapsada la Transformación

*Los riesgos de rebrotes
*Orden en propaganda
*Procuraduría y cadáveres


Podría reflexionarse con toda serenidad que, el situarse del lado correcto sobre el tema del secuestro en los ámbitos nacionales, estatales o municipales, en cualquier punto del país, es ubicarse en uno de los renglones que más han lastimado al colectivo social mexicano, dado que todos los especialistas en criminología, califican al delito en referencia como una aberración desprendida de todo rango humanista, cuyos efectos dañinos, directos y colaterales, habrán de perdurar por toda la vida, tanto por la víctima como parte de sus familiares e incluso círculos sociales de sus entornos.

Si Usted le pregunta a una persona ajena a la militancia en los escenarios de partidos políticos, que en las pasadas elecciones federales sufragó para beneficio de los candidatos de Morena: ¿Cuál fue “el motivo, la causa, la razón”? por lo que plasmo su respaldo en favor de Andrés Manuel López Obrador, así como de los respectivos candidatos a Senadores y Diputados de Morena… En los marcos de las respuestas identificará con notoria frecuencia, que la mayoría de tales intenciones del voto que representaron impresionante diferencia con anteriores tendencias electorales, no fueron específicamente “en favor” de los candidatos morenistas, sino “en contra “ de los del PRI y el PAN y, obviamente,  lo que tales organismos partidistas han representado en últimas fechas para el país.

Me atrevo a referir que escénicamente las mayorías de mexicanos frente a las urnas electorales, prefirieron sufragar hace dos años y meses hacia escenarios de incertidumbre, pese a la vieja sentencia de “que más vale malo conocido que bueno por conocer”, como una respuesta de “castigo” para quienes en últimas etapas gubernamentales, no habían cumplido con lo esencial que un país debe atesorar en los escenarios del colectivo social.

¿Y cual podría ser el tema que irrumpió en los últimos procesos electorales en las tendencias del electorado mexicano?…

No son pocos en los marcos del conglomerado social que califican al desarrollo de la ilegalidad y la violencia, que alteró los tradicionales niveles de bienestar en que, años atrás vivían los mexicanos, quienes señalan como factor fundamental del giro político, social y partidista que enmarcó primeramente la alternancia en el poder del PRI y el PAN, para desembocar actualmente en el dominio de MORENA.

Los últimos resultados electorales a nivel federal se fundamentan primariamente en rechazos y no precisamente en simpatías, porque quienes otorgaron su respaldo electoral representando “la diferencia” que le permitió a López Obrador arribar a la Presidencia de la República, fueron quienes querían manifestar firmemente su hartazgo, muy especialmente a los insoportables niveles de inseguridad y violencia que convertían al territorio nacional en “tierra de nadie”.

Más allá de los escenarios de pobreza, fue precisamente la violencia con sus efectos devastadores lo que quebrantó la estabilidad social de los mexicanos y con ello la “estabilidad política”, porque ningún Gobierno será realmente efectivo y ninguna sociedad reflejará real prosperidad, si los marcos de inseguridad, con elevados rangos de criminal irresponsabilidad por parte de las autoridades de los tres niveles de Gobierno (Federal, Estatal y Municipal) refieren en sus entornos violencia cotidiana que, por si mismos, dejan entrever ineficacia e impunidad que paulatinamente va pervirtiendo a los espacios gubernamentales.

La actual estructura del Gobierno Federal, cuyo triunfo se lo debe en gran medida al rechazo de la población a fuerzas del PRI y del PAN, actitud descalificadora primordialmente por la cadena delincuencial creciente en los últimos años, en el transcurrir del nuevo poderío partidista, indudablemente mucho ha dejado sin apego al real cumplimiento de lo que como candidatos ellos mismo ofertaban, como erradicar los escenarios violentos, en donde la propuesta irreflexiva y de tonalidades populista de “abrazos no balazos”, ha dejado entrever niveles no sólo de ineficacia, sino de claros desatinos que conjuntamente con los escenarios pandémicos, han colocado a los mexicanos en rutas del colapso económico y social, con impactos negativos no registrados en las últimas décadas.

La actividad delincuencial se ha incrustado actualmente con mayores efectos en los espacios cotidianos del conglomerado social, incluso se tienen reportes periodísticos en el sentido de que el número de rapto de mujeres se ha incrementado con notorios índices alarmantes y, lo peor de todo ello, es que priva el criterio en ámbitos oficiales, que tales  escenarios ya se han adoptado por el colectivo social como algo, que por frecuentes e incluso cotidianos, ya forma parte de nuestra cultura, en los marcos que coloquialmente calificamos como “usos y costumbres”… O sea que el acto criminal en nuestros pueblos, ciudades y carreteras, se intenta adherir a la cotidiano como escenarios habituales que forman parte de nuestra forma de ser. 

