Apuntes de Finanzas

NOS TOMO DÉBILES

A inicios del año 2020 los planes concebidos por los veracruzanos eran de mejora, de trabajar con ahínco que vendrían mejores oportunidades que las tenidas el año anterior

En este orden se desarrolla la vida en el mes de enero, cierto fue que noticias llegadas de Asia hablaban del inicio de un problema que afectaba la salud y que se originaba en la localidad de Wuhan derivada de una combinación de virus portadores animales.

Entre tanto nuestro sistema de salud nacional como el local buscaba tener una nueva estructura, abandonando el seguro popular que funciono hasta el 2019, para entrar en una centralización de servicio en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Cambios de estos no son cosa fácil, el empujón del gobierno federal integro  a 23 entidades federales a incorporarse, sin conocer por mi parte  la profundidad su estructura, el control del sistema de salud estará a cargo de la federación con participación de las autoridades estatales; las acción más determinantes fue la centralización de las compras y solo dejar las emergentes al estado.

Justo es decir que en Veracruz durante dos sexenios hubo malos manejos en el sector salud, con desviaciones millonarias, abandono de instalaciones y limitaciones en inversiones de capital.

Cuando es una realidad la pandemia del covid19 y entramos en una sinergia de confinamiento, empieza de alguna manera en nosotros pensar que esto existe; y al ver los casos de Italia, España, además de los propios de China, Corea del Sur, ahora la espectacularidad de este virus en Estados Unidos y Rusia, estamos al 90 por ciento de certeza; lo digo así porque la movilidad de la ciudadanía sigue dándose.

Hay hechos que muestran con claridad de que esta epidemia tomo al sector salud de México y en particular de Veracruz desprevenido:

  1. Instalaciones faltas de mantenimiento y actualización.
  2. Personal sin capacitación ante este nuevo espectro.
  3. Falta de equipamiento ex profeso para manejo hospitalario
  4. Falta de personal medico, enfermero, camilleros y móvil.
  5. Faltantes en cuadros de medicamentos básicos.
  6. Ausencia de test rápidos para conocer si hay o no contagio.

Hace algunos días el Dr. Mauro Loyo Valera, Secretario de Salud con el Lic. Miguel Alemán, declaro a XEU noticias, que el sistema de salud ya estaba colapsado entes de que llegara la epidemia del covid, refriéndose desde luego a la del estado.

Abundo citando que hubo una falla de estrategia, el sistema de salud colapso desde antes, desde que el presidente le quito el presupuesto a Salud cuando lo habría de haber aumentado.

El medico dijo que ante esta situación se vislumbran muchas muertes, pues México tiene una tasa de 9.7% de mortalidad por la enfermedad, aunado “que no se le ha estado dando a nuestros médicos elementos para trabajar”.

Refirió que Veracruz era la entidad con el mejor sistema de salud con el estado de México, sin embargo, desde hace 12 años no se le ha invertido al sistema.

Por último, pidió confiar en el personal medico que también arriesga su vida por salvar a los demás y menciono que de su especialidad han muerto 77 neurocirujanos por covid19 en Latinoamérica.

Que decir del ejercito blanco que se encuentra al frente de este mal, en hospital de zona numero 71 del IMSS con sede en Veracruz han sido separados 83 trabajadores, incluidos directivos del cuerpo de gobierno por tener síntomas del mal y se encuentran bajo observación domicilia; habría que agregar a los 77 del hospital de Ecatepec.

Este personal esta relacionado con contactos, que son aquellos que traen la infección porque hay que eliminarlos del clima laboral.

Haciendo un análisis de lo que se conoce;  el gobierno del estado ha financiado diversos conceptos con solo  291 millones de pesos, parecen muchos, pero no lo son, simplemente citaremos que un respirador vale un promedio de un millón de pesos, hablaríamos de igual numero de millones.

Pero que faltaría; kits de trabajo, que incluye batas, mascarillas, googles, guantes cubre bocas  3M 8210, o 3M azules, paquete que no vale menos de 1,200 pesos y se necesitan de algunas de ellos millones;  como es el caso de los 3M que son uso limitado.

Estos 291 millones constituyen un fondo adicional provenientes de:

  1. 100 millones de pesos de reprogramación de dependencias del gobierno
  2. 50 millones del ahorro de la secretaria de salud.
  3. 141.5 provenientes del Instituto para la Salud del Bienestar (Insabi) y lo mas importante ya estaban destinados:
  • 106 millones para medicamentos, material de curación, gel antibacterial.
  • 40 millones en batas, googles, cubre bocas y overoles.
  • 8.2 millones para exámenes de laboratorio.
  • 127 millones para equipo e instrumental médico y laboratorio
  • 10 millones para mantenimiento a ventiladores volumétricos.

Es una buena suma, pero totalmente insuficiente para los 8 millones de habitantes del estado de Veracruz, estimo que habría que adicionar el equipamiento que recibe el gobierno federal de China y pudiera distribuirnos.

Lo que si es una realidad que al 9 de mayo Veracruz esta en los primeros lugares de la pandemia algunos números son los siguientes:

Casos confirmados 1,157, 121 muertos: Casos negativos 2,096, sospechosos 639, tasa de incidencia 13.52% una de las más altas.

Las principales ciudades son la mayor incidencia como la zona conurbada de Veracruz-Boca del Rio con 233 Coatzacoalcos 96, Poza Rica 60, Córdoba, 15 y Xalapa 10 entre algunas ciudades.

Números singulares que según los epidemiólogos son aritméticamente o trigometriacamente mayores: la verdad es que ciudadanos a los que ve uno en la calle no se sabe si tienen o no.

Realmente ni los científicos, ni los niveles de gobierno se ponen de acuerdo, solo quedamos los ciudadanos en la orfandad del conocimiento; por eso ya viene como refuerzo la directora del DIF Nacional que coadyuvara en esta tarea

Lo que, si puedo decir que el secretario de fianzas del estado tendrá que meterle más dinero, conseguirlo, negociarlo porque falta ver desenlaces nada agradables, que demandaran mayor inversión.

En resumen, esta epidemia nos tomo débiles; con una infraestructura sin mantenimiento, personal falto de capacitación y basicación, con grandes desviaciones financieras al sector salud, saldos pendientes de pago, sin capacitación, ni insumos específicos y faltos materiales de alta especialidad

JFA. 10.05.2020.  www.sinergiaenoperacion.com.mx

Cofepris exhorta a negocio con actividad no esencial a cerrar por emergencia

ANTERIOR

¿En qué manos está la salud de los veracruzanos?

SIGUIENTE

Te puede interesar