Adelante

HIT POLÍTICO DE CANDIDATOS

Si no hay dinero suficiente para medicamentos, médicos y hospitales. Si el coronavirus sigue sin control, si la crisis económica se agudiza, si se disparan los precios y puede haber desabasto de alimentos, el gobierno se verá orillado a recortar recursos en distintos rubros. Por ejemplo, es conveniente reducir  las prerrogativas a partidos políticos, que los candidatos no gasten millonadas en las campañas y que lo ahorrado se destine al sector salud y a seguridad pública.

Que los aspirantes a alcaldes y diputados caminen y hablen con la gente, sin ventajas para nadie, que no gasten más unos que otros. Piso parejito y el que rebase los topes, que sea sancionado con la cancelación de la candidatura o la anulación de su eventual triunfo.

Aunque brinquen y salten los partidos políticos.

Anotaría un jonrón el presidente Andrés Manuel López Obrador. No sería la única medida drástica para afrontar la crisis que ya está aquí.

Y si la reducción de prerrogativas y gastos de campaña no proviene del gobierno, pues que los partidos o los  candidatos tomen la iniciativa y lo propongan, se comprometan públicamente, firmen un pacto y lo cumplan al pie de la letra.

Tan solo en Xalapa se calcula que para ganar la presidencia municipal, un candidato necesita entre 20 y 50 millones de pesos. Y me quedo corto. Son datos de los propios aspirantes que ya andan en subrepticias precampañas.

Imagínense cuánto planean robar para recuperar lo invertido y obtener pingües ganancias. Y así, de acuerdo al tamaño del municipio es el costo de la campaña y la tajada que piensan quitarle al presupuesto.

 Lo sano es imponer un solo tope para todos los candidatos y no permitir que se gaste un peso de más. Que los electores decidan por quién votar. No por el más o el menos rico, sino por el más confiable y  el de la propuesta más viable.

Candidatos, aprovechen el coronavirus para sujetar el toro por los cuernos. Abaraten motu proprio las campañas y que el dinero se destine al sector salud, o para combatir la pobreza.

Es inmoral gastar tantos millones de pesos en las elecciones en un pueblo empobrecido y sin empleos, habiendo hambre en vastos  sectores sociales.

Para este año, el INE aprobó 5239 millones de pesos para los partidos políticos. Se prevé una suma igual o superior para el 2021. Es un insulto para millones de mexicanos pobres.

Posponen festejos por el 80 aniversario de fundación del Grupo Escolar Cervantes

ANTERIOR

El COVID 19 ya está en Veracruz…¿Y el gobierno qué dice?

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Adelante