Acertijos

OTRO CRIMEN A PERIODISTA

Acertijos

*Oh, agredir esa libertad de expresión. Camelot. 

El crimen enlutece al periodismo veracruzano. Al caer uno, caen parte de todos los que se dedican al periodismo. Las campanas tañen a duelo. A rencor y justicia. Durante la tarde de ayer, en las redes sociales comenzaron a circular las fotografías de Julio Valdivia Rodríguez (44 años). Ejecutado y puesto su cuerpo en unas vías del tren, para simular un accidente y su moto al lado, dieron vuelta al espectro del terror nacional. Los diarios importantes de México y del mundo, relataban ese suceso de crimen proditorio.  En Veracruz las campanas volvían a tañer por otro periodista muerto. Uno más que se suma a los números del terror, en el día después del Periodista. El gobierno envió sus tuiters, el secretario de Gobierno y el de Seguridad, reprobaron el acto y aseguraron que irían por él o los malhechores, la Fiscalía guardaba silencio. La Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), de inmediato, aparte de condenar el hecho y pedir justicia y pronta investigación, el secretario ejecutivo, Jorge Morales Vazquez, partió hacia la zona de Tezonapa, donde fue el crimen, se entrevistó con los fiscales y con la familia. Su periódico, el diario El Mundo de Córdoba, le dedicó toda la plana primera a lamentar y condenar el hecho y hablar del trabajo que allí desarrollaba desde hacía años. En la mañanera, Lord Molécula pidió al presidente aclarar el crimen. AMLO habló que conocía la zona de Tezonapa, una zona difícil, y que conocía la labor y el trabajo de prestigio del diario El Mundo: “Heroico es hacer periodismo en Córdoba, Veracruz. Se tiene que hacer justicia sobre el asesinato de un periodista”.  

DEL DIARIO EL PAIS 

El País: “La situación para los periodistas en el Estado de Veracruz es bastante complicada y delicada”, comenta Ana Laura Pérez, titular de la CEAPP, sobre todo por la precaria situación laboral del grueso de los comunicadores durante la pandemia, los recortes en los medios locales y la inseguridad. La organización Reporteros Sin Fronteras catalogó en 2017 a Veracruz como la zona más peligrosa de América Latina para el gremio periodístico. “Nos enoja y nos preocupa que siga pasando lo mismo en este país, sobre todo en este Estado, convulsionado por las agresiones a periodistas que no han parado sin importar quién gobierne”, reclama Raúl Arroniz, director del medio. La organización Artículo 19 da cuenta de otros tres asesinatos de periodistas mexicanos en 2020 relacionados con su labor periodística. En marzo, María Elena Ferral, periodista del Diario de Xalapa y directora del medio Quinto Poder, fue asesinada a tiros, también en Veracruz. En mayo, la hija de Ferral sufrió un atentado, pero salió ilesa gracias a la intervención de sus escoltas. Ese mismo mes, el periodista Jorge Miguel Armenta fue asesinado en Sonora, en el norte de México. Mientras que Pablo Morrugares, reportero de PM Noticias, fue asesinado a principios de agosto en el Estado de Guerrero, otro de los focos rojos de la violencia en el país. En los últimos 20 años, 134 periodistas han sido asesinados en México por hacer su labor, según Artículo 19”. El periodista Julio Valdivia, deja cuatro niños menores de edad sin padre, de 10, 6, 5 y 2 años. Muy doloroso, porque su familia dependía de él. La esposa no tiene manera de allegarse recursos. Lo doloroso del cobarde crimen. Descanse en paz. 

www.gilbertohaazdiez.com

Taxi provoca accidente en la avenida 13 y calle 9; una persona resulta con lesiones

ANTERIOR

Mujer denuncia agresión brutal del hijo del dueño del Hotel L’Orbe

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Acertijos