¿Y el Censo?

Buen día apreciado lector:

Será que sólo los ciegos no pueden ver, ni los sordos oír, la enorme transformación que se viene gestando en nuestro país a partir del pasado primero de diciembre.

aun así, hay muchos que no se quieren dar cuenta y critican y acusan porque tal vez la lumbre les llega a los aparejos.

Apenas Andrés Manuel López Obrador tomó el control, se empezó a sentir el cambio; en tan solo dos meses hay evidentes pruebas de la diferencia entre la brutal corrupción que por años contaminó al gobierno e incluso a ciudadanos honestos que necesitaban ingresos para mantener a sus familias y acabó con la tranquilidad y la precaria economía de la población.

Ahora todas las mañanas lo vemos y oímos iluminar la República, sí, iluminarla, con sus acciones contra tanto pinche tranza como lo reafirma, en los aeropuertos, las aduanas, Pemex, CFE, los gasoductos, las gasolineras, las constructoras y demás sinvergüenzas de los gobiernos que se enriquecieron a más no poder y se dieron vida de reyes gracias a los dineros del pueblo. Todo eso afortunadamente se acabó.

Ahora contamos con nuevos servidores públicos a los que debemos considerar honestos salvo prueba en contrario, y esperar que actúen con lealtad al pueblo, con equidad y con justicia, que ganen salarios acordes a su capacidad y se ganen el respeto de la comunidad. Estamos en nuevos tiempos.

Aquí en el estado también confiamos en los nuevos gobernantes pero sentimos que falta dinamismo e incluso información, porque quienes la deben dar en la oficina correspondiente no se dan abasto o no se las envían de las diversas dependencias.

El PejePresidente ha insistido mucho sobre el censo para el bienestar, con la intención de entregar los programas sociales a la población, sin que haya moches ni intermediarios y hasta la fecha, uno se da cuenta simplemente con los vecinos que se angustian pensando que a ellos no les llegarán los apoyos, porque no los han visitado los encuestadores.

Sería más práctico que el joven gobernador Cuitláhuac García Jiménez o el Don Manuel Huerta Ladrón de Guevara instruyeran proporcionar un número telefónico, de correo o wasap, donde la gente pudiera reportarse y así avanzarían. Si me dicen aquí lo proporcionaremos.

Sabemos que el Joven Cuitláhuac, no descansa; que sus colaboradores igual trabajan a destajo como lo hace Senyazen en la SEV, por cierto con muy buenos colaboradores, entre ellos otros jóvenes talentosos y honestos con nueva y diferente mentalidad como es el Subsecretario de Educación Media Superior y Superior, Jorge Miguel Uscanga Villalba o Fernando Elías Guevara en la Subsecretaría de infraestructura, de quienes y los demás, se esperan grandes cosas positivas.

Tenga el lector paz y armonía en su hogar ahora y siempre.

gustavocadenamathey@hotmail.com

Pollos Rostizados