Y LOS PROGRAMAS SOCIALES

El gran problema de México ha sido la condición de pobreza de un gran segmento de su población, han sido los gobiernos de finales del siglo IXX hasta el del presente, que han implementado políticas públicas para abatirlo, invirtiendo muchos millones de pesos.

Parece que ha ganado la pobreza, gran parte se debe a la alta tasa de natalidad, cambios e inconsistencias de programas, falta de recursos y corrupción que han propiciado que en la evaluación de Coneval al 2016 guarde el siguiente status:

Los gobiernos federales a partir de 1970 han implementado programas para combatirla con diversos enfoques:

  1. Programa de Inversiones para el Desarrollo Rural: PIDER José López Portillo;
  2. Coordinación General del Plan Nacional de zonas deprimidas y grupos marginados; COPLAMAR y específicos por Dependencias IMSS, CONASUPO, Desarrollo Regional; Miguel de la Madrid.
  3. Programa Nacional de Solidaridad; PRONASOL; Carlos Salinas de Gortari.
  4. Programa de Educación, Salud y Alimenticia: PROGRESA; Ernesto Zedillo Ponce de León.
  5. Programa “OPORTUNIDADES”. Vicente Fox Quezada.
  6. Oportunidades con VARIANTES; Felipe Calderón Hinojosa.
  7. Programa “PROSPERA”; Enrique Peña Nieto

El programa de Oportunidades de acuerdo con cifra oficiales manejo 146 mil millones de pesos y redujo en más de 10 puntos porcentuales la pobreza al reflejar un 42%

En este programa se contempló a la familia como base, su estrategia central era entregar la aportación a las madres beneficiadas siempre y cuando cumplieran con revisiones médicas y que llevaran a sus hijos a la escuela.

De acuerdo con el VI Informe del presidente Felipe Calderón; Oportunidades y el programa Alimentario beneficiaron a 500 mil familias, sin embargo; los niveles de pobreza se situaron en un 52%.

Prospera con el presidente Peña Nieto conservo algunos programas de oportunidades y le agrego apoyos productivos para fomentar el empleo, que mejoro las perspectivas para los beneficiados.

Podemos resumir que la pobreza se ha mantenido, con mayores recursos, pero también se ha incremento la población.

Con Andrés Manuel sus programas prioritarios para atender estas demandas sociales, se basan en dos ejes: Juventud y Adultos Mayores.

Al primero dirigirá 48 mil millones de pesos y al segundo más de 100 mil, desaparecerán los siguientes programas.

Desarrollo Social:

Comedores comunitarios; Apoyo a las instancias de mujeres en las entidades federativas PAIMEF, Programa de atención de jornaleros agrícolas, Programa de conversión social, Subsidio a programas para jóvenes.

Se mantienen, pero disminuyen:

Programa 3×1 para migrantes el 98.2%(-); Fondo nacional a las artesanías FONART 91.1% (-); Articulación de políticas públicas 86.1% (-); Seguro de vida para jefa de familia 84.1% (-), Programa de fomento a la economía social 84.1%(-); Programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras 46.4 (-); Programa de abasto rural a cargo de Liconsa 5.2% (-); Programa de Abasto Rural a cargo de Diconsa 4.1% (-); Servicio a grupos con necesidades especiales 1%(-)

El programa Prospera permanece   y al igual que el sexenio pasado parte lo manejara la Secretaria de Educación y parte la de Salud

Desaparece también el apoyo a programas de infraestructura que se otorgaba a entidades federativas y municipios en Ramo 23 con un ajuste drástico al pasar de 28 mil 557 millones en 2018 a mil 868 millones en el proyecto de 2019, la asignación proyectada para FONDEN disminuye notablemente al pasar de 26 mil 644 millones a 3 mil 644 millones de pesos; amen que también sufre disminuciones lo asignado a los programas agrícolas.

En síntesis, se proyecta en serio la cuarta transformación del país; las inconformidades están a la orden del día, ojalá sea para bien. Estará en manos de los Diputados que quizá cuando lea Ud. este articulo ya se aprobó el PEF 2019

JFA 23.12 18

 

Don`t copy text!