Causas y efectos

CLASES Y LA CARTILLA MORAL

*DISPARAN CONTRA MILITAR
*ANGUSTIAS DE CAÑEROS
*FRENTE MULTIPARTIDISTA

 

Diversas polémicas sobre modificaciones efectuadas en el contenido de algunos libros de texto gratuito, así como por la aplicación de la identificada como “Cartilla Moral”, calificada por diversos sectores del conglomerado social como “contraria a las libertades que están garantizadas en la propia Constitución”, habrán de ser los escenarios que el día de hoy privarán en el contexto social del territorio nacional, derivado todo ello de los estilos “reformistas” que han caracterizado desde sus inicios a la actual administración del Gobierno de la República.

Y es que paralelamente al inicio éste lunes del nuevo periodo escolar, los maestros de todo el país en los ámbitos de la educación primaria, deberán sujetar sus enseñanzas a nuevos criterios educativos estrechamente vinculados a la formación valores morales y cívicos, variantes sobre las cuales se han generado polémicas no sólo vinculadas con los sectores partidistas, sino de la misma forma entre ámbitos religiosos y de organizaciones civiles de diversos rangos y tendencias.

Sobre el conflicto en referencia, debe reflexionarse en que tales escenarios no podrían ser calificados como extraños en el contexto de la historia de México, así como de la historia de todos los pueblos y naciones del mundo, porque de siempre, el tema educativo ha representado uno de los sectores sobre el que tradicionalmente mayor injerencia y protagonismo refieren todos los niveles de toda colectividad, en tanto que inobjetablemente se trata de un sector que constituye el presente y el futuro de todos los pueblos del orbe, sin que prive la menor duda de por medio.

Lo más claro y determinante que en todo colectivo anida en su interior, es que , en el mundo del futuro inmediato, precisamente el valioso espacio que pertenece a nuestra descendencia, habrá de resultar“tan confortable” como lo haya sido su etapa de educación y formación, porque es un yerro el sostener que “la educación se mama”, en tanto que los niveles de formación integral constituyen reflejos tanto de experiencias en el seno familiar, como de los entornos del colectivo social y de los ámbitos escolares.

Por lo mismo, los mexicanos del mañana dependerán en significativa medida de lo que hoy aprendan tanto en el hogar, como en la calle y “en especial” en sus sagradas escuelas, que son calificadas como sagradas porque constituyen verdaderos templos del saber y de la formación que, por lo mismo, no deben ser conducidas e inducidas en sus prácticas pedagógicas, por “ocurrencias” o tendencias originadas en principios doctrinales de quienes tienen en sus manos las riendas de los municipios, de los estados o del Gobierno de la República.

Todo gobernante debe tener claro que se gobierna para un núcleo realmente diverso en muchos aspectos, pero uno de los más complejos y delicados lo constituye el vinculado con credos religiosos, espacios en los cuales se han originado en México y en todo el orbe sangrientos escenarios, que conforman etapas que avergüenzan la historia de los pueblos y, México, nuestro bello país no ha sido una excepción, por el contrario, constituye un lamentable ejemplo en tales referencias, que nunca más deberá repetirse y en ello estriba parte de la actual polémica.

LO QUE SE LEE

La muerte el pasado fin de semana en tierras de Michoacán de un Coronel del Ejército Mexicano, como resultado de la violencia practicada por grupos armados que operan al margen de la Ley en regiones de ese bello estado de origen Purépecha, núcleos armados que forman parte de organismos identificados  como “autodefensas”, cuerpos que han sido tolerados por las autoridades, pese a que los resultados de sus intervenciones no refieren tendencias claras hacia la recuperación de la tranquilidad social, constituye un muy lamentable ejemplo que, el pretender ejercer justicia al margen de lo establecido por las leyes que nos rigen, conduce hacia escenarios impropios y claramente ineficaces para restaurar la tranquilidad social.

LO QUE SE VE

Preocupa al sector cañero de tierras veracruzanas, el renglón agrícola de mayor número de campesinos en amplia región del Estado de Veracruz, que como resultado de la raquítica temporada de lluvias que se ha registrado en las zonas azucareras, los niveles en la producción de caña sean de los más raquíticos en las últimas décadas, lo que obviamente golpeará severamente a millones de paisanos cuya economía se encuentra estrechamente ligada a la producción de azúcar.

Lo cierto es que desde tiempo atrás, muchos expertos insisten en la necesidad que el volumen de caña de azúcar producida por veracruzanos se reduzca, para destinar mayores espacios a otros ramos de la agricultura que cuentan con mejores niveles de comercialización, pero poco o nade se ha logrado en tales propuestas y, conforme transcurren los años, con lluvias o sin ellas, las familias del sector cañero sufren efectos negativos en sus respectivos niveles de bienestar. 

LO QUE SE OYE

Que se pretende al interior de un grupo de militantes con orígenes partidistas diversos, sobre todo del PRD, PRI y PAN, conformar una nueva organización política que, por el nivel de quienes tratan de integrar dicho organismo, se logre un diseño y un plan de acción que con real efectividad “favorezca arrebatarle el control mayoritario” que electoralmente está detectando el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuyo líder nato y absoluto lo es el Presidente de los mexicanos Andrés Manuel López Obrador.

Fernando Belaunzarán, uno de los impulsores del nuevo proyecto político que primariamente es identificado como “Futuro 21”, ha referido sobre la nueva propuesta que, en principio, debe ser acreditada como un espacio de unidad opositora propositivo, donde en el ámbito de la legalidad y la no violencia, todos los grupos y militantes de los partidos políticos tradicionales, decidan para bien de México sumar esfuerzos para participar en próximos comicios y, por esa vía democrática, rescatar al país de la incertidumbre que priva ante las actuales políticas y prácticas, “en nada afortunadas” para el desarrollo económico y social de los distintos sectores de la población.

Y claro que ésos ámbitos se refieren a la confusión y preocupación que han generado medidas aplicadas en los marcos de la Cuarta Transformación, como las asumidas en torno al aeropuerto, así como en esferas del ámbito educativo, a los que se suman los referentes a inseguridad y el vinculado con la industria petrolera.

Ya se verá si la nueva fuerza partidista inicialmente identificada como “Futuro 21”, resulta suficiente como para zangolotearle el petate electoral a la “Cuarta Transformación”… Ahí la dejamos

Visita presidencial el viernes: ¡apaguen los fuegos!

Anterior

¿QUIÉN ESTÁ “CALENTANDO” SAN JUAN EVANGELISTA?

Siguiente

Te puede interesar