Acertijos

NO TE PREOCUPES, ROSARIO (PARTE IV)

*¿Qué hora son? Las que usted diga, Señor. ¿Cómo lo rifamos? Cómo usted diga, Señor. Camelot.

Lejanos quedaron aquellos días en que la voz presidencial la aupó a las grandes ligas. Aquel, no te preocupes, Rosario, que el presidente Peña Nieto le endilgó públicamente, la hizo sonreír y caminar airosa por las tierras mexicas. Donde pisaba no crecía la hierba. Pero el sexenio de la impunidad y el saqueo terminó y un nuevo gobierno llegó a encarcelarla. Rosario Robles Berlanga vive en la cárcel desde agosto del año pasado, por varias causas. Primero, la dejó detenida un juez pariente de la Padierna, quien la odiaba, luego ha tendido su camino de nostalgias y melancolías y de fracasos. Ayer mismo otro juez le negó un amparo donde la exfuncionaria de Sedesol pedía llevar el juicio fuera de la cárcel, como la amparaba la ley. Y salió a colación una pecata minuta, sucede que en el departamento donde vivía, que le rentaba su compañero de Gabinete, el esteta de la corrupción, Gerardo Ruiz Esparza, ese funcionario que goza de impunidad y de cabal salud y a quien la 4T no ha querido tocar ni con el pétalo de una rosa, cuando  dejó hoyos por todos lados, cráteres donde metió su mano corrupta. Santiago Nieto, el Eliot Ness de la Unidad de Inteligencia Financiera del SAT, dijo de Ruiz Esparza: “En la SCT no dejaron piedra sin labrar”. O sea, le metieron la mano a todo. Y nadie va por él. Entre España, Europa y el Edomex, cuando aparece, Ruiz Esparza vive su vida de impunidad protegido por un convenio, se dijo, entre presidentes. Sucede que el juez sospechó de ella porque cuando le rentó un departamento a Ruiz Esparza, en Reforma 222, durante su paso por la secretaría de Desarrollo Social, Rosario dejó a uno de los avales que estaba metido en el fraude de la Estafa Maestra, y de ahí se agarró este juez. La renta era por 37 mil pesos mensuales, que Ruiz Esparza rentaba, departamento con un valor de 18 millones de pesos. Pura vida, diría Clavillazo.

CIUDAD MENDOZA

Hace rato que no veo al alcalde mendocino, Melitón Reyes Larios, con todo y estar tan cerca. Desde su llegada me he reunido con él un par de veces y me ha platicado de su inquietud por esa ciudad que lo vio nacer, a él y a buena parte de su familia, incluido su hermano, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, que reza por él y los pobladores de todo Veracruz, todos los días. Una mañana, al desayunar en restaurante orizabeño (Foods and Jobs), en compañía del padre Alejandro Melchor, me comentaba de sus inquietudes porque Mendoza se había convertido en una ciudad sin las fuerzas federales ni estatales apoyando en la seguridad a esa ciudad obrera. De sus pocos policías con los que contaba y de que había varios levantones. Ahora replica lo mismo. En una entrevista en un diario local, se quejó que ni las autoridades estatales ni federales presten atención a ese tramo de la muerte, el llamado Triángulo de las Bermudas, entre las cumbres de Acultzingo y Maltrata, donde la delincuencia ha tomado como territorio ocupado, y a diario se sabe de un asalto a familias que van o vienen a la Ciudad de México o a Puebla. El alcalde comenta que le escribió hace meses al secretario Alfonso Durazo, y les ofreció un sitio y terreno de tres hectáreas para que construyeran el cuartel militar, para la Guardia Nacional. Esta zona está que arde. El Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, documentó 11 secuestros en enero. Ahora mismo se exhibe en los diarios el levantón de otro empresario. Remata el alcalde que esa ruta carretera está catalogada entre las más peligrosas del país, y el mismo presidente Andrés Manuel lo señaló no hace mucho. Y las patrullas federales, bien gracias.

www.gilbertohaazdiez.com  

Así responde Enrique Guzmán a la controversia sobre que Silvia Pinal se inyectó plástico en el rostro

ANTERIOR

Concurso de declamación realiza Zona 16 de secundarias técnicas

SIGUIENTE

Te puede interesar

Más en Acertijos