UN EXTRAÑO ENEMIGO

*La revista Hola los hizo famosos. Si negaban las fiestas ‘fifi’, ya hicieron la suya. La boda de César Yáñez, el segundo a bordo del Gabinete de AMLO, acaparó 19 páginas de la revista Hola, como si llegaran los nuevos reyes o marqueses a México. Caras vemos.

Camelot.

 

 

 

Los vientos de 1968 llegan de nuevo a Tlatelolco y a México, 50 años después.  Muchas historias se cuentan. Muchas recapitulaciones de aquellos días de guardar, como los llamó el maestro Monsiváis. Desde la misma Elena Poniatowska, autora de La noche de Tlatelolco, que regresó al sitio donde murieron cientos de estudiantes, cuya cantidad exacta la historia no ha descubierto aún. Aquel sitio donde la periodista Oriana Falacci fue herida de bala. Leo en el diario El País, una columna de Jorge Zepeda Patterson, donde explica en parte el thriller ‘Un extraño enemigo’, producido por Televisa y Amazon, cinta de capítulos, creo que cuatro, que aún no veo porque estoy pegado a Netflix, donde soy suscriptor, y Roku, donde veo lo que puedo, y SKY, que me sirve para ver el futbol español y la Champions. Dice Jorge, y empieza con una crítica a Jacobo, cuando la misma noche del 2 de octubre el gran comunicador abrió noticiero y dijo: “Hoy fue un día soleado”, en clara referencia al ocultamiento del enfrentamiento en Tlatelolco. Jacobo fue preguntado años después, el porqué de esas cosas, el comunicador dijo que la empresa era la que dictaba las normas y los pasos a seguir. No olvidemos que el Tigre Azcárraga un día se proclamó ‘Soldado del presidente’, y eso sí, mijito, diría Minga, donde manda capitán no gobierna marinero. La cinta exhibe a Fernando Gutiérrez Barrios (Fernando Barrientos, en la serie de TV) como el gran instigador y promotor del suceso del levantamiento de los estudiantes, por el odio que sentía por el regente, Alfonso Corona del Rosal, y el gran apoyo que daría desde la poderosa Dirección Federal de Seguridad, a Luis Echeverría Álvarez, que a la postre, diría un clásico, resultó el favorecido de ese Movimiento Estudiantil, alzándose con la corona de presidente, aunque Díaz Ordaz años después comentó arrepentirse, y que en las mañanas, por haber tomado la decisión de su sucesor, se veía al espejo y se decía: “Que pendejo fuiste, Gustavo”. Cuento esto porque conocí a Fernando Gutiérrez Barrios, por ratitos, cuando quien esto escribe era presidente de la Cámara de Comercio de Orizaba y entre todos le echábamos montón a la Feria Expori, cuyo primer presidente lo fue Jorge Vélez Elías, amigo fallecido. Hubo un desayuno en el hotel Orbe, sede de nuestras reuniones. Creo que nos vino a inaugurar la sede donde aún está la Cámara de Comercio. En una foto que guardo en la pared de mi oficina, aparecemos: Yo Mero con el hombre leyenda, con su atuendo típico: guayabera y paliacate al cuello, que llegaba como gobernador solo por dos años, al llamado que le hizo el presidente Salinas para apaciguar y detener a La Quina, poderoso y corrupto líder petrolero. En la misma foto, Enrique García Vera, presidente municipal de Orizaba (gracias a él nacieron las ferias Expori, fue el primer impulsor desde la alcaldía, cuya idea retomaron los empresarios del comercio y la industria), Benito Ramos Fierro, fallecido ya, presidente de la Fedecanaco, la Federación de Cámaras de Comercio nacionales y Juan Manuel Diez Francos, que años después sería alcalde de Orizaba. Orizaba sufría bloqueos de autobuses del transporte, paralizaban la ciudad. En un momento en corto le dije al gobernador: “Don Fernando, apacigüe estos bloqueos”.

Respondió: “Mire, si no me tembló la mano en los momentos que la Patria me necesitó”, en clara referencia a 1968, “menos ahora me temblará, que estoy para servir a los veracruzanos”.

 

EL REY DE LOS ATAJOS

 

Roberto Madrazo saltó a la palestra (diría otro clásico) y quiso retumbar en sus centros la tierra, o quedar bien con el De Gaulle de la IV Transformación, Andrés Manuel López Obrador. Dijo en un programa muy visto en Tabasco, que según sus papeles AMLO ganó en 2006 la elección presidencial. Lo que hizo que Felipe Calderón entrara al quite al instante y lo tachara de mentiroso. En primera, un candidato, como lo fue Madrazo, no puede tener ni actas ni papeles, las tienen los partidos, no los candidatos, luego medio se desdijo porque avisó que aún no llegaban todas la boletas. ¿Qué intento Roberto? Según críticos buscar un hueso con AMLO. Amlo lo detesta, según dijo Calderón porque nunca lo dejó llegar en Tabasco a nada (algún día quiso ser gobernador) y ahí se la tiene bien guardadita. Madrazo acusó que Calderón es rencoroso y vengativo, le faltó decir que también chupamaro, y que aquella odisea cuando se chingó unos kilómetros en una carrera maratónica, Calderón la  filtró. La historia es que en el Maratón de Berlín Madrazo hizo mapacheo. Llegó en primer lugar cuando no estaba ni sembrado, los organizadores desconfiaron de eso y cuando supieron que era el amo de los ratones locos y las urnas embarazadas, checaron un chip de los tenis y se dieron cuenta que había agarrado unos atajos, ni despeinado llegó, descalificado quedó. Le valió la sorna donde le dijeron era el hombre más rápido de México… pero para las trampas. Otros dijeron que volaba como Súperman y corría más rápido que Speedy González. Calderón dijo que eso fue una investigación del diario Reforma. Todo eso lo vi con Ciro Gómez Leyva, cuya cadena Imagen, se ha posicionado del 15 por ciento del espectro de audiencia y comercial, algo inusitado, y tiene a Ciro como el mejor noticiero de la noche, rebasando por mucho al de Televisa, y ahora, anunció el dueño, Olegario Vázquez Aldir, CEO de la empresa y del Grupo Empresarial Ángeles, lanzan su primera serie de la Alejandra Guzmán, para 2019.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Don`t copy text!