Acertijos

LUCHAS ENCARNIZADAS

*Ódiame por piedad, yo te lo pido. Camelot

 

Mientras los otros presidentes, acusados por AMLO de saqueadores y de encubridores de los robos a Pemex, guardan silencio sepulcral, mas Peña Nieto que, en su sexenio, se dieron los más grandes robos a la nación, no solo en el petróleo, no han abierto la caja de pandora en las obras de la SCT, donde el presunto saqueador, Gerardo Ruiz Esparza, hacía de esa dependencia lo que quería, con la complicidad del presidente, al que solo le faltó decirle: “No te preocupes, Gerardo”, como una mañana lo hizo con Rosario Robles. El presidente Peña goza de cabal salud y sale a cenar a restaurantes argentinos en el Edomex. Sin pena, con sus escoltas ya pagados por él mismo, pero con la tranquilidad de que esta 4T no le hará nada, solo descalificaciones en las conferencias mañaneras, pero esas descalificaciones no duelen, ni siquiera abollan el pensamiento. Vive la vida loca al amparo de la impunidad. Los otros presidentes, Calderón se defiende a ratos y de vez en cuando revira. Salinas ni los ve ni los oye. Zedillo vive en otro planeta, alejado desde hace años de ese México del que salió fastidiado y odiando al PRI, el partido que lo postuló. Ninguna de esas amenazas les llega a algunos. Son como aquella de cuando Napoleón guerreaba y el Papa, tiempo en que los papas tenían ejércitos, le mandó una excomunión adonde se encontrara, Urbi et orbi. Cuando le avisaron a Napoleón lo que había hecho el Papa, pidió a sus cañoneros apuntaran un par de cañones hacia Roma, al Vaticano. Aquello quedaba lejísimos, pensaba la tropa que el General había enloquecido, algo habría fumado por la mañana. Aun así les dijo: apunten y fuego. Las balas de cañón de la artillería llegaron a unos 600 metros, la distancia adonde llegaban esas municiones, esas bolas de hierro fundidas. Entonces Napoleón dijo, fuerte para que lo oyera la tropa: “Ahí donde cayó el disparo, allí mismo me llegó la excomunión de ese Papa”. O sea, ni lo tocó. Lanza tus penas al viento, como los Hermanos Carreón.

LA DE FOX

Entre los presidentes que no han  guardo sepulcral silencio, ahí está Vicente Fox Quezada. En el tuiter de ayer, la herramienta donde todos se dan, le escribió a Andrés Manuel: “Insiste López Obrador de llevarme a juicio por huachicol. Solo en 45 días hay más huachicol y barriles que durante toda mi administración. Calumniar para justificarte ante el pueblo es el peor delito democrático que existe. No seas lengua suelta, prueba tus dichos o cállate chachalaca”. Sopas.

LOS ENCONOS

El encono y la división del país está subiendo peligrosamente de nivel, y los crímenes de la delincuencia siguen incrementándose y nadie voltea hacia ese lado, enfrascados si tendremos o no desabasto, el país se les disuelve entre las manos a muchos estados de la Republica, hay crímenes por doquier, y no hay el intermediario que logre detener los soliloquios, las soflamas incendiarias, Las denostaciones, los agravios, los insultos, las injurias, las calumnias. El presidente atiza el fuego por las mañanas, y si menciona a los expresidentes del país, debe ejercer acción penal a la voz de ya. O dejarles en paz. Hay que ejercer la ley. No parecer un Charles Bronson callejero haciéndose justicia por propia mano. Las redes sociales arden en envidias. En dimes y diretes. Han rebasado los espacios de los diarios y las televisoras y estaciones de radio, porque ahí, salvo contadas excepciones, se puede decir lo que gustes, se puede insultar a la manera que se quieras, y se pueden inventar mil cosas y más. Hay que tener cuidado, mucho cuidado, el presidente Abraham Lincoln lo escribió cuando dos bandos de su nación comenzaban a reñir, por la causa que fuera, lo que los llevó a esa desgarradora Guerra Civil de Estados Unidos. Lanzó aquel discurso de La Casa Dividida: “Una casa dividida contra sí misma no puede sostenerse en pie”. Lo tomó de un versículo o parábola de Mateo, ya ven ustedes que en La Biblia se encuentra todo aquello que ennoblece: “Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie”.

O sea que, cuidado, mucho cuidado, diría José José.

www.gilbertohaazdiez.com

 

Abre SEV convocatoria para reconocer la Labor del Maestro Veracruzano

Anterior

Presidente del Congreso Local recibe a alcaldesas del norte de Veracruz

Siguiente

Te puede interesar

mas en Acertijos