Burladero

¡Bájate cabrón, atiéndenos! gritan colectivos a AMLO

Verdaderos exabruptos y declaraciones absurdas se vivieron en la gira del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, pasando desde las declaraciones de Cuitláhuac García, gobernador de Veracruz quien tratando de quedar bien ante el jefe del ejecutivo fustigó a grupos panistas a quienes tachó de separatistas hasta el desprecio del mismo presidente quien consideró a sus opositores como politiqueros, demostrando un desprecio y minimizando la fuerza de quienes disienten de su proyecto de nación.

Pero no quedaron ahí las declaraciones banales y sin sustento, sino que López Obrador se aventó el rollo de que en Veracruz se sembrarán 20 millones de árboles con la reactivación de viveros, aunque para nada anunció que áreas se van a reforestar.

Sería conveniente que a AMLO al menos le muestren fotografías de la grave deforestación que impera en parque nacional Pico de Orizaba y el nulo resultado de ocasionales operativos que realizan ahí fuerzas militares y policiacas para inhibir y detener a las bandas de taladores tanto veracruzanas como poblanas.

Si bien es cierto que con Fidel Herrera Beltrán el programa de reforestación de las faldas del Pico de Orizaba dio resultados positivos, con Javier Duarte todo se vino abajo debido a que a los jornaleros que día tras día ascendían a la montaña más alta del país a resembrar bosques, no recibieron el pago de su trabajo durante dos años y al parecer nunca les fue entregado ese dinero que devengaron con mucho esfuerzo en la montaña.

Ojalá que de esos 68 mil empleos para jornaleros veracruzanos un buen porcentaje sea destinado a reforestar la mayor fábrica de agua que tienen los veracruzanos.

Habría que preguntarles a los grupos ambientalistas que tanto luchan por defender al Pico de Orizaba de la grave depredación de flora y su escaza fauna que opinan de eso que presume López Obrador quien asegura que a través del programa “Sembrando Vida” se han plantado 160 mil hectáreas.

Habló del rescate de viveros, aunque solo mencionó uno en Perote pero también dijo que estas acciones son para que en el futuro se reforeste pese a que ni una palabra dijo de acciones de remediación para el Pico de Orizaba y sus destrozados bosques.

También fue notorio el desdén que mostró el Presidente de la República hacia los colectivos de búsqueda de desaparecidos que por todos los medios intentaron que los atendiera o al menos les recibiera sus peticiones, pero López Obrador solo los miraba impertérrito desde el interior de su vehículo con los cristales arriba, sin un ápice de compasión para quienes llevan años buscando a padres, esposos, hijos, hijas y familiares desaparecidos por el crimen organizado.

Le exigieron que se bajara y atendiera sus demandas, pero nada funcionó. Se oyó un grito: ¡Bájate cabrón!, otro más: ¡Sólo atiendes a la mamá del Chapo!, y López Obrador se fue en su lujosa camioneta.

Dar a Dios y… Dar al Cesar

ANTERIOR

Córdoba, segundo lugar estatal en secuestros revela titular de la Sedena

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Burladero