Causas y efectos

Abogados: Voces ausentes

*Paso lento en Jáltipan
*Los tranvías jarochos
*Mañana…Polémico tema.

Muchos son los excelentes y por lo mismo competentes y honorables Licenciados en Derecho, que en tierras de veracruzanos han pugnado y persisten en la insistente propuesta, de que en el marco de los cargos de elección popular al igual que en la función pública, se considere la integración de reales expertos en el ejercicio de la abogacía, que por lo mismo disponen de experiencia tanto en los ámbito de la legalidad, como de los objetivos y procedimientos para la administración de apropiada justicia, que permitan en los espacios congresistas y los renglones ejecutivos de la administración pública, no sólo el efectivo apego a la leyes, sino las vías que enmarca la constitución y los mandamientos que de ella derivan, para que no sólo exista mayor orden y efectividad en lo dispuesto constitucionalmente, sino que ello se refleje con claridad en gobiernos de orígenes democráticos y cimientos sólidamente constitucionalistas.

Sin expertos en derecho y obviamente en las disposiciones constitucionales que rigen a los tres niveles de gobierno, tanto ejecutivo, como legislativo y judicial, lo que se origina es la confusión e incluso el yerro en tareas de la administración pública, referencias que no han sido extrañas en la historia gubernamental mexicana, yerros que por lo mismo representan afectaciones y daños en las rutas hacia la conformación de una sociedad apegada a la legalidad, misma que establece el desarrollo integral del país en la permanente  búsqueda del bienestar de la población, que comúnmente se identifica como “el bien común”, marco en los cuales todos deben resultar beneficiados.

Por la recurrente ausencia sobre la clara interpretación del marco legal en escenarios diversos, obviamente se violan normas gubernamentales y se afectan derechos de la ciudadanía, regularmente en detrimento de unos y beneficios de otros, regularmente los de mayor cercanía a las instancias de la administración de justicia, e incluso a núcleos de poder con influencia  en los espacios gubernamentales.

Entre las áreas donde los ámbitos del populismo partidista ha originado mayores efectos dañinos para el país, se encuentran los ámbitos legislativos tanto federales como estatales, espacios en donde regularmente las cúpulas del poder colocan a sus legisladores y senadores no tanto para proponer, reformar y legislar de acuerdo a fundamentos sociales sólidos y aceptables, sino para  cumplir con las instrucciones que reciban desde las oficinas del Poder Ejecutivo, sea federal o estatal e incluso, lo mismo llega a suceder a nivel de autoridades municipales con los cuerpos edilicios, círculos viciosos a los que se habitúan “por así convenir a  sus intereses personales”.

Por ello se hace necesariamente urgente en el país que quienes legislan leyes deberían de ser en significativo número expertos en Derecho, quienes pudieran disponer de la misma forma de la opinión de profesionales reconocidos en las diversas actividades de la sociedad: Médicos, ingenieros, economistas, sociólogos, catedráticos, militares, fabricantes, marinos, pilotos aviadores, constructores, religiosos, banqueros, comerciantes, en fin, consejeros permanentes o invitados especiales, expertos cada cual en determinados sectores de la sociedad, con los que pudieran consultar sobre características de las áreas de donde son expertos, trasladando a los órganos legislativos hacia los ámbitos de un verdadero diálogo con todos los núcleos de la sociedad que integran el pueblo de México y, con ello, disponer de un Congreso Federal y Local, que realmente fuera enriquecido con los puntos de vista precisamente del pueblo de México, pero por conducto de expertos en la materia, como lo son los núcleos especiados en el renglón del Derecho. 

Se trata al final del día, que los cuerpos legislativos dejen de ser manipulados por el Ejecutivo, como ya tiene tiempo que sucede en México, ello representaría una real, clara y contundente transformación, no lo que actualmente alcanzamos a vislumbrar que, al final del día, por lo que se ve, se oye y se siente, cosechamos “más de los mismo” sólo que con diferentes perspectivas, estilos y prácticas… Ya veremos en qué termina la historia que estamos escenificando los mexicanos.

