Causas y efectos

Acoso sexual, tema complejo

*Carencia de medicinas
*Río Blanco desairado
*Los dobles remolques

Y en realidad ¿será correcto o apropiado? que todo catedrático (o catedrática) que sea señalado (o señalada) por una alumna o alumno de “acoso sexual”, deba de ser (como algunos proponen) abandonado a su suerte por parte de la organización sindical a la que pertenece, sin contar con el respaldo sindicalista al que pertenece, plataforma directiva que con apego a las normas y la legalidad, le podrían permitir al indiciado el  encontrar la forma de manifestarse como “inocente” y -por lo mismo- ajeno a tales señalamiento.

El tema que en la actualidad ocupa espacios significativos en los medios de comunicación veracruzanos, debido a las incidencias sobre tales escenarios, no debe servir de pretexto para que todo “señalamiento sobre acoso sexual”, manifestado por alumnos contra maestros, o de manera viceversa de maestros contra alumnos (que también podrían presentarse) registre como consecuencia inmediata la suspensión de unos u otros, en tanto se concluyan las investigaciones, porque medidas en tal sentido podrían lastimar tanto a unos como a otros, sin existir de por medio una nítida y certera determinación sobre el tema en cuestión.

Muchas han sido las experiencias en México y en el mundo, sobre señalamientos infundados de acoso sexual, originados no sólo por confusiones o interpretaciones erróneas, sino incluso por actitudes de “mala fe”, que tienen sus orígenes en las múltiples etapas que de siempre se han registrado al interior del conglomerado social y, no son ajenos a ello los campos universitarios o escolares en lo general.

Casos de señalamientos infundados originados por confusión o como efectos de trastornos de conducta del indiciador, no resultan extraños en los marcos del conglomerado social, por lo que, tanto las investigación de los hechos por parte de organizaciones magisteriales, como lo que se pudiera referir por parte de los diversos estratos del cuerpo colegial y, obviamente los integrantes del organismo que dictaminará y sentenciará sobre agravios en dicho contexto, deberían invariablemente de apegarse no sólo a lo que refieran indiciadores e indiciados (sí así les pudiéramos calificar) sino de igual forma a lo que podría advertirse en el entorno de los hechos, incluyendo los rasgos identificables en la personalidad de unos y otros, así como las conductas que en esos marcos refieren las partes en conflicto.

Es incuestionable que el tema en referencia no podría nunca encuadrarse en la ligereza y las emociones que tales entornos originan, plataformas de conducta en las cuales no se es ajeno (en ciertos casos) hacia tendencias en los ámbitos del “coqueteo” tanto de unos como de otros, escenarios siempre polémicos que con frecuencia se prestan a confusas conclusiones, que indudablemente podrían dar cursos ha determinaciones o resoluciones equivocadas, por parte de quienes tienen la responsabilidad de dictaminar sobre “la realidad de los hechos”.

Incuestionablemente deben encontrarse las formas apropiadas para que el acoso sexual sea erradicado, no sólo en los centros educativos, sino en todos los escenarios de la sociedad, pero el tema se encuentra desde décadas atrás claramente catalogado como uno de los más complejos de atender y, más aún, el calificar las dimensiones “de la culpa o el pecado” cometido por la parte que es señalada como practicante y responsable de tales actividades.

Lo cierto es que todo indiciado de pecar por acoso sexual, incluyendo al interior de los centros universitarios, debería ser considerado como inocente hasta que la contundencia del señalamiento, refiera con puntualidad y sin duda alguna su responsabilidad en el tema, lo que, por las características de éste tipo de casos, no constituye una tarea fácil que pudiera dictaminarse por vía de la inmediatez… Mucho nos falta por practicar y aprender sobre el tema… Ni duda cabe.

LO QUE SE LEE

Que de acuerdo a informaciones brindadas por veracruzanos, nuevamente se está registrando en centros hospitalarios de nuestros entornos, la carencia de medicamentos requeridos para la atención de niños agredidos por el cáncer, hecho que siembra angustia entre padres de familia y terribles quebrantos en la salud de los pequeños afectados.

Las protestas de los veracruzanos ya se han reactivado en diversos puntos del Estado,  refiriendo que ya han trascurrido significativo número de días con tales deficiencias en asistencia médica, hechos que incrementan el sufrimiento de los pequeños pacientes y que llena de angustia a sus familiares, por lo que es urgente que intervenga directamente el Gobernador de Veracruz, para  que el problema se atienda con la inmediatez que se requiere… No se duda en que la respuesta positiva ante el llamado de la colectividad, se presente de inmediato por parte de las autoridades estatales.

LO QUE SE VE

Triste es el escenario que en los últimos años se ha reflejado en torno a la celebración en recuerdo de los Mártires de Ríos Blanco, que en el año de 1907 perdieron la vida víctimas del poderío gubernamental, para entonces aliado con los caciques, terratenientes y empresas explotadoras de la fuerza laboral mexicana.

El evento que hasta hace algunos años invariablemente contaba con la presencia del Presidente de la República, así como funcionarios de alto nivel federal, incluyendo entre los invariables asistentes al Gobernador de Veracruz, alcaldes y legisladores, así como líderes nacionales del sector obrero, en la actualidad sigue siendo multitudinario pero desairado por funcionarios de alto nivel, reduciéndose a la presencia de funcionarios regionales y agudizándose en esos marcos las protestas del sector obrero, que reclaman mayor orden y efectividad en sus organizaciones, así como respuestas reales de las autoridades para atender los problemas del sector laboral… Preocupantes los escenarios en Ríos Blanco.

LO QUE SE OYE

Y si todo hace indicar que las autoridades federales y en su caso del Estado de Veracruz, se preparan para poner orden, con la idea de retirar del servicio a todas aquellas unidades del transporte que no cumplan con el marco jurídico vigente… ¿Porque no se aprovecha dicho programa para retirar de la circulación las unidades dotadas con doble caja o plataforma de carga?… Dicha determinación incuestionablemente reduciría no sólo el alto riesgo que tales unidades representan, sino también se obtendrían beneficios evitando el tránsito excesivamente lento que ésas pesadas unidades originan, hecho que afecta cotidianamente a miles de viajeros en el país… ¿No se suponía que tales unidades serían retiradas de la circulación?… Ahí la dejamos.                     

Retomarán búsqueda de fosas clandestinas con apoyo federal

ANTERIOR

Voluntad y compromiso del Ejecutivo, al entregar viviendas a familias en Chiltoyac

SIGUIENTE

TE PUEDE INTERESAR