Burladero

Un mundo de absurdos

Ver las escenas de soldados y marinos humillados y golpeados por hordas de sujetos que en su mayoría pertenecen a grupos delincuenciales y por otro lado observar fotos y videos de elementos de la Guardia Nacional exhibidos robando en viviendas de José Azueta, cilindros de gas, juguetes y productos de abarrotes asegurando que son productos de dudosa procedencia y luego tenerlos que regresar a mujeres enardecidas en verdaderamente aberrante.

Es decir, por un lado, la orden presidencial es que el Ejército y Marina aguanten todo tipo de humillaciones porque todos somos pueblo mientras que por otro lado se toleran actos de tanta deshonestidad en la Guardia Nacional. No es el primer caso, ya hay otros asuntos de miembros de la Guardia Nacional, entre ellos mujeres, que han sido detenidos porque se dedicaban al secuestro.

Pero parece que poco a poco el Ejército está demostrando que no tolerará más humillaciones y hoy fue notorio el trabajo donde un grupo del Séptimo Regimiento repelió una salvaje agresión de sujetos armados que detuvieron un tren carguero para ser saqueado.

Resulta que, al llegar a la comunidad De la Llave perteneciente al municipio de San Juan del Río, Querétaro, los militares comenzaron a ser humillados y golpeados para desarmarlos hecho que en esta ocasión no permitieron y tras de que varios soldados eran golpeados por una turba enfurecida y segura que de los militares acatarían la orden presidencial de no agredirlos comenzaron a tratar de desarmarlos.

Uno de los elementos castrenses no pudo reprimir el coraje y disparó, según al suelo para asustarlos, cayendo en el acto dos sujetos heridos de bala mientras que todos los demás emprendieron la huida.

El mismo medevac militar le dio los primeros auxilios a los delincuentes que resultaron con heridas de bala en las piernas mientras que varios soldados resultaron con graves lesiones en la cara y cabeza debido a que fueron atacados con machetes y palos.

Ahora solo falta que los delincuentes exijan indemnización y el comandante supremo de las fuerzas armadas se las otorgue y además sancione a los militares por defenderse.

De remate el Presidente de la República el pasado sábado solicitó a un grupo de la delincuencia de permiso a los dueños de estaciones de servicio que les vendan gasolina y además se porten bien, que piensen en sus mamacitas. Ver para creer.

 

CUARTO TERCIO

 

Por otro lado, tener a un Secretario de Salud, como Roberto Ramos Alor que declara indignado que el dengue no es un problema de salud sino un problema cultural sí que mueve a pensar la clase de funcionarios que nos ha impuesto el grupo en el poder.

Joaquín Guzmán Avilés, virtual dirigente estatal del PAN en Veracruz

Anterior

Padres de familia toman escuela en Amatlán; exigen maestros

Siguiente

Te puede interesar

mas en Burladero