Al Madrasa

El tigre de Santa Julia

Ahora que llenan redes  modernos bandoleros de blanco cuello los aficionados a las notas policiacas deben recordar y/o saber del Jurado sensacional (como pocos) del famoso ladrón homicida Jesús Negrete o Tigre de Santa Julia. Los niños al jugar Policias y Ladrones escogen ser el bandolero, no por malos, sino por la adrenalina del placer al simular pasar peligros mortales. El mamifero humano adulto es un malhechor, un animal cien por ciento lúdico que causa daño no por necesidad sino por ojete. Al crecer, los niños, descubren que ser bandolero de adeveras, sincero y de pecho abierto con huevos bien puestos, cuando ven que no es tan fácil y que los rematarán a balazos porque la plaza ya está ocupada o morirán encarcelados por soplones y traidores, mejor, como hacen los ratones, realizan sus fechorias en lo oscurito, se ocultan en un partido político, una religión o en un paraiso fiscal, en un banco. Claro que no son verdaderos bandoleros, no lo hacen ni siquiera por adrenalina sino por la tonteria de acumular bienes y dinero que no podrán llevar al reino de los muertos. En 1910 cinco veces se pidió para el Tigre de Santa Julia la pena de muerte, a las 6 a.m. del 30 de mayo se traslado al feroz reo de la Penitenciaria a Belém con las mayores precauciones, en el carrito denominado “El Diablo” El jurado duró muchos días con un proceso de 1,200 hojas y testigos. El Tigre, nativo de Guanajuato, a los 22 años fue soldado en el tercer batallón Artilleros y logró la simpatía de sus jefes llegando a sargento 2o. luego pidió baja para formar una cuadrilla de forajidos que robaban y asaltaban, con Tomás Peña, Fortín Mora, Gregorio Mariscal y Pedro Mora, robó la hacienda de Aragón e hizo muchas correrias nocturnas y sangrientas por varios puntos de lo que antes era el Distrito Federal y ahora sólo CDMX. Una vez fue aprehendido por un gendarme y al llevarlo a la comisaría, en tono conmovedor rogó al policía le permitiera que su señora le diera una cobija.  Asomó Inés Escogido que era su amasia con la cobija arrollada. Negrete, la tomó, pero ocultaba una pistola con cinco tiros, dió un salto de tigre y agredió al gendarme, vino en auxilio otro policia, Armulfo Sánchez, y a éste lo dejó muerto de un balazo. Pudo huir y cambiaba de rumbo frecuentemente. Sus correrias fueron publicadas por el periódico El Imparcial que lo llamaba troglodita y su fama le mereció un corrido. El 28 de mayo de 1906​ fue aprehendido cerca de su casa en una nopalera,​ lugar que corresponde al actual callejón del Nopalito.​ Fue trasladado a la cárcel de Belén. Después de haberse solicitado en cinco ocasiones la pena de muerte y a pesar de los esfuerzos de su defensor, Justo San Pedro, por salvarle la vida, finalmente, fue fusilado el 22 de diciembre de 1910, cuando tenía treinta y siete años de edad. Le hicieron muchos corridos como este: Señores tengan presente/ lo que les voy a cantar/ del Tigre de Santa Julia,/ del que han oído hablar/ Jesús por nombre tenía/ y Negrete por apellido/ sus señas eran las balas/ su santo el mismo Cupido// Le decían el mil amores/ del barrio de Santa Julia/ como el tigre de la sierra/ las contaba por colores// Con más vidas que un gato/ cobró muchísimas muertes/ pues le sobraban mujeres/ que rezaban por su suerte// Ladrón fue de los ricos y un chacal sanguinario/ vengador de los pobres/ y entre todos temerario// Robó catrines y haciendas/ mató muchos tecolotes/ y no le faltaron tiendas/ donde hiciera borlote// De Tacuba a Tacubaya/ de Guerrero a La Piedad/ fue el azote del Gobierno/ y de toda la sociedad// Fue a la cárcel de Belén/ por una mujer celosa/ y las otras si sostén/ lo salvaron de la fosa// Don Porfirio le echó encima/ a toda la fuerza armada/ y en la primera esquina/ tanteó a l’acordada// ¡Válgame Dios, qué cielos!/ Su suerte no tuvo par/ otra mujer con celos/ lo tuvo que encarcelar// De esa ya no salió vivo/ quien fuera tan salidor/ los jueces lo encapillaron/ por una traición de amor// Fue como Chucho El Roto/ y como el mismo Cristo Rey/ José de Jesús Negrete/ por nombre de buena ley// Ya con ésta me despido/ llevándome mi tertulia/ aquí se acaba el corrido/ del Tigre de Santa Julia. Otro de los muchos corridos que le hicieron a Negrete lo pueden escuchar aqui: https://youtu.be/koZ5q1T8q4w

fjchr200831

Auxilia DIF Córdoba a octagenaria que venden en la calle

ANTERIOR

CAME-19 de Orizaba está listo para funcionar: Gobernador

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Al Madrasa