Causas y efectos

BUKELE EL PARLACHÍN

0

*ILEGALES EN EL MAR
*MARINOS POLLEROS
*MIXTLA SIGUE IGUAL

“¡Qué México tiene 200 años de estar mal!… Y ahora tienen un lujo de Presidente”… Esa fue la esencia del discurso que pronunció ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador, su excelencia Nayib Bukele, excelentísimo Presidente de la República de El Salvador, quien arribó a nuestro país para agradecer y festejar los apoyos multimillonarios que, el actual Presidente Mexicano, está brindando al gobierno y pueblo de El Salvador, con el objetivo de que con recursos mexicanos se genere prosperidad en sectores campiranos de ese país centroamericano.

Y la pregunta obligada por parte de los mexicanos es si cuando pronuncia Nayib Bukele esas reveladoras reflexiones, en realidad se sentía bien o si se encontraba bajo los efectos del calor u alguna otra cosa originaria de sus tierras, que pudiera estar afectando su salud.

Porque si no fue así, entonces deberíamos reflexionar si, efectivamente, los apoyos de México para sembrar prosperidad en El Salvador, serán apropiadamente utilizados por un gobierno cuyo líder refiere escenarios incluso ofensivos para la historia de un país, que en éstos momentos está sustrayendo de su erario público, recursos que serán entregados a otro país, pese a que les son urgentemente necesarios a los mexicanos.

En México, la educación gratuita, las leyes laborales, las reformas agrarias, las prestigiadas universidades, los gigantescos centros hospitalarios al servicio del pueblo, las vías de comunicación, la infraestructura industrial, el consolidado sector turístico, e incluso la pluralidad partidista y el avance democrático, forman parte de muchas otras cosas más que desde siglos atrás ubican a México en los marcos de la atención mundial y, viene el señor Presidente de El Salvador, a referirnos que llevamos 200 años sin hacer nada positivo, por lo que “había que celebrar el nuevo Gobierno mexicano, que nos sacará del atraso que hemos vivido por dos siglos”… Ya mejor ahí la dejamos, porque suponemos que El Salvador ha de andar ya por la décima transformación, cuando nosotros apenas vamos arrancando “la cuarta”.

Pero a más de ello y para cerrar comentarios en tales contextos… Si en doscientos años México no ha logrado avances significativos relativos al desarrollo nacional, ¿entonces por qué el actual Presidente Mexicano identifica su gestión como la Cuarta Transformación?… Ni duda cabe, de que los hay, los hay.      

TRASLADAN MIGRANTES

EN AGUAS DEL GOLFO

Nuevo “negocio” surgió (si no es que ya existía desde tiempo atrás sin que nadie lo advirtiera) el cual consiste en ofrecer servicio de transporte por vía marítima a migrantes indocumentados provenientes del sur del continente, lo que facilita el evadir los retenes instalados por la administración federal mexicana, escenarios que podrían fracturar -si no se procede con eficacia- toda política de control que frene la migración ilegal proveniente del sur, con rumbo hacia la frontera con Estados Unidos, escenarios que han originado irritación en la Casa Blanca  estadunidense, desde dónde ya tienen proyectadas severas sanciones económicas contra nuestro país, en caso de que México no frene el paso de migrantes que ilegalmente ingresan a tierras norteamericanas.

Investigaciones periodísticas han revelado que más de diez migrantes ilegales pueden ser transportados en pequeñas “lanchas de pescadores”, quienes son furtivamente trasladados (si para ello pagan la cuota solicitada por los “nuevos polleros marinos”) desde la región fronteriza del sur hasta las costas de Coatzacoalcos o Minatitlán, sitios veracruzanos en los que a los “ilegales” se les facilita en mejor forma abordar un autobús de pasajeros o, en su defecto, ser trasladados en unidades de carga, viajando para ello en espacios destinados para el transporte de carga.

Las narraciones difundidas por los medios de comunicación  sobre tales escenarios registrados en últimas fechas, exhiben con puntualidad que las políticas de restricción anunciadas y aplicadas por el Gobierno de México, por instrucciones directas del Presidente Andrés Manuel López Obrador, tienen como respuesta la búsqueda de causes y estilos, novedosos o ya practicados con anterioridad, para evadir los ordenamientos dictados por la cúpula de la administración federal mexicana, sin importar que tales violaciones a las políticas marcadas por el Gobierno de la República, habrán de generar mayor endurecimiento de la administración federal estadunidense, hacia políticas comerciales que son esenciales, ya no sólo para el fortalecimiento de la economía del sector productivo nacional, sino incluso para mantenernos en rangos de estabilidad.

El panorama en referencia, induce hacia la reflexión que la presencia de migrantes indocumentados en México, no sólo constituyen hechos registrados en el marco de notoria ilegalidad, sino que, a más de ello, sus impactos negativos originan severos daños al país, como lo es el desgaste y la notoria rispidez que se advierte en temas comerciales y financieros, que resultan por sus efectos nocivos de preocupante impacto recesivo para la economía mexicana.

Ya no hay de otra… Habrá que endurecer aún más los controles fronterizos, incluyendo los espacios marítimos, para evitar que los peregrinos ilegales confirmen que “en el mar, la vida sea más sabrosa”, a costillas de la “Cuarta Transformación”.

QUE NO DESAPARECERÁ

MIXTLA DE ALTAMIRANO

Bien hace el últimamente muy activo frente a medios de comunicación, titular de la Secretaría de Gobierno del Estado de Veracruz, don Eric Patrocinio Cisneros Burgos, el puntualizar que el municipio de Mixtla de Altamirano “no desaparecerá”, sino lo que han querido decir tanto el Gobernador de los jarochos como otros integrantes de la administración estatal, es que se ha solicitado al Congreso veracruzano que declare la desaparición del actual cuerpo edilicio, para que sea un Consejo Municipal quien se responsabilice de las tareas correspondientes al Ayuntamiento, mientras se procede a la elección de nuevas autoridades municipales.

No deja de ser extraño, pero tal pareciera que en los tiempos actuales ya deberíamos de estar acostumbrándonos, que tal “aclaración” sobrevenga después de numerosas referencias efectuadas sobre el tema, dado que en principio la voz oficial refirió que “desaparecería el municipio” e incluso, en algunos espacios de análisis y comentarios, se comentó que son varios los municipio que deberían de desaparecer, en tanto que, ni económicamente, ni desde evaluaciones territoriales e incluso número de habitantes, existen fundamente razonables para haberlos calificado en el pasado como “municipios”.

Pero claro que con el transcurrir de tiempo, ya ha nadie se le ocurre el anunciar la “desaparición” de un municipio, pese a posibles argumentaciones valederas, realidad que apunta que por sobre escenarios no apropiados, continuaremos “sin hacer olas” porque los oleajes luego arrasan parejo y, como decía el temido brujo en la película “Tizoc”: “Cuando el tecolote cante el indio muere, pero… Mejor que no cante el tecolote porque aquí, todos semos indios”.

En ese marco de apuntes y reacciones, los municipios veracruzanos seguirán siendo los mismos… Así fue dicho y así será.

Alfredo.rios1947@icloud.com

Barbosa y Cuitláhuac, lo mismo pero muy diferente

Previous article

NO AYUDAN NI AL PRESIDENTE NI AL GOBER

Next article

You may also like

Comments

Comments are closed.