Apuntes de Finanzas

Incertidumbre

En pocos días entraremos a un nuevo año fiscal, donde seguro es lo voluminoso de las nóminas públicas, donde te fijes se ve un aparato público obeso.

Se terminaron los tiempos de jauja de 3 millones de barriles de petróleo diarios a precios superiores a 70 us. dls., con una ley de coordinación que satisfacía a todos, donde crecieron significativamente las nóminas, se acrecentaron las de salud a los estados, se subsidio el precio de la gasolina, mejoraron todos.

Lo importante fué trabajar en el gobierno, aunque sea poco, pero estar, en los tiempos de Fidel, en los sueldos de 20 mil pesos se despidió al titular y se fracciono en cuatro de cinco mil, eso es todos con el apoyo del tío.

En los municipios paso lo mismo, crecimiento de nómina y en los grandes, áreas especiales de técnicos; grandes oficinas privadas, arreglos y decoración, vehículos modernos; el tiempo obligo a meterle a seguridad publica, esta área se descompuso y aparecen grandes mandos y armamento en beneficio de la sociedad.

Sin embargo, se dio el secuestro, los derechos de piso y toda forma de delincuencia, donde el común denominador fué la complacencia de la policía local.

Pero había dinero, sin que quiera citar que abundaba, se atendían los problemas de la sociedad; tanto estados como municipios año con año disponían de mayor presupuesto, y de tener habilidad gobernadores y presidentes municipales, obtenían obras adicionales del ramo 23.

Pero como comento con amigos de manera explicativa: “El destino nos alcanzo”, menos dinero, deudas públicas abultadas que impiden movilizarse que hay que cumplir con el servicio del pago; con la nómina casi hasta el tope, con un sistema pensionario demandante y con potestades que recaudan menos del 9 por ciento de sus ingresos en entidades federativas.

 Los municipios con recaudaciones propias superiores al diez por ciento; ejemplo este año es el municipio de Veracruz, según sus estados financieros al 30 de septiembre, tiene una recaudación propia del 25.37%, con un ingreso en aprovechamiento de 274 millones de pesos.

¿El tema es?, que haremos en el próximo año, con participaciones y aportaciones federales a la baja, con demanda de atención a los problemas de la pandemia que nos aqueja, con una actividad económica que no esta operando totalmente,con gastos reales y desde luego ingresos que hay que hacerlos.

La regla es muy clara la entiende un niño de primaria ¿que hacer?; solo hay dos o la combinación de ellas:

  1. Ingresás más.
  2. Gastas menos.
  3. La combinación de los puntos anteriores.

Para lo primero tienes que revisar; primero que has dejado de cobrar y mantienes en rezago por lo tanto lo tienes en libros; segundo revisión de la nomina, para eliminar eventuales, gente no trabajadora; tercero limitar los gastos, pero de verdad. Y finalmente hacer una reingeniería de la administración.

El maestro Héctor Villareal Páez, en entrevista realizada por Luis Miguel González el 2 de noviembre pasado, dice:

“México necesita una cirugía mayor en materia fiscal y uno de los asuntos relevantes es acabar con la pereza fiscal de estados y municipios, ellos están recaudando apenas 0.7% del PIB y no se han adaptado a una nueva realidad presupuestal precaria”.

Manifestá que hay urgencia de hacer los cambios porque ya no hay ingresos petroleros que repartir y además la caída de los ingresos tributarios y propone:

“Hay que hacer una especie de Convención Nacional Hacendaria y no se trata de ir por dos o tres puntos del PIB sino encontrar mecanismos para resolver los temas de ingreso y gasto publico”.

Villareal Páez; es el director general del Centro de Investigación Económica y Presupuesto (CIEP); afirma que en los temas a tratar deben estar Pensiones, Pemex y el Servicio de Salud.

La autoridad debe de revisar su sistema de potestades (Art. 73 Frac.VII y XXXIX CPEUM) y gastos, se deben fortalecer debilidades, y considerar que la solución municipal o parte de ella está en reforzar el catastro y el cobro del impuesto predial, para donde volteen esa es la solución que encontraran.

Los catastros ya se concentraron en la CDMX, Puebla, estos deben ser independientes, modernizarse, buscando que   los traslados de dominio alcancen los valores de comercialización, mismos que están lejos de los grandes especuladores y de notarios.

Habría que ver el desperdicio fiscal inmobiliario que hay en la rivera veracruzana, donde los pagos son mínimos y las técnicas aplicadas son manuales.

Reitero la necesidad de crear el SAT estatal, donde la única preocupación sea el ingreso, estos puntos se tendrán que abordar si se quiere mejorar el ingreso fiscal en México. 

JFA.21.11.2020 www.sinergiaenpromocion.com

Marchan mujeres para exigir la erradicación de la violencia de género

ANTERIOR

Choca pareja y son rescatados por elementos de SSP al incendiarse auto

SIGUIENTE

Te puede interesar