MARCELO Y EL BAD HOMBRE

+La felicidad está de luto. Murió Gualberto Castro, con él muere parte de la música de la OTI. Hasta que vuelvas, detengo el tiempo. Descanse en paz el gran cantante. Camelot.

 

La reunión en Osaka, Japón, con el Grupo de los G-20, donde AMLO despreció asistencia, aunque todos los conocedores le decían que fuera, que no se iba a engentar porque representa a un país que ha sido respetado en su política internacional, siempre. Ahora no. Desde los desvaríos de la 4T de apoyar al gorila y dictador Maduro, México vivió horas de pena. Luego, se nos apareció el bad hombre, Donald Trump y nos hizo manita de puerco y todo lo que se la ha ocurrido. La reunión del Grupo G-20, llegan con la foto del migrante ahogado junto con su nena, que recorrió las portadas de los diarios del mundo y avergonzó a toda una humanidad, que ve a Trump como el engendro del mal. El Papa Francisco comentó no hace mucho que México tiene una gran bronca con el Diablo. Claro, Santo Padre, la tenemos con dos Diablos, el original y su hijo, Donald Trump. Alguna de vez de hace años, el cantante Bono, que es muy humano y la ONU le reconoce sus trabajos en bien de la humanidad, llegó de invitado a la Cumbre de los G-8, que eran entonces, cuando entró a esa mesa donde estaban los Jefes de estado y sus achichincles, todos se pusieron de pie. Bono, cantante de U2, dos veces nominado al Nobel de la Paz por sus trabajos en el combate a la pobreza en África, y su petición de cancelar la deuda externa de países del Tercer Mundo, caballero comendador de honor de la Orden del Imperio Británico, al verles y saludarles de mano en mano, cuando habló, les dijo: “Disculpen mi nerviosismo, no estoy acostumbrado a hablar para menos de 40 mil personas”. Y todos rieron y aplaudieron. Era un tigre al lado de esos tigres. Las fotos de Marcelo Ebrard son elocuentes. Se encuentra con el demonio republicano, en una de ellas parece que hacen piedra, papel o tijeras. Qué los dioses cuiden a Marcelo, y se aleje de ese bad hombre, por el bien de México. Es mejor aliarse con Putin, el que no es Putin, para acalambrar al americano.

NUMERALIA DE LA MUERTE

Veracruz continúa a la cabeza de los feminicidios y secuestros contra mujeres. 76 asesinatos y 52 secuestros de enero a mayo (El Mundo de Orizaba, pag 5) Los 15 municipios con más feminicidios son: Xalapa, 8 asesinatos, Córdoba y Veracruz, 5 cada uno; Coatzacoalcos y Papantala, 3 cada uno; Agua Dulce, Emiliano Zapata, Orizaba, Poza Rica, Rio Blanco, Tecolutla, Tierra Blanca. Tlachichilco y Tuxpan, con dos cada uno. El bendecido alcalde mendocino, Melitón Reyes Larios, denunció 55 secuestros en Ciudad Mendoza, y aclaró que a la reunión fallida de seguridad en Talleres y Aceros, donde no vino Alfonso Durazo, primero lo habían invitado y luego lo desinvitaron, “alguien no quiso que yo viera al gobernador”, se quejó.

ÑO QUE ÑO

El presidente AMLO se sentó en esa mesa con los banqueros mexicanos y extranjeros, esos que la leyenda dice: “Si ves saltar a un banquero por la ventana de un edificio de 29 pisos, salta tras de él, algo habrá de bueno”. Son los neoliberales y quizá todos fifís, pero tienen la pasta, el dinero que la 4T necesita para salir de las broncas donde se ha metido, porque es cierto que la corrupción que generó Peña Nieto fue de órdago, de bateo arriba de los 400, por hablar de términos beisboleros, pero la economía no andaba tan jodida, tan amolada. Bueno, esos banqueros ya le van a prestar 8 mil millones de dólares para Pemex, la paraestatal que hace agua, que se desfonda como barco sin rumbo – como aquel Titánic que su lema decía que no lo hundía ni Dios, y no, el Señor andaba ocupado en otros lados, fue un iceberg y el burro vigía que no lo vio-, donde todo huele a gas malo en Pemex, algo huele podrido a Dinamarca, según Shakespeare en Hamlet. Son 23 bancos los que le prestarán el dinero y colorín, colorado, ese cuento se ha acabado, me canso ganso. Para gobernar bien a un país, se necesitan a los hombres del dinero, son los industriales y empresarios los que crean empleos y hacen que la economía crezca. Hay una vieja experiencia, cuando el presidente Echeverría se peleó con ellos, y gritaba a todo pulmón que las finanzas se manejaban desde Los Pinos, nos fue como en feria. Su Arriba y Adelante lo catapultó al precipicio de la historia, donde la historia lo apabulló, lo juzgó mal. AMLO sabe de esa historia.

www.gilbertohaazdiez.com