Acertijos

SIN CASH COMO ZEDILLO

Acertijos

*“Mientras que el dinero no puede comprar felicidad, te permite elegir tu propia forma de desgracia”. (Groucho Marx). Camelot. 

Alguna vez al expresidente  Ernesto Zedillo and Procter and Gamble, en una gira una mujer indígena le ofreció una artesanía de la Virgen de Guadalupe bordada en una servilleta. Zedillo le respondió: “No traigo cash”, como si la mujer indígena supiera que es el cash, el efectivo, pues. Los presidentes normalmente no cargan dinero, para eso están los del Estado Mayor Presidencial. Así aparece ahora ese lenguaje cuando el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez (Actopan, Hidalgo; 21 de marzo de 1967), licenciado por la UAM y Maestro en economía por el Colegio de México y con doctorado en la Universidad de Nueva York, un hombre que tomó las riendas de los billetes cuando su jefe anterior, Carlos Urzúa, se bajó del caballo y le dijo al presidente AMLO: Ahí se ven, yo me voy en este momento, por estar en desacuerdo como se manejaba la economía. Arturo Herrera es un economista reconocido en ámbitos nacionales y mundiales. Gente seria, algunas veces ha sido corregido por el presidente, sin tener razón, porque el economista es el secretario, y ha aguantado vara, como dijera Fox. Pues este hombre retumbó en sus centros la tierra, cuando nos vaticinó que los guardaditos que tenía el gobierno, herencia del neoliberalismo, se estaban agotando y estaríamos como Zedillo, sin cash. El próximo año esos guardaditos se esfumarán y muchos le temen que le echen mano de las Aforres. Herrera advirtió un feo panorama. Dijo que desde los años de mil novecientos veintitantos, no estábamos en una crisis económica como ahora. La económica y la de Salud. La economía va en pique, se pierden empleos y el PIB cayó y solo nos queda rezar a la Virgen de Guadalupe, nuestra Santa Madre, para que este funcionario, que es listo y responsable, maneje la economía sin presiones, a lo que citen los cánones y los números. 

NO AGANDALLAR 

Víspera del informe presidencial, AMLO no dio un manotazo en el escritorio, pero envió sendo mensaje al partido PT, que quería agandallarse la presidencia de la Cámara de Diputados, situación que le correspondía a lo poco que queda del PRI. Andaba esa fracción parlamentaria sumando diputados para convertirse en la tercera fuerza, hasta que el presidente les dijo no mammy blue, y les corrigió esa chicanada que pretendían hacer: “Entonces, si está establecido que el tercer año es para el que obtuvo el tercer sitio así debe ser y se tiene que respetar. Actuar con rectitud, no estar maniobrando de última hora por los cargos, no es triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de toda índole, esto perjudica al partido que lo hace ¿por qué lo perjudica? Porque en este caso le da argumentos al conservadurismo”. Eso les dijo y los mariachis callaron. El tal Noroña, que aspiraba y suspiraba, le dio su raspón al presidente y la miniserie corta de Netflix, ahí terminó. 

www.gilbertohaazdiez.com 

Adecúan Palacio Municipal de Córdoba para protección sanitaria de ciudadanía

ANTERIOR

Se estampa motociclista en el bulevar San Francisco de San Román

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Acertijos