* ¡¡Ora sí los cimbró!!

Buen día apreciado lector:
Sí, yo con tantos años de observar encuentros entre presidentes de la república y gobernadores; de escuchar promesas y advertencias entre candidatos por más de cuarenta años, creo que esta vez, como dicen que dijo que lo haría, sí lo cimbró a él y a muchos que a esta hora en que me lean, no salen del asombro.
El gobernador de Veracruz Miguel Angel Yunes Linares, llegado al poder como integrante de un  poderoso partido como el de Acción Nacional, ayer, poquito después de las 13.30 horas, al recibir en Misantla, a una semana de haberlo recibido en Perote,  al Presidente de la República Mexicana Enrique Peña Nieto, de extracción priísta, contrario al partido del gobernador, con eso que le dijo abiertamente y en plena campaña electoral, por supuesto que ora sí cimbró a México, a Anaya, al Jefe Diego,a al Peje y a muchos.
¿Qué qué le dijo?, se lo transcribo:
“Muy buenas tardes. Bienvenido nuevamente a Veracruz, Señor Presidente de la República. Usted sabe que en Veracruz se le quiere y se le respeta. Qué bueno que está en Misantla, con nosotros”.
Destacó el gobernador que “fue una magnífica decisión el determinar que en Veracruz se conmemorara el Día Mundial del Agua”, porque “esta entidad aporta el 30 por ciento del agua que escurre hacia al Golfo de México. Tenemos cuatro Cuencas hidrológicas importantes, 16 ríos. Esto implica riqueza, implica territorio fértil, pesca en muchos casos, pero también, riesgos para la población”.
Por lo mismo consideró buena idea hacerlo en Veracruz y aún mejor  en Misantla.
De esta manera Yunes Linares recordó que en octubre de 1995 cuando fue Secretario de Gobierno “durante la gestión de un gran Gobernador, del licenciado Patricio Chirinos Calero el Río Misantla se salió de su cauce y  literalmente se metió a la ciudad, y se había llevado dos barrios famosos como el Barrio de Nacaquinia y el Barrio del Zotuco.
Narró que el Gobernador Chirinos intervino pidió ayuda del Ejército para hacer labores de recuperación y luego en  2013, nuevamente dos fenómenos naturales le pegaron fuerte a Misantla, y afectaron el puente que comunica a la carretera que va hacia Xalapa.
“Fue, entonces, la decisión de su Gobierno y de la Comisión Nacional del Agua, que se iniciaron las obras de protección de Misantla. Y hoy, Misantla vive tranquilo. Puede llover todo lo que llueva en la parte alta de la sierra, que Misantla está protegido. Muchas gracias, señor Presidente de la República”.
¿Qué bueno no?
En plena campaña electoral para renovar los poderes estatales y de la nación, un gobernador de oposición tenga semejante sensibilidad. Un  gobernador que conoce el peso y el efecto de sus palabras
Nobleza obliga.
A esa hora en las redes sociales mejor no le cuento lo que se decía.
Tenga el lector un fin de semana de paz y armonía.
gustavocadenamathey@hotmail.com
error: www.sucesosdeveracruz.com.mx