Al Madrasa

Hay que pasar aduana

A unos dias de la elección se otorgó de manera irregular una ampliación de la concesión del puerto de Veracruz en un acto salvaje y perverso ¿Cuántas cosas más no habrán pasado a espaldas del pueblo?  no se saben… ¿Qué se puede hacer para que no se salgan los ladrones con la suya? Nunca es imposible, y este caso de las aduanas creo es de lo que más deberíamos de tener en consideración de la discusión pública. El caso de las aduanas, de los puertos y de los aeropuertos es probablemente el espacio de la administración pública donde más se pudrió el orden social. Buena parte, por ejemplo, de lo que sacan los contrabandistas organizados no es droga sino que son mercancías que en todas partes del mundo son legales, como el hierro. Ellos hacen minería ilegal y la sacan por los puertos y así muchas organizaciones criminales tienen una serie de actividades para las cuales resulta de vital importancia la gestión de puertos, aeropuertos y aduanas. Contrario a lo que creemos muy buena parte de las mercancías ilegales pasan por los espacios legales. Hubo en nuestro país un proceso de entrega de los recursos nacionales desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, en particular, por ejemplo, es el caso del puerto de Veracruz, pero el proceso se aceleró mucho más con Vicente Fox  y empezaron a entregar todo, los puertos, los aeropuertos y las aduanas, de manera legal o ilegalmente, a como sea, a gentes relacionadas con los contrabandistas. El gobierno actual le ha puesto ya el ojo a las aduanas, a la cantidad de dinero que obtenían por sobornos de las más diversas organizaciones delictivas los encargados de las aduanas es tremenda, es muchísimo mayor aun que lo que se ha visto en el caso Losoya, que es de los pocos testimonios que se tienen, porque aquí en esta especie de país se hace poco periodismo y poca ciencia social, entre otras cosas porque es muy riesgoso, y por eso algunos informadores ante salarios de hambre y falta de los mínimos derechos que marca la constitución en el 123, le entran al chayote y los demás mejor no se meten en honduras peligrosas.  En el país se hicieron muy poderosos y ricos los contrabandistas, que por los mismos fáciles caminos aduanales se allegaron también de armas modernas y muy destructivas, sobre todo a partir del sexenio de Felipe calderón, y bien armados, bien comidos y con mucho capital, fue muy difícil controlarlos desde el  gobierno y se desató tremenda guerra. Es claro que se pueden revocar contratos y concesiones, sólo hay que probar que no se cumplieron las cláusulas, en buena medida el gobierno actual anda en ello tratando de desarticular el contrabando legal y el ilegal. Si se logra revocar algunos contratos como el del puerto de Veracruz puede cambiar el rostro del flujo de mercancías en nuestro país, lo que sería importantísimo y uno de los principales legados que dejaría la actúal administración pública.

fjchr 200829

Los cines en Francia frente al virus

ANTERIOR

Ante cambio en semáforo epidemiológico mantendrán medidas sanitarias en Córdoba

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Al Madrasa