Tal tendencia debe ser calificada no sólo como una aberración, sino acreditarla con rangos delincuenciales por quienes en los espacios gubernamentales, de tal manera refieren  una especie de “cultura de la indiferencia”, evadiendo su significativa incompetencia hacia uno de los temas más delicados que han lacerado y quebrantado al colectivo social.  

Así las cosas, hoy escucha usted mensajes oficiales donde se apuntan recomendaciones para evitar caer en las redes de trata de blancas, evitar las calles solitarias, viajar sola a horas impropias, evitar caminar por calles o plazas públicas de noche, tratar siempre de salir de casa o del trabajo acompañada de otra persona, marcos sobre los cuales corresponde a las autoridades corregir e imponer el imperio de la seguridad y la legalidad, porque precisamente para ello el electorado había ejercido un giro en materia electoral, escenarios donde pareciera que los electores pareciera que pretenden corregir con respuestas ante casillas electorales como las registradas estatalmente el pasado domingo… Ya veremos que más nos depara la historia por venir.      

Lo que se lee

Elevadamente riesgoso para el pueblo mexicano, resultaría que por emular las acciones de reactivación económica que se han aplicado en otros países, mismos que contemplan la reapertura de actividades comerciales, industriales y de servicios en lo general, al tiempo de disminuir las medidas de auto-seguridad para reducir los riesgos de contagios, el territorio tricolor se convierta en escenario que sature los centros médicos especializados en la materia, ante un factible rebrote pandémico, escenas que en algunos países de Europa ya se están registrando, situación que en México podría adquirir  dimensiones con impactos realmente depredadores… Cuidado, la sabiduría popular siempre ha referido que las cosas en Palacio van despacio y: ¿Para qué acelerarlas?

Lo que se ve

Tema polémico que se registra por políticas polémicas, es la disposición del Cuerpo Edilicio Orizabeño, en la cual se dicta la orden en el sentido que ningún espacio público sea propiedad municipal o de los ciudadanos, deberá ser utilizado para colocar propaganda que promocione a partidos políticos o candidatos, obviamente ya se escuchan desaprobaciones sobre dicho “ordenamiento municipal”.

La realidad es que los partidos políticos y aspirantes a un cargo de elección popular tienen el derecho de difundir su propaganda, pero de la misma forma las autoridades municipales tienen la obligación de velar por la imagen de la ciudad y ello, incuestionablemente tiene mayor peso que los intereses de líderes políticos para hacer publicidad en favor de sus propuestas, porque para ello existen medios de comunicación y volantes de casa en casa, así como los los tradicionales mítines, los cuales también deben escenificarse cumpliendo con las normatividades vigentes.

Encontrar un acuerdo entre las partes, o sea, entre partidos políticos y autoridades, sería lo mejor para una ciudad como la orizabeña, cuya imagen que la dota de atractivo turístico ha requerido del esfuerzo y la inversión de muchos años, causa por la cual el Ayuntamiento toma acuerdos como los referentes… Poner orden nunca será negativo para u municipio y todo indica que de eso se trata.

Lo que se oye

Realmente escalofriante es la información emitida en la Fiscalía General del Estado de Veracruz, espacio en el cual la propia Fiscal Veracruzana, Verónica Hernández Guiadáns, informó que son más de mil doscientos cadáveres sin identificar resguardados por dicha institución, lo que acreditó al abandono en éste tipo de gestiones que se registró durante la gestión como Procurador de su antecesor Jorge Winkler Ortiz.

Lo cierto es que el escenario es dantesco y debería ser un tema que se aborde con todo cuidado, para aplicar las medidas que resulten más convenientes y, obviamente, apegadas a la legalidad… Espacios que deberían de ser atendidos de inmediato en la búsqueda de una solución.

Es saludable que dicho tema surgiera a la luz pública como ya aconteció, ello habla de que existe preocupación por el tema y que  se intenta buscar alternativas.

Disfrute Usted de un excelente martes.

Se mata motociclista al derrapar en Cuitláhuac

ANTERIOR

Trailer impacta camioneta en la autopista; mujer resulta con lesiones

SIGUIENTE

Te puede interesar