Lo que se lee

Y en qué nivel de avance se encontrará la investigación de las autoridades estatales veracruzanas, sobre el pelotón de ejecución, perdón, de policías con residencia en el municipio de Jáltipan, cuando encañonaron, amagaron y obligaron a bajar de una camioneta particular en donde viajaba la familia incluyendo al padre de  una mujer acompañada por sus  sus dos pequeñas criaturas, quienes fueron declaradas por el delictivo comando policiaco (delictivo porque es una aberrante acción inconstitucional su proceder) como provisionalmente detenidas al tiempo de obligar a sus “peligrosas cautivas” una madre y sus dos pequeñitas hijas envueltas en llantos, a subirse a la una de las patrullas, escenario que por sí mismo y sin agregar mayores detalles de la arbitrariedad cometida, debe ser no sólo investigada sino de la  misma forma sancionada, primeramente con el despido de los elementos policiacos involucrados en los hechos y, como consecuencia de su actuar, la sanción del carácter penal que las leyes refieran.

Resultaría una aberración que hechos como el de referencia “se dejaran pasar” y que los traumas que pudieran ser permanentes para las menores de edad, no registraran efectos correctivos y sancionadores, así como atención especial a la familia agredida, sobre todo a la madre y en especial a sus pequeñas hijas, por lo que es importante que personalmente el Gobernador Veracruzano, Cuitláhuac García Jiménez, quien no es calificado como deshumanizado sino por el contrario, como un funcionario dotado de sensibilidad, verifique que en el caso se atienda en especial a la familia agredida sicológicamente por vía de acciones y amenazas, al tiempo de que se apliquen las sanciones y correcciones para que hechos similares no se repitan, circulando de inmediato un ordenamiento gubernamental al sector de seguridad, de no agredir a la ciudadanía y mucho menos a menores de edad y mujeres.

Ya evaluaran los ciudadanos si se procede en consecuencia, o si “la consecuencia” resultó ser la tolerancia hacia la arbitrariedad.

Lo que se ve

Lentamente para no agregarle lo de “muy”, reportan desde el puerto jarocho que arrullan las olas del mar, que la actividad turística tiende a mejorar, hecho que lo informa el reportero estrella Don José Vázquez Pino, quien desde muy temprano realiza sus primeras actividades en las tradicionales cafeterías de las tierras del son y la bamba, agregándole los teclados y cantares del inmortal músico poeta Agustín Lara…

Es una lástima que las Autoridades municipales y estatales no realicen ni el menor intento para reintegrarle a los porteños, extendiéndolo ahora hasta Boca del Río, un servicio de trasporte por tranvía, lo que le retornaría a esa región que es turísticamente la más representativa del centro costero del Golfo de México, el sabor de antaño con la atracción y comodidad de lo moderno.

Indudablemente que el traslado en tranvía por todo la región costera del puerto de Veracruz  y su área central, agregando en lo posible algo de Boca del Río, representaría uno de los atractivos  turísticos más apreciados en los círculos de la industria sin chimeneas.

Lo mismo se debería de hacer para retornarle al puerto jarocho la actividad del beisbol profesional, así como del futbol de primera división, no sólo porque son deportes que han tenido etapas de auge en tierras porteñas, sino porque  ello también refiere la constante promoción del puerto en beneficio de la actividad turística.

Excelente sería que el Gobierno del Estado y las autoridades municipales, conjuntamente con el apoyo de la Federación, encontraran las “vías apropiadas” para que  retorne al sistema de transporte, por lo menos una ruta turística del tranvía, así como los deportes profesionales de futbol y beisbol… Ya veremos si en la dependencia turística veracruzana se mueven hilos en tales sentidos.

Lo que se oye

Leí en mis cotidianas “rondas callejeras” que ahora ejecuto (gracias a la Pandemia y a la inexistencia de vacunas) sólo por los callejones y veredas del Internet, que existe una práctica laboral al interior de las estructuras gubernamentales “especialmente singular” muy socorrida por alcaldes, gobernadores, legisladores e incluso en ámbitos federales… Ya escribiremos más de esto… Confío en su paciencia.    

Igor Rojí utiliza a la Policía Municipal para cuidar reunión de empresarios

ANTERIOR

Van por Rodríguez Losilla

SIGUIENTE

Te puede interesar