Adelante

O ESTÁS CON AMLO O EN CONTRA

Sucesos inéditos se suscitan en este país. Vienen en cascadaescenarios nunca vistos. La delincuencia organizada se muestra cada día másagresiva y envalentonada. Aumentan las marchas, bloqueos y tomas de edificiospúblicos por parte de organizaciones sociales que protestan y plantean demandaslegítimas o exageradas y oportunistas. Grupos de civiles atacan y vejan amilitares y policías. Encapuchados cometen actos vandálicos y queman la BanderaNacional. Van a la alza las ejecuciones, extorsiones, secuestros, robos,feminicidios y delitos en general. Ciudadanos con nombres y apellidos critican y se mofan del presidente enredes sociales y medios de comunicación y, lo inaudito, lo insultanpúblicamente, como el veracruzano de Tierra Blanca, el tocayo José Benítez.

Ante las duras y tupidas andanadas, el presidente AndrésManuel López Obrador no se queda callado y aprovechando las conferenciasmañaneras, arremete contra sus opositores. Insiste en que su gobierno va bien yque lo atacan los corruptos nostálgicos que perdieron privilegios.

Los mexicanos se dividen entre los que lo apoyan a ultranza yquienes no ven nada positivo en él, incluidos los arrepentidos y decepcionadosde haber votado por MORENA. No hay términos medios: o estás con Andrés Manuel LópezObrador o en su contra.

El propio presidente habló hace unos días de un eventualgolpe de estado sin aportar pruebas ni detalles.

Hasta hace unos años la institución presidencial parecía intocable.Hoy le han perdido el respeto y le lanzan toda clase de improperios, lo que enépocas pasadas habría sido impensable.

Se viven tiempos de cambio. Lo de antes, hoy es distinto. “Nosomos iguales”, machaca el presidente López Obrador y ante los que aseguran quevamos mal, responde “con otros datos”.

En las encuestas continúa conservando popularidad, simpatíasy el apoyo de las mayorías. Arriba del 50 por ciento afirma que en la consultade revocación de mandato, votará para que continúe en la presidencia. Esto, encaso de que la votación fuese en este momento. Veremos si se mantiene,disminuye o aumenta esta tendencia.

Los mexicanos más pobres y los beneficiarios de programassociales y de otro tipo de acciones y obras, confían en que el país saldráadelante, que mejorará la seguridad, se generarán más empleos y se reducirá lamiseria.

Los adversarios, conservadores o como gusten llamarles, juranque AMLO nos conducirá a la ruina y que urge  frenarlo, revocándole el mandato presidencial.

La ineficacia y la tolerancia

ANTERIOR

La trágica historia de las hermanas Mirabal

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Adelante