-¡Esos tigres se inquietan!​

Buen día apreciado lector:​
¡Y lo que falta todavía!​
En pleno maremágnum de sorpresas políticas por la manera definitivamente diferente y muy polémica de gobernar, que está presentando al país el futuro Presidente Andrés Manuel López Obrador, ayer resurgió una a nivel estatal que demuestra a todas luces que también quienes gobernarán la entidad a partir del próximo día cinco de noviembre no son ningunos novatos.​
Evidencia que el equipo de gobierno de los poderes Ejecutivo, que encabezará el joven Cuitláhuac García Jiménez y Legislativo, en conjunto, está bien afinado y saben a lo que van para trabajar en favor de la legalidad. Del otro poder también seguramente alguna sorpresa nos brindarán a su debido tiempo.​
Poco antes de la medianoche del lunes ya corría cautelosa la versión de que los diputados de Morena salientes y entrantes estaban citados a una reunión, incluso acudieron algunos federales del mismo partido.​
Luego se supo que a tan solo seis días de entregar la representación impopular, sus contrarios con su mayoría pasajera pretendían tomar decisiones “en lo oscurito del amanecer” para afectar al pueblo veracruzano y a su próximo gobierno, por lo que ni tardos ni perezosos los diputados Zenyasen Escobar y María del Rocío Pérez y los demás protagonistas que los acompañaron, decidieron tomar las instalaciones del Congreso del Estado y no soltarlo hasta que entre la nueva Cámara.​
Lo más que se dijo fue que es una decisión en favor de las causas mayoritarias de los veracruzanos y fue al grito de que “la burra no era arisca”.​
Algo similar había ocurrido a principios de agosto pasado cuando se insistía en que el actual gobernador propondría una lista de candidatos a magistrados del Poder Judicial y entonces este reportero escribió Al Estilo Mathey:​
“En lo que constituye una decisión sorpresiva pero congruente, que refleja evidente sensibilidad política y sobre todo quita tensión al ambiente del relevo gubernamental, el gobernador en funciones Miguel Angel Yunes Linares salió a decir que no presentaría propuesta para el nombramiento de magistrados, al Congreso del estado de Veracruz.​
“Es indudable que esa decisión augura vientos mejores en el clima político veracruzano y muestra a un Miguel Angel más tranquilo, que asimila el tropezón electoral y que en realidad desea que los veracruzanos sigamos encaminándonos, con otros actores, lo que él dijo, deseaba para la entidad.​
“Cierra con ello las puertas de la confrontación con su relevo institucional el joven Cuitláhuac y de esta manera evita que alguien suelte los tigres acá en la aldea.​
“De esta manera el titular del Ejecutivo abre la esperanza de que la entrega recepción se realice en un ambiente diplomático y de tolerancia.​
“A su vez en el Poder Legislativo se cancelan las posibilidades de más enfrentamientos y escándalos políticos para dar paso a la nueva Legislatura aprobada por el pueblo el primero de julio pasado”.​
Hasta ahí el tema, y ahora que empieza la transición, ¡cuidado con esos tigres que andan queriendo brincar por todas partes!​
Tenga el lector paz y armonía en su entorno.​
gustavocadenamathey@hotmail.com​
 ​