Apuntes de FinanzasPrincipal

UN CABALLO GRANDE

0

 “Se dice caballo grande aquel pícher que supera 95 millas a home, con un promedio de carreras limpias menor a 2.0  ;  o aquel jugador que de diez lanzamientos conecta tres de hit; estos ganan cifras millonarias en Ligas mayores”

“El ÚLTIMO JUEGO”:
Domingo Muguira, Francisco Rincón, Tomás López Landero y Juan Yunes
“El ÚLTIMO JUEGO”:
Domingo Muguira, Francisco Rincón, Tomás López Landero y Juan Yunes

Era la 1.30 de la tarde de un día del mes de agosto de 1988, frente a las playas de la Bahía de Puerto Vallarta en la casa del presidente del Grupo Financiero Operadora de Bolsa, platicaban cerca de la piscina; el Sr. Pepe Cernicharo Maimone, Luis Ángel Casas Arellano y Domingo Muguira Revuelta.

Caía el sol ardientemente, que se promediaba con la brisa que venia del mar; el tema era económico, de las posibilidades de inversión, de la industria azucarera y los segmentos propicios para el negocio.

Previamente funcionarios de Operadora de Bolsa habían visitado a Domingo en las instalaciones de Sanroke, en la zona industrial de Córdoba donde le hicieron la invitación a este reunión, a la cual  asistiría el Presidente del Consejo Regional Don Pepe  Cernichore y se posibilitaría platicar del tema azucarero con una de los iconos de la Industria;  Don Enrique Molina Sobrino, propietario del grupo Escorpión y accionista mayoritario del  grupo PepsiCo Gemex de México y de los hoteles Carlton de México.

Ese día platicaron nadaron y comieron en la casa playa y por la tarde visitaron en una de las bahías a el Sr. Molina Sobrino y a su cónyuge Angélica Chain, quien los invito a dar una travesía en su yate

El día termino con una cena, donde Domingo se comunico con esa facilidad que tenia para establecer una relación de aceptación y de buen humor.

Fué amigo de Don Pepe hasta su muerte en años pasados y lo fue hasta hace poco de Luis Ángel Casas y con Molina Sobrino, hizo negocios (Muguira era propietario del ingenio Pujiltic), destacando este último en la plática ¡Domingo tiene el don del encantador de serpientes!; “Nunca cae mal”.

Esa es una muestra de Domingo, ¿quién era él?; se dice con simplicidad “Un emprendedor, un creativo, un empresario nato, pero además un amigo de verdad o bien  un enemigo de a de veras”.

Formo parte de una familia de 12 hermanos; tres hombres y siete mujeres, con dos hermanos muertos, sus padres Manuel Muguira y Felicia Revuelta, españoles de Laredo Cantabria y de Ramales de la Victoria.

A Domingo lo conocí en los años ochenta como ejecutivo de finanzas, después como funcionario público a principios de siglo y después de 2011 como amigo, siempre fué el mismo, caballeroso, dispuesto, y siempre con amplias manifestaciones de afecto.

Su platica versaba en lo positivo, hablaba de sus grandes amigos, políticos, religiosos, empresarios y se refería a Chiapas como su segundo hogar, decía que había dejado por allá entrañables amistades.

Me hablo de sus grandes amigos chiapanecos como Jorge De a Vega Domínguez, Salomón González Blanco, de los Sabines, Gutiérrez y Guerrero, hasta del Dr. Velasco Suarez.

Me presumía que él había sido funcionario publico, que estuvo al frente del Fonapas de  Chiapas, puesto que ejerció muchos años, aún en sus tiempos difíciles, alguna ves le oí comentar como había adquirido la finca “La Esperanza” su casa durante algunos años y ahora un  fraccionamiento residencial de Tuxtla Gutiérrez.

La amistad con dos obispos habla bien de su consenso y lo digo así por las características de ellos tan disímbolas: Don Samuel Ruiz y Onésimo Cepeda, uno de San Cristóbal de las Casas y el otro de Ecatepec; el primero con rasgos socialistas y el segundo miembro del alto episcopado mexicano.

