Adelante

Propuesta decorosa

Políticos y no políticos no descansan. Evitan, eso sí,  reuniones en grandes grupos. Se comunican por teléfono o vía redes sociales. Planean, se organizan y actúan a distancia. Ni están quietos ni guardan silencio.

Por ejemplo, ciudadanos xalapeños han decidido convocar a universidades, asociaciones civiles y colegios de profesionistas, empresarios, intelectuales, jóvenes, a mujeres y hombres en general para participar con ideas y proyectos en el próximo proceso electoral. De entrada, al margen de siglas partidistas. Después verán por cuál camino se van.

Temas del momento son salud, (in)seguridad y (des)empleo. Todo ello degenera en pobreza para la mayoría. Urge reactivar la economía. Y para crear empleos es indispensable que haya seguridad y disminuir y erradicar los casos de Covid19.

Estos ciudadanos han expresado audaces iniciativas. Una atrae la atención. La suscribo y me sumo. Surge cuando un amigo experto  en teoría y praxis política calcula que cualquier candidato en un municipio como Xalapa necesita gastar por lo menos 50 millones de pesos para tener probabilidades reales de ganar la elección de alcalde. ¡Imagínense!

Entonces han acordado sugerir a los candidatos de todos los partidos que en vez de invertir tanto dinero en una campaña convencional, se conforme un fondo común para apoyar a víctimas del Covid19, tanto a los contagiados como a sus familiares.

De esta manera y tomando en cuenta la pandemia, no realizarán recorridos ni concentraciones masivas para pedir el voto popular. Recurrirán a redes sociales, medios de comunicación impresos, electrónicos y digitales; perifoneo, llamadas telefónicas, volantes y anuncios espectaculares, etcétera.

Para qué derrochar recursos económicos que bien pueden usarse en causas nobles, como médico y medicinas para los afectados por el coronavirus.

Más adelante, tras superarse la crisis de la pandemia, el dinero hasta ahora destinado a campañas políticas, se ocuparía en becas y desayunos escolares, y en ayuda mensual directa a las familias más pobres.

Cada año los partidos se llevan miles de millones de pesos a nivel nacional. Esto es inadmisible mientras haya multitud de desempleados y gente en la miseria.

Así que, señores aspirantes y candidatos, reflexionen, efectúen campañas austeras, sin dispendio. La contienda será más pareja, sin ventajas para nadie, que gane el de las mejores propuestas, no quien posea más dinero para comprar votos.

Expongo aquí esta ocurrencia, aunque la colega y amiga Claudia Guerrero presuma que he sido afectado por el encierro. Con las debidas precauciones, salgo de casa todos los días.

Centro de Monitoreo será presentado en breve; beisbol, viable en 2021: alcaldesa

ANTERIOR

Falta diálogo en conflicto en construcción de Universidad en Río Blanco: M. Huerta

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Adelante