Hombre de mundo; amigo personal de Adolfo Suarez Primer jefe de Gobierno Español durante la transición, lo fue hasta el fallecimiento de este; también cultivo la amistad de Ramón Mendoza, Lorenzo Sanz y Jesús Gil, presidentes del Real Madrid y del Atlético de Madrid, también lo fue de Juan José Hidalgo dueño de una de las agencias de viaje mas grande de Europa “Halcón” y de la línea aérea Air Europa: Juan José Hidalgo y de Don Mario Vásquez Rañas a cuyas comidas de cumpleaños acudía cada año

Pero sin lugar a duda su mejor amigo y hermano lo fue Antonio Ascencio, notable empresario español.

Lo más importante en   Domingo es  que  a todos sus amigos les expresaba siempre su amistad y afecto, también tenia esa consideración para aquellos que trabajaban para el, no obstante el lugar que ocuparan.

Su gran pasión fue el Golf y el domino, este ultimo lo jugo los últimos días de su vida.

 El deporte del bastón lo practicaba, para el jugarlo sin apuesta no tenia sentido; por eso formo un foursome de muchos amigos, algunos los conoció en Córdoba o en Chiapas o bien en Club Campestre, amén de sus sobrinos y familiares a los cuales integraba.

Daré detalles de esta forma de jugarlo:

Formaba dos grupos de cuatro; ponía una bolsa de $ 3,500.00, para el primer lugar $ 2,000.00, para el segundo $ 1,000.00 y para e tercero $ 500.00, los clasificaba, buenos, regulares y aprendices.

Era a jugar una vuelta de 9 Hoyos y si la luz lo permitía de dos, el no cruzaba apuestas, era el juez y no se  podía hacer trampa, para ello llevaba a dos apoyos, Al “Tate” (Su caddy de siempre” )y a Rodolfo (utility de Domingo), quien incurría en falta; era expulsado hasta que el aceptara su vuelta, se practicaba sábados y domingos, el principal jefe de integración lo fue Don Jorge Díaz Mirón q.ep.d.

Así mismo asignaba una cuota especifica de equis pesos suficientes para que se pagara la comida a cada uno en el club, si rebasaba esa cantidad lo ponía el infractor y no se le consideraba en la próxima comida; generalmente el ordenaba al club o un restaurant foránea diese los alimentos.

En los últimos años ya no tomo;  su bebida favorita era el jaibol con wisky JB, le gustaba cantar siempre que podía, pedía que cantara Rutilo o  su músico favorito “ El Colacho”,  sus más apasionadas canciones lo fueron “ Al final” y “ 16 toneladas”.

Este era el foursome que acompaño durante muchos años a ese gran amigo:

“Francisco Molina García, Rutilo Molina García, Domingo Muguira Marenco, Demetrio Arandia Muguira, Gabriel Bobadilla Muguira, Manuel Muguira Revuelta, Manuel Muguira Jr., Jesús Rodríguez Ortiz, Adrián Colinas, Ramón Domínguez Fernández, Víctor Manuel Perroni, José Betancourt, Juan Carlos Arandia Muguira, Israel Rodríguez Aguilar, Danny  y su querido compadre: Jorge Díaz Mirón Benites”.

Así era y lo fué hasta su muerte:

Antes de morir a muchos de los que le auxiliaron en el hospital Covadonga; como camilleros, enfermeras, asistentes ,choferes de ambulancias  doctores, les regalo sobres que contenían billetes en forma generosa y hasta objetos de mayor valor.

Ese era un Caballo Grande, empezó de cero, ($150,00); creo riqueza, fundo empresas, fomento fuentes de trabajo, disfruto la vida a lo grande, lo mismo Puerto Vanus, que Montecarlo con su primo , hasta las Vegas donde siempre le dieron créditos generosos, disfruto con el café hasta en  la finca “La Victoria” en Chiapas.

En Córdoba será difícil que haya otra gente igual, seguramente está reunido con todos sus amigos, que le antecedieron, podemos contar a Toño Ascencio, Adolfo Suarez, Jesús Gil, Jorge Díaz Mirón, Emilio Bueno y seguramente le atiende el “Tate” y lo recibió el “Colacho” con “A mi Manera”.

Descanse en paz Tío Mingo.

Estrategia contra adicciones debe aplicarse desde primaria: Contreras Ramírez

Previous article

Policías Municipales, nichos del crimen organizado

Next article

You may also like